Una canción de una cantautora de Los Ángeles que fue interpretada a capela durante la Marcha de las Mujeres en Washington ha sido adoptada como el himno de este movimiento.