domingo, 16 junio 2019, 00:33
Mostrando artículos por etiqueta: De la Historia deportiva

Cuando llega lleno de optimismo a Inglaterra, lo sorprende su no aparición en la lista de los participantes. Piensa que es un error. Al indagar, la verdad lo golpea.

Publicado en Recomendamos

¡Qué clase de vuelo! Y aterrizaje sabroso. Cuando miden, el brasileño Joao Carlo de Oliveira entra por la puerta grande hacia la gloria en los Panamericanos de Ciudad de México 1975

Publicado en Deportes

Un año antes, en los Centroamericanos y del Caribe de Panamá, había mostrado su buen quehacer, sobre todo prometedor: venció con 16.33 y dejó atrás a dos coterráneos.

Publicado en Deportes

El as de la cita azteca no presentaba siquiera un premio centroamericano en Santo Domingo 1974, donde terminó cuarto en los 3 000 con obstáculos y noveno en los 5 000 lisos.

Publicado en Deportes

El aspirante no se ha amilanado en este combate acogido por el Capital Center de Maryland, el 14 de mayo de 1977, ante la realidad y la leyenda enorme que es su rival.

Publicado en Deportes

Juegos Olímpicos de Tokio 1964. Primer cubano medallista olímpico después de la victoria de nuestro pueblo: segundo en los 100 lisos con 10.2; solo superado por Bob Hayes, quien logra 10 segundos. Segunda trompada y noqueadora. 

Publicado en Recomendamos

En la historia reciente del deporte cubano el judo descuella con grandes figuras, sobre todo en el sector femenino. A una de esas grandes estrellas queremos recordar hoy: la judoca Janet Bermoy, que no hace mucho le dijo adiós al deporte activo. Ya extrañamos a este huracán de los tatamis cuando, por causa de su maternidad, se mantuvo alejada de las lides. Entendidos y aficionados aguardaban su retorno. Pero decidió la despedida para dar atención mayor a su más importante medalla: la descendencia. Válida y respetable determinación aunque le duela a la familia de la justas del músculo.

Esperamos, eso sí, que se mantenga ligada de alguna forma al deporte creado por el japonés Jigoro Kano, Su experiencia, sus conocimientos se necesitan en la base y la cima, especialmente en el sector femenino que no anda como deseamos. Y la ausencia de Veitía pesa, sin negar los saberes y la honestidad del nuevo entrenador: Yordanis Arencibia. Buen apoyo sería la presencia de Janet.

La muchacha consiguió una aplaudible hoja de servicios donde aparecen preseas nacionales, centrocaribeñas, continentales y de las máximas citas. Se escribe sin problemas que reinó en los 54y los 62 kilos en los Panamericanos de 2007 y 2011, respectivamente, o contendió fuerte en los predios olímpicos donde alcanzó dos galardones de plata.

Lo difícil es reflejar con frases lo que debió hacer e hizo en el entrenamiento y los combates, los sacrificios que realizó desde niña para arribar a tanta altura; dar de lado incluso a cuestiones lógicas para una persona de quehacer normal, desde el sabor de los dulces o de los bailes, más sabroso en la niñez, la adolescencia y la juventud, las que consagraste en gran medida a las batallas y el adiestramiento relacionados con este arte marcial.

A Janet le aseguro: surgirán nuevos valores pero nunca te olvidaremos; voy mas allá : si estas quieren triunfar deben partir de los logros y el ejemplo de ella, de Driulis, Legna, Odalis, Amarilis, Estela, Daima, Lupetey, y la vigente estrella, Idalys… Sí, eternas muchachas, verdaderas glorias del deporte.

No te decimos adiós Janet Bermoy: queremos que sigas, de alguna u otra manera, ligada a tu gran amor, el judo.

Publicado en Deportes

Julio Díaz decidió dejar el boxeo por amor a su madre. Pero lo que nunca pudo abandonar fue la lucha revolucionaria, esa que lo llevó al Moncada, a la prisión, al Granma y a caer en el Uvero. De los mártires del altar de la patria. 

Publicado en Deportes

Era el astro de su país en la velocidad pero las dudas de los escépticos lo golpeaban. Por suerte, la razón, la lógica y la justicia vencieron.

Publicado en Recomendamos