sábado, 22 febrero 2020, 08:45
Internacionales

“Son las pistas. Si no quieres hacerte mal, quédate en casa”. Esta era una de las frases que solía repetir Marco Simoncelli. Tenía 24 años cuando perdió el control de su moto.