sábado, 25 enero 2020, 12:58
Jueves, 25 Agosto 2011 09:55

Daegu en conteo regresivo: saltos, opciones, medallas

Escrito por  Harold Iglesias
Valora este artículo
(2 votos)

Cuba, quinta en el medallero histórico de estas lides y mejor país de Latinoamérica (18-21-6), estará con 31 atletas.

Cinco días para que se suba el telón del que a mi juicio después de los Juegos Olímpicos y el Mundial de Fútbol clasifica como el tercer evento deportivo de mayor magnitud: el Campeonato Mundial de Atletismo que en esta, su XIII edición acogerá la ciudad sudcoreana de Daegu.

Y es que la IAAF es un monstruo poderoso que acoge a 212 federaciones nacionales y tiene uno de los calendarios más serios e intensos del mundo del músculo, ya sea en temporada invernal, o estival, sobresaliendo en esta última la Liga de Diamante.

Cuba, quinta en el medallero histórico de estas lides y mejor país de Latinoamérica (18-21-6) tuvo un performance cuestionable en la edición precedente de Berlín, pues recaló en el duodécimo escaño del medallero con un metal áureo, cuatro platas y un bronce. En este sentido es Estados Unidos el puntero de por vida (120-66-64) por delante de Rusia (59-79-64) Alemania (48-47-54) Kenya (31-27-25).

Pero ojo, el vertiginoso repunte en las últimas versiones de Etiopía (18-16-15), Reino Unido (16-25-28) y Jamaica (14-36-30) hacen que en Daegu tiemble nuestra posición en el quinteto de vanguardia.

Esta vez los antillanos irán con una armada de 31 "legionarios", de ellos 11 que buscarán tocar la gloria en el tanque de saltos. Por eso considero prudente iniciar el análisis de las posibilidades reales de los nuestros en esta área, que nos deparó una presea de cada color en la capital alemana.

PARA SALTAR OBSTÁCULOS Y RIVALES SE NECESITA…

Lógico comenzar por la guantanamera de 26 años Yargelis Savigne, doble titular del orbe en el triple salto y quien comparte el tope anual (14.99 metros) con la colombiana Caterine Ibargüen. Claro el de Yargelis conseguido el pasado ocho de julio en el Saint-Denis Parisino, mientras la atleta cafetera clavó los pinchos el día 13 en sus predios. La Savigne posee cuatro de los 10 registros cimeros, pero los escollos más fuertes los hallará en la ucraniana Olha Saladuha (14.98) y la kazaja Olga Rypakova (14.96).

Tampoco puede descuidar a la griega Paraskeví Papahrístou (14.72) y la rusa Natalia Kutyakova (14.67) ambas con mejores brincos que el resto de las "mosqueteras" antillanas: Mabel Gay (14.65) Dailenys Alcántara (14.56) con tan solo 20 abriles y Yarianna Martínez (14.42) todos conseguidos acá en la Habana.

Un trío de hombres tratará de mantener el prestigio de la escuela cubana, encabezados por el bronceado en tierras germanas Alexis Copello (17.68). Junto a él intentarán andar finos con sus resortes Arnie David Girat (17.29) y Yoandri Betanzos (17.23). Eso sí, aquí el mambo sonará bien duro cerca del podio, pues la presencia de jerarcas como el Francés Teddy Tamgho (17.91) líder del escalafón mundial, el británico Phillips Idowu (17.59) el nacionalizado ucraniano Sherif El-Sherif (17.72) y el archiconocido sueco Christian Olson (17.29) le pondrá acordes supremos a la final.

Del triple a la pértiga, modalidad que ha resurgido bien fuerte con récords nacionales impuestos por las dos figuras principales: Lázaro Borges (5.75 logrados en Zaragoza) y Yarisley Silva (4.66 en Barcelona). A ellos al parecer bendecidos por el cielo de España, los acompañará Dailis Caballero (4.51). Amén de sus primacías las opciones de medallas se antojan harto difíciles, pues entre hombres cinco rebasan la marca de Borges y otros tres lo igualan, con el francés Renaud Lavillenie (5.90) a la cabeza, mientras que a Silva la adelantan nueve, lideradas por la estadounidense Jennifer Suhr (4.91).

Cierra el escuadrón de saltamontes otro que conoce de metales al máximo nivel: el santiaguero de 29 años Víctor Moya, plateado en Helsinki’05 con 2.29 y quien ahora consiguió en Barquisimeto, como parte de los IV Juegos del ALBA la marca mínima A requerida, fijada en un centímetro menos.

Una treintena de canguros lo superan, y desde la cima mira el también estadounidense Jesse Williams (2.37).

La realidad, es que con el peso del reto sobre los hombros, nuestros saltadores estarán urgidos de saborear un coctel basado en tres ingredientes fundamentales: estamina, deseos y competitividad. Veremos quien lo bebe y digiere mejor en pos del podio universal en tierras de Sudcorea.

Visto 3579 veces

Comentarios  

 
#1 Juan Ribera Seijas 25-08-2011 16:47
El atletismo es la competici&oacut e;n más bonita del mundo y un país pequeño consiguiendo muchos éxitos es un ejemplo.
Los fascistas odian esto y los Juegos Olímpicos.
Un ejemplo es que aquí en España siempre se silencian las medallas de Cuba.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar