martes, 12 noviembre 2019, 22:20
Sábado, 19 Octubre 2019 08:33

EEUU: Más balas, más muertos, estudio alarmante

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Más balas, más víctimas mortales, es -en resumen- la conclusión de un nuevo estudio de la Universidad de Columbia, que postula que prohibir los cargadores de gran capacidad (LCM, por sus siglas en inglés) podría reducir sustancialmente el número de muertos en los reiterados tiroteos masivos que se registran en Estados Unidos.


"La prohibición o no de los cargadores de gran capacidad es el centro del debate nacional sobre cómo reducir la violencia armada", expresó Louis Klarevas, profesor de investigación del Teachers College y autor principal del estudio. "Nuestra investigación sugiere que imponer restricciones estrictas a los LCM ofrece una solución legislativa práctica para ayudar a proteger a los estadounidenses de las amenazas de tiroteos masivos", agregó el experto.ambién llamados cargadores de alta capacidad, los LCM son dispositivos de alimentación de municiones desmontables que contienen más de 10 balas y permiten que un tirador siga disparando sin tener que detenerse para recargar.

Klarevas indicó que su investigación sugiere que las probabilidades de que una persona sobreviva a un tiroteo masivo aumentan significativamente cuando el arma del tirador no está equipada con un LCM. La conclusión es que, a menor cantidad de balas, más probabilidades de sobrevivir a un ataque de los que suelen registrarse en los campus universitarios en los últimos años.

Klaveras recordó cuando, en 2011 en Tucson, durante un acto político de la ex congresista de Arizona Gabrielle Giffords, se registró un ataque armado.

"El pistolero en ese ataque usó una pistola armada con un cargador de 33 balas para matar a seis y herir a otros 13, incluida Giffords", dijo.

"Imagine cuántas víctimas se habrían salvado si el pistolero hubiera disparado 23 balas menos ese día", indicó ejemplificando la ecuación.

El estudio de Columbia apunta a respaldar el proyecto de los demócratas de Connecticut, Chris Murphy y Richard Blumenthal, que esperan lograr la aprobación de una Ley Keep America Safe, que limitaría todos los cargadores de rifles y pistolas a 10 balas.

El atacante que en 2012 asesinó a 20 alumnos y seis empleados en la escuela primaria Sandy Hook en Newtown, Connecticut, tenía cargadores de 30 balas.

"Son multiplicadores de fuerza para el mal", indicó Blumenthal. "Las armas se vuelven doble y triplemente mortales debido a los cargadores de alta capacidad. No hay forma más sencilla y directa de salvar vidas que prohibir esos cargadores de alta capacidad".

No hubo respuesta inmediata de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) al nuevo estudio de la Universidad de Columbia, pero el grupo de armas se ha opuesto durante mucho tiempo a cualquier intento de prohibirlos.

Para llegar a sus conclusiones, los investigadores de Columbia analizaron de cerca los asesinatos en masa registrados en Estados Unidos entre 1990 y 2017.

Visto 415 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar