martes, 12 noviembre 2019, 21:20
Martes, 15 Octubre 2019 07:18

Unicef: Uno de cada tres niños sufre de desnutrición u obesidad

Escrito por  Prensa Latina
Valora este artículo
(0 votos)

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) alertó hoy en Londres que uno de cada tres niños menores de cinco años en el mundo está desnutrido u obeso debido a una mala o pobre alimentación.


Los alimentos son la base del desarrollo mental y físico de todos los niños, pero millones de ellos son privados de ese derecho, aseguró la directora ejecutiva de la Unicef, Henrietta Fore, al presentar este martes aquí el Estado Mundial de la Infancia 2019.

Tras resaltar que es la primera vez en los últimos 20 años que la organización internacional dedica un reporte anual a la alimentación y la nutrición, la funcionaria agregó que, a nivel global, uno de cada dos menores de cinco años padece de la llamada 'hambre oculta', asociada a la falta de vitaminas y otros nutrientes esenciales.

El sobrepeso es otro factor preocupante, pues el estudio detectó que uno de cada cinco niños es obeso, lo cual conlleva a un incremento de los casos de diabetes tipo 2, la estigmatización y la depresión, apuntó Fore ante un auditorio integrado por representantes del gobierno británico, miembros del cuerpo diplomático y periodistas.

En sentido general, esa triple carga (desnutrición, hambre oculta y obesidad) afectan a por lo menos 227 millones de menores de cinco años en todo el mundo.

La mala alimentación o falta de ella provoca además que 149 de ellos tengan problemas de crecimiento, mientras que otros 50 millones tengan un peso por debajo al normal para su edad, y 40 millones sean obesos.

A ello habría que sumar los 340 millones de niños con deficiencias de micronutrientes esenciales como vitaminas y minerales, agrega el reporte.

A nivel regional, el mayor porciento de menores de cinco años con talla y peso por debajo de lo normal se localizan en el sur de Asia y el África Subsahariana, el hambre oculta es más latente en el continente africano en general, y la obesidad resulta un mayor problema en Europa Central, Asia Central, Medio Oriente, el norte de África y Estados Unidos.

En opinión de la funcionaria, el objetivo del informe es llamar la atención sobre la necesidad de cambiar la forma en que las personas entienden y reaccionan al grave problema de la desnutrición y la obesidad infantil.

La clave no es está en darles solo la comida suficiente, sino proporcionarles una buena alimentación, señaló la directora ejecutiva de la Unicef, quien recalcó que una buena nutrición abre el camino para que los niños tengan una oportunidad justa en la vida.

De acuerdo con la Unicef, la globalización, la urbanización, las desigualdades y las crisis humanitarias y el cambio climático están provocando cambios negativos sin precedente en la nutrición infantil a nivel mundial.

Al respecto, el organismo internacional recomendó que para revertir esa situación es necesario crear un sistema capaz de suministra una dieta nutritiva, sostenible, barata y segura a la niñez.

Visto 568 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar