miércoles, 24 abril 2019, 08:33
Martes, 28 Agosto 2012 07:52

Viajes a Cuba: Torpe reto a la Florida

Escrito por  Nicanor León Cotayo
Valora este artículo
(8 votos)

Vale recordar que meses atrás dos congresistas del hampa política de Miami, David Rivera y Mayito Díaz-Balart, presentaron iniciativas para dañar los viajes de cubanoamericanos a su nación de origen.



Hace más de 50 años, el 30 de septiembre de 1960, el Departamento de Estado norteamericano “recomendó” a los ciudadanos de Estados Unidos no viajar a Cuba.

Fue quizás una de las primeras señales respecto a la política que después montarían, golpe a golpe, hasta incluir ese tipo de modalidad agresiva en su bloqueo a la isla.

El 10 de enero de 1963, a pocos días de finalizada la Crisis de Octubre, la agencia UPI dio a conocer desde Washington que la Pan American Airways no podría reanudar sus tradicionales viajes hacia La Habana.

Después sobrevino una historia plagada de sucesos pavorosos, tanto que constituyen un reto a la comprensión de futuras generaciones de estadounidenses, porque en aras de impedir esos traslados acudieron a todo.

Una anciana norteamericana que por tomar parte en una carrera en bicicleta fue duramente multada al regresar a Estados Unidos;  una maestra que por cumplir el deseo de sus padres condujo las cenizas de estos a suelo cubano y por eso le impusieron allá una elevada multa.

Otras víctimas, entre mil: un afinador de piano que se atrevió a ejercer gratuitamente su profesión en la isla; religiosos que distribuyeron biblias; estudiantes universitarios que viajaron a Cuba y más tarde fueron enjuiciados en el Capitolio, e incluso algunas muchachas –a la vista de todos- arrastradas por escaleras del edificio.

Hace solo algunos meses, dos congresistas de la ultraderecha de origen cubano de Miami, David Rivera y Mayito Díaz-Balart, presentaron iniciativas dirigidas a endurecer el bloqueo a los viajes de cubanoamericanos a su país de origen.

Con esos antecedentes el Departamento del Tesoro de Estados Unidos acaba de anunciar la aplicación de nuevas medidas que dificultan el traslado de cubanoamericanos residentes allí a su nación de origen.

El golpe va dirigido a enmarañar la renovación de las licencias entregadas en 2011 a los gestores de viajes, mientras la documentación para solicitar una autorización destinada a operar desplazamientos hacia la isla se multiplicó, de las seis páginas actuales, a cientos.

Las nuevas reglas establecidas por el Departamento del Tesoro

llegan al demencial extremo de exigir, para renovar las licencias, que sean argumentados “ampliamente” cada momento de los viajes realizados durante el último año para demostrar que no hicieron actividades de turismo.

Un comentario del periódico Detroit Free Press apuntó que la inmensa mayoría de las entidades con licencias de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) para financiar viajes a Cuba todavía carecen de sus renovaciones.

Entre las instituciones afectadas por ello se encuentran la Universidad de Harvard, el Museo Metropolitano de Arte y la National Geographic.

Llama la atención en un año electoral como este, y con el antecedente de la disminución de votos sufrida por W. Bush en la Florida durante las elecciones de 2004, luego de restringir los viajes y remesas a los cubanoamericanos, que ahora a poco más de ocho semanas de los comicios de noviembre la administración Obama se atreva a mover una ficha tan impopular.

Entonces vale recordar que meses atrás dos congresistas del hampa política de Miami, David Rivera y Mayito Díaz-Balart, presentaron iniciativas para dañar los viajes de cubanoamericanos a su nación de origen.

La Florida es considerada uno de los estados que pueden decidir las próximas elecciones de Estados Unidos y figuras como Ileana Ros-Lehtinen y Marco Rubio están haciendo de todo para que el candidato republicano, Mitt Romney, llegue a la Casa Blanca.

Quizás se adentran en otro error, al estilo de su campaña contra el viaje del papa Benedicto XVI a Cuba, de sus maquinaciones solapadas contra Obama o de sus públicos amoríos con los terroristas de Miami que incendiaron la agencia de viajes Airline Brokers.

No es posible hacer el juego a los propósitos de esos enemigos de los viajes a Cuba, entre otras cosas porque muchos votantes de la Florida podrían reaccionar igual o más enérgicamente que casi una década atrás.

Visto 2522 veces

El Departamento del Tesoro estadounidense aplica nuevas medidas que entorpecen la aplicación del programa Pueblo a Pueblo, establecido por el gobierno de Barack Obama en 2011.

Pero el gobernador es solo una fachada, más responsables del escándalo son la jefa del Comité de Relaciones de la Cámara de Representantes, Ileana Ros-Lehtinen,  y sus cómplices...

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar