martes, 22 octubre 2019, 01:47
Martes, 08 Octubre 2019 11:24

¡Cuidado!, hay perro

Escrito por  Magaly Zamora Morejón / ACN
Valora este artículo
(11 votos)

La observación de las buenas costumbres pasa también por el cuidado que se les brinde a esos animalitos que seleccionamos para que nos hagan compañía.


La anciana salía confiada de la farmacia, mientras trataba de guardar en el bolso los medicamentos adquiridos, cuando el fuerte ladrido de un imponente Rottweiler la hizo dar un grito de terror.

Apenas unos centímetros la separaron de una dentellada de aquel animal que, sin bozal, se paseaba por el bulevar de la ciudad atado con una fina correa a la mano de su dueño, el que, a su vez, conversaba animadamente con un conocido, sin prestar la mayor atención al comportamiento del can.

La anécdota, presenciada con sobresalto por varios transeúntes, no es un hecho aislado, todo lo contrario. En otra concurrida cuadra de la ciudad, todos los días a la misma hora, se pasea por la acera como amo y señor del lugar un hermoso Pastor alemán, mientras a varios metros de distancia su propietario le deja saber a las personas que se detienen atemorizadas, que el perro “no hace nada”.

Los casos de animales sin control en la vía pública son numerosos y pueden observarse en cualquier punto de la geografía, donde cada vez resulta menos común ver un perro con las fauces protegidas, ya sea en un parque, mercado o hasta dentro de una tienda.

Tales situaciones dejan ver conductas inapropiadas en el manejo de las mascotas, que si bien su posesión constituye un derecho de cualquier persona, también representa una obligación ante la protección de la sociedad y el propio animal.

Sobran ejemplos del actuar indolente de ciudadanos que violan las normas de convivencia, permitiendo a sus animales domésticos hacer las necesidades fisiológicas frente al garaje del vecino, en portales, aceras o en cualquier espacio común sin que encuentren ninguna resistencia.

Detrás de esas actitudes, por desgracia bastante frecuentes, hay un marcado egoísmo y menosprecio por la propiedad social, que hace a los individuos comportarse como si fueran los amos y señores de cuanto les rodea.

Es censurable la actitud de aquellos que toman un perro o ejemplar de cualquier especie bajo su custodia y no le proporcionan las condiciones indispensables para su subsistencia o no les controlan sus impulsos irracionales para evitar molestias al prójimo y exponen a otros a ser agredidos sin motivos.

Del perro, se ha dicho, es el mejor amigo del hombre, porque sabe corresponder con fidelidad al cuidado y cariño que este puede profesarle, sin embargo, no puede culparse a ellos, sino a sus dueños, por el comportamiento inadecuado que asumen en lugares públicos, ya sea por nerviosismo o sentirse acorralados entre extraños.

En el barrio, ese espacio de la sociedad que nos resulta cercano y donde confluyen personas de diversas edades, profesiones u oficios, es imprescindible ser comedidos y responsables para vivir en armonía y tener la tranquilidad que se requiere para el intercambio familiar, el estudio o el descanso.

La observación de las buenas costumbres pasa también por el cuidado que se les brinde a esos animalitos que seleccionamos para que nos hagan compañía, pero en el mejor de los casos, responden a nuestra decisión personal y no deben representar una molestia ni un riesgo para el resto de la sociedad.

Rescatar valores como el respeto hacia la propiedad social, el buen comportamiento ciudadano, el cumplimiento de las normas de cortesía y la solidaridad con el prójimo, no es un eslogan más, sino un imperativo impostergable para impedir que sucumban esas cualidades que nos han hecho fuertes y resistentes a cualquier adversidad.

Visto 1231 veces Modificado por última vez en Martes, 08 Octubre 2019 13:03
Más en esta categoría: « MIRAR(NOS): Es mejor prevenir...

Comentarios  

 
#7 virginia 10-10-2019 22:28
Gracias periodista por el artículo, realmente es una indisciplina social llevar perros a la calle sin arreos; pero en la viña del señor existe de todo, que me dicen de tantos y tantos perros abandonados por sus dueños? es una pena que los malos tratos a que estan expuestos estos infelices se prolongue hasta el fin de sus vidas sin tener una ley que los proteja
 
 
#6 Diana 10-10-2019 14:44
También no olviden las medidas a tomar con los dueños de los animales que lo sacan para hacer su pipi y su kaka a la calle y ensucian las aceras y las entradas a las casas de personas que no tienen animales. Entonces sus casas limpias y las aceras y las casas de los vecinos sucias hay que poner multas a esas personas que no recogen lo que hacen sus animales.
 
 
#5 carmen 09-10-2019 15:31
Buenas tardes, estoy plenamente de acuerdo con el artículo porque se hace muy necesario que los dueños de mascotas interioricen que no a todo el mundo le gustan los perros y también hay personas que les tienen miedo, no es mi caso pero existen, hay que sacar a los perros con sus arreos y tener cuidado y no entretenerse conversando y darle toda la atención al animalito que en realidad no sabe lo que hace sino que actúa como su dueño lo permite pero no menos importante es acabar de aprobar la ley de protección animal y que tenga un acápite donde se sancione a los dueños de mascotas que no tienen el debido cuidado con ellos y mucho más a los que los abandonan, vean los grupos de CEDA, la voz de los callejeros y tantos otros para que vean lo triste que es la vida de estos animalitos y hay muchas personas que ayudan rescatistas y animalistas pero hay muchos indolentes que les da lo mismo una cosa que otra, por favor hagan algo por las dos cosas, la ley y el acápite, Mimisma, un gran abrazo para usted, Tanya y su familia, recíbalo de Coky, Wendy, Miky y de mi familia.
 
 
#4 Jose 09-10-2019 14:28
Hola! La convivencia del hombre y el perro tarda aproximadamente 15000 años... de alguna manera se rompió. Yo vivo en los lugares donde tienes la oportunidad de hacer amistad con un guardia de rottweiler, ridgebag, pastor..., pero nunca con su maestro. El más grande es el perro más grande el corazón, el mayor amigo... no me importa que los perros, atención de la paga al propietario. Ese es mi consejo. No tengo una cicatriz de un animal, un perro, un amigo. El más grande, el mayor... El propietario debe tener el perro bajo control, que es sin discusión.
Perdóna por mi español, es mejor no ser... !Un buen día para Cuba! Jose
 
 
#3 Sol 09-10-2019 09:56
Hola a todos, y gracias por el artículo, adoro a los perros y de hecho tengo varios en casa, es una lástima que existan personas que cometan este tipo de indisciplina social y no tengan en cuenta que hay personas que le temen a los canes, espero que se sensibilicen con el tema y se llamen a evitar estos hechos, no solo por las personas sino también por la protección de los animales en sí.
 
 
#2 Penélope 09-10-2019 09:10
Muchas gracias periodista por este artículo. Yo personalmente le tengo miedo a los perros y nadie sabe los malos ratos que paso todos los dias, porque de historias como estas está llena La Habana y siempre me dicen... no se preocupe que el lo que hace es jugar, pero no muerde ...Y QUIEN LE DIJO A USTED QUE YO QUIERO JUGAR CON EL PERRO???. Por favor, tenga a su perro dentro de su propiedad y saquelo a hacer sus necesidades atado con una correa. Sueltan a los perros solos sin mirar a quien molesta. Se debe multar a quien no tenga control de sus mascotas.
 
 
#1 Mimisma 08-10-2019 14:04
Es una pena que esto suceda, que los dueños de estas mascotas permitan que estas hagan y deshagan por su libre alberdrio en nuestras calles, los Rottweiler son conocidos por su agresividad, pero también bien entrenados son acompañante y mascotas muy amorosas, Jasan es uno de ellos, observe esa mirada, mas allá de no aprobarse una Ley que proteja a estos del maltrato, si se debió aprobar una que sancione a los dueños que descuidan el andar de estos irresponsableme nte.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar