viernes, 22 noviembre 2019, 08:36
Lunes, 23 Septiembre 2019 20:18

Cumbre climática en ONU: hacer algo antes de que sea muy tarde

Escrito por  Ibis Fabe / PL
Valora este artículo
(0 votos)

El mundo se queda sin tiempo para poner fin y revertir los daños ocasionados por el cambio climático: los actuales patrones de desarrollo y las pocas acciones ambientales pueden llevar al planeta a un punto de no retorno.


Estas no son precisamente predicciones catastrofistas de autores de ciencia ficción, son las alertas de numerosos reportes científicos, de los cuales la ONU se hace eco con el fin de llamar la atención de toda la comunidad internacional.

Para mover a la acción y buscar mayores compromisos de sus 193 Estados miembros, el organismo multilateral organizó este 23 de septiembre la Cumbre de Acción Climática, para la cual el secretario general, António Guterres, pidió a los líderes mundiales traer planes concretos y no discursos.

El cambio climático es una tragedia que ya se siente, y para las nuevas generaciones el impacto será aún más dramático, advirtió el máximo representante de Naciones Unidas en su llamado.

La gran devastación que dejó el huracán Dorian en las Bahamas es muestra de ello, expresó, y vemos cómo aumentan los eventos extremos de este tipo.

Ahora más que nunca es necesario tomar medidas para enfrentar esos problemas y esperamos que en la Cumbre de Acción Climática los países adopten mayores compromisos de cara a alcanzar la neutralidad de carbono para 2050, reducir las emisiones contaminantes, y aumentar sus ambiciones en relación con metas trazadas en el Acuerdo de París, subrayó el diplomático portugués.

Del mismo modo, pidió incrementar los esfuerzos en temas de mitigación y adaptación.

Guterres también aseguró que urge crear un modelo más justo de desarrollo si se quiere enfrentar el cambio climático, y agradeció a los jóvenes por su liderazgo en esto.

Al dirigirse a los participantes de la Cumbre juvenil sobre el clima, el 21 de septiembre en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, señaló que muchas personas en todo el orbe sufren y mueren debido al impacto del cambio climático.

No vivimos en una globalización justa, quienes más sufren el cambio climático son quienes menos contribuyen a él, observó.

El cambio climático se mueve mucho más rápido que nosotros, pero aún hay subsidios para los combustibles fósiles y plantas que queman carbón, y en las cumbres internacionales es muy difícil ponerse de acuerdo en temas que son obvios como la necesidad de acabar con tales prácticas, observó.

Debemos seguir una agenda de acción climática y globalización justa, insistió el secretario general, para que los recursos se puedan distribuir de mejor manera.

Pero mi generación está fracasando en ese camino, por eso confío en los jóvenes para cambiar el rumbo, aseveró.

La secretaria general adjunta de la ONU, Amina Mohammed, también llamó a demostrar liderazgo en la Cumbre de Acción Climática, pues la situación actual es urgente y debe hacerse algo cuanto antes.

Todos los sectores deben unirse a los planes que surjan al calor de la cita: los oradores propondrán medidas concretas, y ya hay algunas iniciativas que han sido planteadas, pero es necesario contar con fondos para desarrollarlas, enfatizó.

Hace falta acelerar las acciones si queremos enfrentar la crisis climática y alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), apuntó, hay que invertir más en energías renovables para lograr la transición a sistemas limpios, y lograr la neutralidad de carbono, hay que ser más ambiciosos.

LO QUE DICE LA CIENCIA

Este fin de semana, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) publicó un reporte que destaca la urgencia de una transformación en sectores como el uso de la tierra y la energía para evitar un aumento peligroso de la temperatura global con impactos potencialmente irreversibles.

Existe una evidente y creciente brecha entre los objetivos acordados para abordar el calentamiento global y la realidad, resalta el informe Unidos en la Ciencia, que reúne detalles sobre el estado actual del clima y presenta tendencias en las emisiones y concentraciones atmosféricas de gases de efecto invernadero.

Esta investigación, realizada por la OMM y las principales organizaciones de ciencia climática del mundo, examina herramientas para apoyar la mitigación y adaptación.

La temperatura global promedio para 2015-2019 está en camino de ser la más cálida de cualquier otro período equivalente registrado. Actualmente se estima en 1,1 grados Celsius, un grado más por encima de los tiempos preindustriales (1850-1900).

En los últimos años, las olas de calor han sido las más letales y afectaron a todos los continentes: esos fenómenos, junto a los incendios récord y otros eventos devastadores como los ciclones tropicales, las inundaciones y la sequía tienen hoy gran impacto en el desarrollo socioeconómico y el medio ambiente.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el número de personas expuestas a las olas de calor aumentó en todo el mundo, contribuyendo a un mayor riesgo de enfermedad o muerte relacionada con este problema.

En tanto, reportes de la OMM indican que las mayores pérdidas económicas mundiales están ligadas a ciclones tropicales. La temporada de 2018 fue especialmente activa, con el mayor número de tormentas tropicales de todos los años en el siglo XXI.

Asimismo, prosigue la disminución continua del hielo marino y de la masa de hielo tanto en la capa ártica como en la antártica.

El aumento del nivel del mar se acelera debido a una mayor tasa de calentamiento y derretimiento de las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida Occidental.

Además, se produjo un aumento general del 26 por ciento en la acidez del océano desde el comienzo de la era industrial.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, las situaciones climáticas extremas se encuentran entre los principales impulsores de los recientes aumentos del hambre a nivel mundial.

Amplias áreas de África, América Central, Brasil y el Caribe, así como Australia, experimentaron gran aumento en la frecuencia de las condiciones de sequía de 2015 a 2017, en comparación con los últimos 14 años.

En estos momentos, los niveles de los principales gases de efecto invernadero de larga duración, dióxido de carbono (CO2), metano (CH4) y óxido nitroso (N2O), alcanzan niveles récord.

Las tendencias económicas y energéticas actuales sugieren que las emisiones serán al menos tan altas en 2019 como en 2018, y si la economía global se descarboniza al mismo ritmo que en los últimos 10 años, eso aún conduciría a un aumento en las emisiones globales.

Si la brecha de emisiones no se cierra para 2030, es muy posible que el objetivo de un aumento de temperatura muy inferior a dos grados Celsius esté fuera de alcance. Por eso, advierten las autoridades de ONU, es tan importante incrementar las ambiciones inmediatamente.

La Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas también desarrolló estudios sobre los devastadores efectos del cambio climático, los cuales arrojan que alrededor de un millón de especies están en peligro de extinción en el mundo y la vida disminuye a tasas sin precedentes.

Entre las especies más amenazadas se encuentran los anfibios, los corales y los mamíferos marinos.

La disminución de las especies de plantas y animales en la Tierra tendrá graves impactos en las personas de todo el mundo, pero la respuesta global actual es insuficiente y que urge un cambio transformador para proteger y restaurar la vida en la naturaleza, insistieron los autores del estudio.

El informe ofrece una gama de posibles escenarios para próximas décadas y se basa en el conocimiento indígena y local para trazar el camino a seguir.

De acuerdo con Robert Watson, químico británico implicado en la realización de este reporte, la salud de los ecosistemas se está deteriorando más rápidamente que nunca.

'Estamos erosionando los cimientos de nuestras economías, medios de vida, seguridad alimentaria, salud y calidad de vida en todo el mundo', dijo.

Pero no es demasiado tarde para hacer una diferencia si comenzamos a actuar ahora en todos los niveles, desde lo local hasta lo global, recalcó. En ese sentido, se necesita un cambio urgente y totalmente transformador.

Visto 301 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar