miércoles, 13 noviembre 2019, 17:54
Sábado, 14 Septiembre 2019 04:27

EN LIBRERÍAS: Brújulas que indican el camino de la décima

Escrito por  Rubén Ricardo Infante/ para CubaSí

El cuaderno Brújulas, publicado por Ediciones La Luz (2018) forma parte de la obra de la joven autora Elizabeth Reinosa (Holguín, 1988). Además de En la punta del iceberg (Ediciones La Luz, 2011), Striptease de la memoria (Ediciones Montecallado, 2016) y Formas de contener el vacío (Samarcanda, España, 2016).

Reinosa mereció en este año el Premio Calendario por su libro Líneas de tiempo, y recientemente La Luz dio a conocer Brújulas, volumen donde se agrupan un conjunto de décimas de alto valor para conocer cómo los jóvenes autores desarrollan un género considerado menos abordado entre las generaciones actuales.


Brújulas es un libro de confesiones. Pero estas confidencias no requieren ser un discurso memorioso de la vida, el tiempo y los amigos. Sino de aquellos que marcaron un destino, que enfocaron sus brújulas hacia una definición mejor de la persona, en este caso de la poeta.


En las cuatro secciones del libro, el lector encontrará esas huellas que el transcurso de los días va dejando en el individuo. Sus huellas testimonian sus miedos, las angustias y los deseos.


A lo largo del cuaderno aparecen referencias a temas como la Isla, la ciudad, la patria, el viaje, la casa…, lo que reafirma la idea anteriormente esbozada sobre el sentido confesional de la escritora y la manera en qué cada una de estas temáticas recobran una alta significación para la experiencia vivencial de quien escribe.


Sobre el viaje aparecen fragmentos que resultan reveladores de una zona de la poesía contemporánea cubana, donde se condensa junto a otros conceptos como patria, ciudad, casa, Isla. En el poema Equilibrio escribe al principio: Retrocede, pero avanza. / Emigra, pero regresa (p. 34)Idea que será redondeada páginas adelante cuando se confiesa: Yo me detengo, / no emigro hacia la nada, / me quedo sin estrategias, / no puedo gritar / pero no me importa. (p. 62)


La ciudad es una temática recurrente porque a través de esta temática se condensa la preocupación por el espacio íntimo y por el urbano, entendido como una extensión de la casa. En uno de los fragmentos escogidos se pregunta: ¿No sientes curiosidad por saber de la ciudad que duerme bajo el escombro? (p.19)


Referencias a cuadernos como Últimos días de una casa de Dulce María Loynaz y Papeles de un naufragio de Lourdes González aparecen también en Brújulas para fomentar las relaciones entre la literatura cubana de distintos momentos de escritura.


Estas brújulas siguen marcando el destino de la décima cubana y de su autora para situar la aguja hacia un punto definitivo: la poesía.

Modificado por última vez en Jueves, 19 Septiembre 2019 10:48

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar