jueves, 19 septiembre 2019, 07:16
Lunes, 09 Septiembre 2019 05:51

Sesiona Congreso de EE.UU. con apretada agenda

Escrito por  PL
Valora este artículo
(0 votos)

Los miembros del Congreso norteamericano regresan hoy a Washington tras largo receso y con una apretada agenda.


Entre los temas a abordar por los congresistas figuran las armas de fuego, el financiamiento del Gobierno y el Acuerdo comercial entre Estados Unidos, México y Canadá.

De acuerdo con la publicación The Hill, los legisladores tienen por delante gran cantidad de asuntos y una agenda muy apretada, pues el cronograma legislativo hasta fin de año solo incluye unos 40 días en los que ambas cámaras del Capitolio estarán en sesión.

Mientras la Cámara de Representantes y el Senado se encontraban en la pausa de agosto, el país vivió nuevos tiroteos masivos que reavivaron el debate sobre la violencia armada y renovaron los llamados de muchos sectores a leyes más estrictas para el control del acceso a esos artefactos.

En particular, las matanzas del 3 y 4 de agosto en El Paso, Texas, y Dayton, Ohio, llevaron a los legisladores a proponer diversas respuestas potenciales, como expandir las verificaciones de antecedentes de los compradores de armas, y medidas relacionadas con las enfermedades mentales y los videojuegos.

Sin embargo, a decir de The Hill, los miembros del Congreso 'aún no han encontrado un proyecto de ley que pueda llegar al escritorio del presidente Donald Trump y ganar su firma'.

En febrero pasado, la Cámara Baja, de mayoría demócrata, aprobó una normativa de verificación universal de antecedentes, pero el jefe de la Casa Blanca amenazó con vetar esa legislación y el liderazgo republicano del Senado no lo ha llevado a consideración del pleno.

Al mismo tiempo, el Congreso tiene hasta el final de este mes para aprobar los fondos que permitan continuar funcionando al Gobierno federal y evitar un nuevo estancamiento, luego del cierre parcial de 35 días que se prolongó desde finales de 2018 hasta de 25 de enero.

Si bien la Cámara Baja avaló 10 de sus 12 proyectos anuales de financiación, el Senado no pasó ninguno, en espera de que los líderes del Congreso y Trump llegaran a un acuerdo presupuestario de dos años.

El Comité de Asignaciones debe comenzar a votar esas legislaciones el 12 de septiembre, pero incluso si el Senado logra avanzar con todas las normativas para el 30 de septiembre, aún tendría que llegar a una conciliación con la Cámara Baja.

Por eso, el Capitolio podría tener que conformarse de momento con dar luz verde a una resolución continua a corto plazo que prolongaría temporalmente los niveles actuales de gasto, y dejaría para diciembre otra pelea por el financiamiento.

A ello se une que la administración Trump quiere que el Congreso autorice el nuevo acuerdo comercial que el mandatario firmó a finales de 2018 con México y Canadá (Umsca, según sus siglas en inglés), con el fin de sustituir el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Durante una serie de reuniones antes del receso de agosto, los demócratas de la Cámara Baja establecieron un conjunto de demandas que se tendrían que cumplir para respaldar el Usmca, incluidas las protecciones para el medio ambiente y los trabajadores, así como cambios en las disposiciones sobre las compañías farmacéuticas.

El titular del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara Baja, el demócrata Richard Neal, expresó a sus colegas en una conversación telefónica la semana pasada que, si bien un grupo de trabajo creado para abordar el acuerdo estaba haciendo un progreso significativo, el pacto 'todavía no está listo para su aprobación', difundió el sitio digital Politico.

Junto a todas esas tareas legislativas, la mayoría demócrata de la Cámara Baja también seguirá adelante con sus investigaciones sobre la administración Trump, cuando continúan sin apagarse los llamados de muchos legisladores a iniciar un proceso de juicio político contra el mandatario republicano.

Además, se espera que los senadores voten este mes una resolución relacionada con la venta de armas y la asistencia de seguridad de Estados Unidos a Arabia Saudita, un tema en el cual el Congreso se ha mostrado dispuesto a desafiar el apoyo de Trump a Riad.

Otras cuestiones que demandarán tiempo del dividido Congreso norteamericano son la Ley de Autorización de Defensa Nacional y la búsqueda de un terreno común para reducir los precios de los medicamentos recetados.

Al emprender las discusiones sobre esos y otros asuntos, los miembros de cada partido seguramente incluirán en la balanza el costo o la ganancia política que puedan obtener de cara a noviembre de 2020, cuando se celebrarán elecciones presidenciales y volverá a decidirse el balance de fuerzas del Capitolio.

Visto 245 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar