domingo, 17 noviembre 2019, 09:43
Domingo, 01 Septiembre 2019 05:48

La Cumbre del G7: Muchos besos y pocas nueces

Escrito por  M. H. Lagarde
Valora este artículo
(0 votos)

Lo más trascendente de la reunión de los países más poderosos del mundo, Cumbre G7, parecen ser las fotos de los «cariñosos» saludos entre los presidentes y sus primeras damas.


A pesar de la sorpresiva invitación del presidente francés Emmanuel Macron al canciller iraní, Mohamad Javad Zarif, y de la convergencia sobre abatir los incendios en la Amazonía, lo más trascendente de la reunión de los países más poderosos del mundo, Cumbre G7, parecen ser las fotos de los «cariñosos» saludos entre los presidentes y sus primeras damas.

La foto del beso entre Melania Trump y Justin Trudeau se volvió viral y todavía hoy, varios días después de finalizada la Cumbre, sigue dando qué hablar en medios de prensa y redes sociales.

Memes y frases satíricas como «Quédate con quien te mira como Melania mira a Trudeau» y «Ordeno la construcción de un muro entre Melania y Trudeau» sirven de pie a la instantánea en que el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y la primera dama estadounidense, Melania Trump, se saludan con un beso en la sesión de fotos de líderes del G7.

Entre las imágenes difundidas por las agencias sobresale también el momento en que Trump saludó a la primera dama francesa, Brigitte Macron, y a la canciller alemana, Ángela Merkel.

alt


alt

Más que una exhibición de «pasiones» ocultas, el «besuqueo» de la Cumbre del G7, que de una forma u otra implica al controvertido presidente norteamericano, es una muestra de la hipocresía consustancial a una «diplomacia» que intenta ocultar las contradicciones de la decadencia del actual capitalismo mundial.

Conocidos son los encontronazos entre Trump y Trudeau, a quien el presidente norteamericano calificó un año antes, por las tensiones relacionadas con el comercio que estallaron entre ambos durante la Cumbre del G7 en Canadá, de «sumiso», «deshonesto» y «débil».

De igual forma, las relaciones del líder norteamericano con el presidente francés, Macron, acerca de temas sobre el cambio climático, tampoco han sido muy armoniosas.

De hecho, antes de asistir a Biarritz, Francia, Trump dejó en claro su desdén por ese tipo de encuentros, y en conversaciones con asistentes, se preguntó por qué debería participar este año.

Para el autoproclamado emperador del mundo, las Cumbres del G7 son un uso particularmente improductivo de su tiempo. No obstante, antes de partir hacia Francia, Trump insistió en que esperaba reunirse con amigos, aunque reconoció que no estaba exactamente en buenos términos con cada uno de los líderes con los que se encontraría.

«Creo que será muy productivo ver a los líderes, que son amigos míos, en su mayor parte», dijo cuando salía de la Casa Blanca. «No diría el 100% de los casos, pero en su mayor parte».

En fin, que, baboseo aparte, después de finalizada la Cumbre en Biarritz, Francia, el mundo sigue exactamente igual.

Visto 378 veces Modificado por última vez en Lunes, 02 Septiembre 2019 06:32

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar