jueves, 19 septiembre 2019, 06:36
Viernes, 30 Agosto 2019 04:35

DE LAS REDES: ¿Camareros robots?

Escrito por  Alina M. Lotti / CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)

La noticia nos llega ahora desde Valencia, España, donde un empresario chino ha importado la moda de emplear los robots en el servicio de los restaurantes.


Justo por estos días de agosto, en el barrio de la comunidad valenciana de Benimaclet, un camarero robot se robará la atención de quienes visiten Crensa, un restaurante asiático, donde se fusiona la cocina española con la china.

El joven empresario llamado Zhijie Yan ha importado esta moda desde China, un país de punta en el desarrollo de este tipo de tecnologías. De hecho, la nueva tendencia se conoce como «robolución».

Los robots, como se supone, no tomarán órdenes, ni responderán a las solicitudes directas de los clientes, por los que los camareros tradicionales continuarán siendo necesarios. No obstante, los ayudarán llevando los platos a cada mesa y los liberarán de ciertas tareas como la de servir. Además, seis robots cocinarán gran parte del menú y acompañamiento.

crensa robots valencia restaurante 2 cubasi

¿Qué sorpresas nos traerán los robots en los próximos años?

Puede que de aquí a unos años, estos aparatos surgidos a partir del desarrollo de la ciencia y la innovación tecnológica abran las puertas de los lugares, saluden afectuosamente a los clientes y sustituyan por completo la fuerza de trabajo de los seres humanos. ¡Ya veremos!

Visto 579 veces Modificado por última vez en Sábado, 31 Agosto 2019 05:23

Si antes eran el oro, el cobre, la plata, el litio y el carbón, por mencionar algunos, en la actualidad estos pedazos de hielo se convierten también en una fuente de riqueza.

En su trabajo para BMW, Esther Mahlangu creó patrones que vinculan la tradición de los Ndebele con las esencias que distinguen a la marca.

Comentarios  

 
#1 UNA TARDE DE NOVIEMB 30-08-2019 08:37
Ellos siempre serán una subordinación al intelecto humano....... no hay razón para temerles en un futuro..... por supuesto...... en dependencia de los sentimientos humanos de sus creadores y empleadores.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar