viernes, 13 diciembre 2019, 10:56
Lunes, 02 Septiembre 2019 04:37

RUTA OLÍMPICA: Stanislawa Walasiewicz, ¿campeona o campeón?

Escrito por  Víctor Joaquín Ortega / Especial para CubaSí
Valora este artículo
(6 votos)

Desde el inicio, las tres damas se despegan del grupo que compite en la final de los cien metros planos de los Juegos Olímpicos de 1932: la polaca Stanislawa Walasiewicz, la canadiense Hida Striks y la estadounidense Wilhelmina Von Bremen.


Las dos primeras sobrepasan la meta juntas en la pista de los Ángeles. Al lograr 11.9, rompen la marca mundial. Pero la europea ha entrado primero: para ella la medalla dorada y la dicha del récord. A la representante de la sede corresponde el tercer puesto por sus 12 segundos. La Von Bremen se corona en el relevo corto mientras que hay plata en la especialidad para la subcampeona.

Berlín 1936, XI Juegos: La vencedora de hace cuatro años contiende en la prueba reina. Llega a la fase decisiva. Allí la supera Helen Stepen (EE.UU.), quien, con 11.5, le dice adiós al mejor tiempo del planeta. La vicetitular consigue 11.7. El escalón de bronce lo ocupa la alemana Kathe Krauss con 11.9. La Stepen agrega otro gran premio al integrar el conjunto de relevo triunfal en el 4 x 100.


La de Polonia con posterioridad decide establecerse en Estados Unidos, cambia de nacionalidad y de nombre también. Desde entonces se le conoce como Stella Walsh. Y al sentirse con fuerza y ganas de competir, sigue en la pelea.

Obtiene varias victorias y tiene 57 años cuando, en 1953, es la as del pentatlón en el torneo nacional del país a donde emigró, según estudios realizados por el historiador deportivo matancero José Elías Bermúdez Brito. No se asombre. Stanislawa les dará otra sorpresa mucho más grande.

Muere el nueve de febrero de 1981. Al realizarle la autopsia, se informó que... ¡era un hombre! Las sospechas y rumores que despertaba entre expertos y aficionados, por sus rasgos y ademanes extremadamente masculinos, habían cristalizado. Pero no era un hombre.

La Walsh realmente era hermafrodita, en ella se reunían los órganos reproductivos de los dos sexos. Y poseía características somáticas de ambos. Por tanto, dejarla competir en cualquier certamen significaba una violación porque era dueña, debido a esa anomalía, de posibilidades físicas superiores a las de las mujeres normales.

Visto 894 veces Modificado por última vez en Martes, 03 Septiembre 2019 04:35

Luis Felipe, Pincho, Gutiérrez, el mánager de Kid Chocolate, periodista destacado también, sabía que ni en el parchís se gana sin coraje. 

El ciclo deportivo actual ha ido desde Río de Janeiro 2016 y termina en Tokio 2020, para comenzar el siguiente en esa rica carrera de relevo que es la vida atlética.

Comentarios  

 
#2 Zarza 04-09-2019 06:50
Periodista entonces para q un atleta sea considerado del sexo femenino hay que exigir a cada CO de cada pais presente un dictamen medico en donde se certifique el sexo de cada competidora ante el COI, antes de competir.

Como se hace eso en la actualidad, pudiera ud darnos luz en otro articulo sobre este aspecto tan importante.

Se justifican entonces las protestas de algunos CO ante la presencia de la Semenya compitiendo dentro de los 800 m femeninos, hay gato encerrado o oculto en este caso, o le asiste la razon la atleta sudafricana y su CO, y es un exceso q tenga q ingerir un medicamento para disminuir su nivel de produccion de testosterona por su organismo (aunque sea del sexo femenino).
 
 
#1 Mimisma 02-09-2019 15:05
!Sorprendente historia!
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar