domingo, 15 septiembre 2019, 01:30
Sábado, 24 Agosto 2019 07:14

Daniel Ortega, el favorito de Nicaragua según encuesta

Escrito por  PL
Valora este artículo
(0 votos)

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, es el favorito del momento de cara a las elecciones de 2021, según los resultados de una encuesta de la firma costarricense Borge & Asociados.


El estudio, realizado del 17 al 28 de julio, encendió las alarmas en los sectores de la oposición, sobre todo en el empresarial que se perfila como el más serio y fuerte rival del actual mandatario de cara a las presidenciales.

De acuerdo con medios locales y analistas los empresarios calificaron el resultado 'como una bomba atómica' para la oposición, y reconocieron 'fue una remecida que va a traer consecuencias, sobre todo entre aquellos que estaban aspirando a la candidatura presidencial'.

Son conocidas las dificultades internas, las divisiones y las luchas intestinas de la oposición nicaragüense, cuyas caras más visibles pasan por una crisis de credibilidad difícil de superar cuando la retórica de la desobediencia cívica y el llamado al boicot ya no surte efecto ni en sus propias filas.

La situación de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, engendro de la Conferencia Episcopal y punta de lanza de la oposición tras el fallido golpe de estado de 2018, es el más claro ejemplo del descrédito de las fuerzas que representa.

Su junta directiva fue reestructurada, dejando fuera a figuras que jugaron un rol más o menos protagónico en aquella etapa y durante el proceso de negociación con el gobierno; y reafirmaron como líderes a otros cuya gestión no los respalda como 'presidenciables'.

Mientras, todos los días se conoce la intención de algún que otro opositor de ser candidato a las elecciones, de los encontronazos verbales con los representantes de los partidos tradicionales en la lucha por una casilla que los valide como aspirantes al puesto, y la falta de reconocimiento por parte del sector empresarial a esas estratagemas que califica de 'nada serias'.

Y es que los empresarios saben que Ortega es un candidato difícil de vencer, y reconocen, aunque no a viva voz, su probada visión política para conducir un país como Nicaragua, muy golpeado como consecuencia de la intentona golpista de abril de 2018.

La encuesta de Borge & Asociados señala que el presidente Ortega y la vicemandataria Rosario Murillo son los aspirantes con mejores opciones en las urnas a pesar de la campaña mediática orquesta en su contra dentro y fuera del país. Según el estudio por Ortega votaría el 51,4 por ciento de los encuestados, y por Murillo el 47,7 por ciento.

En cuanto a los partidos políticos los resultados del estudio también son elocuentes, el Frente Sandinista de Liberación Nacional fue respaldado por el 44,1 por ciento de los entrevistados, mientras que las demás formaciones políticas se reparten un risible 4,5 por ciento de apoyo.

El resultado respalda la tesis de analistas y sociólogos de que el sandinismo salió fortalecido de la intentona golpista, 'una fuerza reorganizada y dirigida por líderes capaces que supo superar los efectos de una crisis sin precedentes en la historia del país'.

Otro punto que investiga la encuesta de Borge & Asociados es el referente al adelanto de las elecciones, una de las demandas permanentes en el discurso de la oposición.

Según el estudio 52,1 por ciento de los entrevistados no aprueba el adelanto de los comicios y opinan que se deben realizar en 2021, como está establecido en la Constitución de la República.

'Un mensaje claro y contundente que la población envía a la oposición que se mantiene aferrada al discurso del año pasado', destacan expertos como el analista Adolfo Pastrán.

Por último la encuesta toca el tema de las sanciones extranjeras que pretenden asfixiar al país por la vía económica al limitar el acceso a créditos de entidades financieras internacionales. El 55,8 por ciento de los nicaragüenses entrevistados no las aprueba.

Este porcentaje es un espaldarazo al discurso del gobierno que en más de una ocasión fustigó a la oposición política por pedir a potencias extranjeras la aplicación de sanciones que afectan a la mayoría de la población del país centroamericano.

Los nicaragüenses piensan que lo más importante es recuperar la prosperidad económica que vivió el país desde la llegada del sandinismo al poder y por espacio de una década.

Prosperidad truncada por la intentona golpista, que además de los centenares de muertos y heridos, dejó pérdidas valoradas en más de mil millones de dólares, el cierre de empresas ante la inseguridad generada por la ola de violencia y la consiguiente desaparición de puestos de trabajo.

De los entrevistados por Borge & Asociados el 65 por ciento opina que recuperar la senda del progreso económico es lo principal.

El panorama a partir de las cifras es alentador para el Frente Sandinista de Liberación Nacional y el presidente Daniel Ortega, quienes pese a las sanciones y consecuencias nefastas del intento de golpe de estado de abril de 2018, exhiben resultados positivos en la recuperación del país.

Nicaragua 'mantiene incólume la inversión pública y el gasto social, la paz y la seguridad ciudadana, y se ha fortalecido con el respaldo popular', apuntó el periodista y analista Adolfo Pastrán.

Visto 462 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar