lunes, 19 agosto 2019, 10:06
Jueves, 08 Agosto 2019 23:27

De Lima a La Habana: Todos para uno y… ¡Espadas doradas!

Escrito por  Harold Iglesias Manresa / CubaSí
Valora este artículo
(8 votos)
La espada recuperó un cetro que no se obtenía desde Río de Janeiro 2007 La espada recuperó un cetro que no se obtenía desde Río de Janeiro 2007 Cortesía del entrenador Jaine Hernández

No, señores, no es un pasaje de la novela Los tres mosqueteros, de Alejandro Dumas. Pero sí aplicaron el «todos para uno» los espadistas cubanos, para alzarse en el concurso por equipos de los XVIII Juegos Panamericanos de Lima.


Un dejavú dorado, y no el único de la fecha competitiva. Desde Santo Domingo 2003, cuando Camilo Boris, Andrés Carrillo y Nelson Loyola pasaron sobre Venezuela en la final, esa ha sido una de las rivales más cruentas que se ha desatado en ese deporte.

Volverían los nuestros a imponerse por el oro en Río de Janeiro 2007, antes de ceder en diferentes instancias en Guadalajara 2011 y Toronto 2015.

Ahora, las manos hábiles, músculos tensos y desplazamientos certeros de Yunior Reytor (bronce individual), Reynier Henríquez y Luis Enrique Patterson accedieron a la corona a costa de los albicelestes, pero, indiscutiblemente, su enfrentamiento con los hombres del cardenal Richelieu fue ante los venezolanos.

Los discípulos de Jaine Hernández iniciaron su ruta a la gloria con peleado 45-37 a costa de Brasil.

Luego, en semifinales hicieron morder el polvo 43-42 a los morochos, en un asalto no apto para cardíacos. Imaginen que, al otro lado de la pista, un apellido del pedigrí de los Limardo (Rubén, titular individual, Francisco y Jesús) se medía a los antillanos. Espadistas con muchas más horas de vuelo dentro del excelso entorno universal, codeados con regularidad ante los mejores exponentes de dicha arma (europeos y asiáticos), y con su cuartel general establecido en Polonia.

Caso omiso a todo elemento en contra hicieron los antillanos, capaces de remontar adversos parciales de 19-22, 27-30, y 30-33. Desde ese score, Reytor se vistió de D´artagnan para, en la más pura vendetta, propinarle 13-9 a Rubén Limardo (su victimario en el concurso individual y as olímpico de Londres 2012) en el cierre y sellar la actuación dorada del conjunto.



Calco de ese pleito, pues nuevamente tuvieron que acudir al toque de oro, luego del abrazo a 42 al finalizar el tiempo reglamentario.

Estallaría el éxtasis en el Centro de Convenciones de Lima. Aún inoculados de euforia y en plena ceremonia de premiación, el timonel Jaine Hernández tuvo la deferencia de dialogar con CubaSí:

«Los muchachos estuvieron muy bien, fieles a la estrategia planificada en todo momento, buscando iniciar las acciones aprovechando su explosividad y creando desconcierto en los venezolanos.

«Demostraron cuánto han crecido en este último año de ciclo, ganando confianza en los Campeonatos Panamericanos, demostrando su valía».

—Parcial de 13-9 para Reytor en el cierre sobre Rubén Limardo. ¿Era esa la estrategia?

—Sí. Mira, en el individual dimos todos los toques de la remontada frente a Rubén con acciones ofensivas, y al final nos sorprendió en el tiempo extra. Ahora nos centramos sobre las acciones de preparación de él, ejecutar acciones ofensivas, y así fue como remontamos y logramos vencerlos. Muchísima tensión; son un equipo muy fuerte, la verdad.

—¿Perspectivas en el futuro inmediato?

—Después de este resultado, no podemos detenernos. Nos enfocaremos en la clasificación olímpica, la cual es por ranking. Pasan los cuatro primeros, el mejor de cada continente o zona geográfica, y los restantes, en un clasificatorio extra.

«En este minuto, estamos segundos de América (88) en el de clasificación olímpica, por detrás de Estados Unidos (116).

«Solo con asistir a las competencias, obtendríamos puntos, y ellos cederán terreno después de este torneo.

«Si las cosas se mantienen, disputaríamos con Dinamarca la inclusión entre los 16 seleccionados que estarían presentes en Tokio. Un rival accesible, pero hay que esperar a ver qué sucede en los próximos meses».

Por Cuba también cruzaron aceros las chicas del florete, víctimas de las monarcas de Estados Unidos 45-19 en su primer enfrentamiento de cuartos de final. Luego desbancaron a Argentina con idéntico marcador, y cedieron ante Brasil buscando el quinto escaño. Hasta ahora, la espada masculina ha cargado con el rendimiento de la esgrima, con bronce individual y la corona de conjunto.

alt

Yariulvis (der) y Aymé recuperaron el cetro del doble par conquistado por ellas en Ciudad Guzmán, Guadalajara 2011.

Remo: Dejavú dorado de Guadalajara tiene nombre Yariulvis y Aymé

Recuerdo las mañanas gélidas, cargadas de neblina, de travesías de más de un centenar de kilómetros hacia Ciudad Guzmán antes de salir el sol… mi chubasquero todo mojado y la espera hasta que el sol saliera y se pudiera ver más allá de nuestras narices para disfrutar de las competencias de canotaje y remo de los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011.

Me parece estar viviendo un dejavú cuando las tripulaciones cubanas asaltan la laguna Albufuera Medio Mundo, sobre todo el doble par peso abierto femenino compuesto por Yariulvis Cobas-Aimé Hernández, merecedoras del primer título de nuestra delegación entonces y capaces de reconquistar el cetro cedido en Toronto en aguas limeñas.

Fue una regata en la cual las nuestras salieron primeras desde la misma largada, dominantes en todos los parciales de 500 metros a razón de 1:42.72-3:31.53-5:20.62 y los 7:10.74 minutos dorados, en definitiva. A sus espaldas, con más de un bote de diferencia y 1.98 segundos, entraron las favoritas estadounidenses, en tanto Argentina (7:18.85) se colgó el bronce.

A propósito, los albicelestes se redimieron en el doble par masculino por intermedio de Cristian Rosso-Rodrigo Murillo (6:25.16), relegando el binomio de la Mayor de las Antillas, compuesto por Adrián Oquendo-Boris Guerra (6:27.43) a la segunda plaza.

La tercera presea sacada de Albufuera llegó, igualmente de plata, por intermedio de la tripulación del cuatro remos masculino. Montados en el bote estuvieron Eduardo González, Carlos Ajete, Reidy Cardona y Jesús Rodríguez (6:09.53).



Nuevamente los argentinos se antojaron la piedra en el zapato (6:07.02). El tercer puesto, para el bote de Brasil (6:10.67).

Como bien señaló Yariulvis, la clave fue una buena preparación, que incluyó participación en una fase de Copa del Mundo, además de estudio de los botes de América: «Pudimos medir a todos los rivales esta temporada, sabíamos que podíamos imponernos. Salimos a remar duro desde el comienzo y pudimos mantener la frecuencia de boga para no dejar que las americanas nos superaran. Hemos prendido la mecha. El remo, al igual que en Guadalajara 2011, aportará más oro a la delegación».

Sentencia como una sólida columna del Partenón la de Yariulvis, sobre todo porque la bujía de nombre Ángel Fournier no ha disputado aún la definición del single peso abierto, con todas las papeletas para la reedición de su cetro de hace cuatro años en Toronto.

Yo, feliz, continúo escribiendo, pues el de Yariulvis y Aymé no fue el único dejavú de mi 8 de agosto.

Visto 421 veces Modificado por última vez en Sábado, 10 Agosto 2019 06:02

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar