miércoles, 13 noviembre 2019, 13:17
Jueves, 08 Agosto 2019 15:19

Mijaín López ancla en su quinta final panamericana

Escrito por  Rudens Tembrás Arcia, enviado especial
Valora este artículo
(0 votos)
Mijaín López ancla en su quinta final panamericana Foto: Roberto Morejón

Abrió el camino ante el argentino Luciano del Río, a quien eliminó por superioridad técnica de 8-0. Fue la antesala de su combate de más nivel desde que reinara hace tres años en los Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Mijaín López se deshizo de sus dos oponentes matutinos, sin más ni más, y está listo para afrontar y ganar en horas de la noche su quinta final seguida en juegos panamericanos.

Abrió el camino ante el argentino Luciano del Río, a quien eliminó por superioridad técnica de 8-0. Fue la antesala de su combate de más nivel desde que reinara hace tres años en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

¿Su oponente? El cubano devenido chileno Yasmany Acosta, bronce mundial en París 2017 y nueve años su compañero de equipo en el Cerro Pelado.

Con disculpas para quien piense lo contrario, el Gigante de Herradura ganó sin peligro alguno, aplicando el librito de los estelares.

En el primer periodo lo colocó pasivo rápidamente y sacó el primer punto. Lo llevó a la posición de cuatro puntos y con un desbalance sacó dos puntos más (3-0).

En ese trance ratificó el nuestro que su pesado oponente tiene astucias para defenderse, lo que complica el trabajo en la postura de cuatro puntos.

Entonces la estrategia fue aguantar el combate arriba sin que Yasmany lo colocara en estado pasivo. Lo logró perfectamente y la victoria fluyó a lo grande.

Acosta se prepara rumbo a Tokio 2020 y este año ha sacado buenos dividendos de torneos internacionales y grandes premios en Europa. Declaró que venía a Lima a ganar y esa era una frase mayor estando presente el ya legendario Mijaín. No hubo “palabrería barata”, solo un legítimo deseo deportivo. 
      

Con el perdón también del venezolano Moisés Pérez, oponente por el oro de López, lo de esta noche será puro trámite, una “tromba” que los fotógrafos deberán apurarse para capturar con sus lentes.

Cuando el silbato del juez decrete la victoria del cubano, la historia panamericana tendrá su primer quíntuple campeón y de forma seguida, pues esta historia comenzó en Santo Domingo 2003. En Lima se habrá escrito una historia difícil de igualar y que inmortalizará todavía más al más grande gladiador de Cuba.

 

Visto 357 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar