sábado, 07 diciembre 2019, 21:15
Martes, 06 Agosto 2019 22:57

De Lima a La Habana: Yaimé Pérez, graduada con honores de recordista en el disco

Escrito por  Harold Iglesias Manresa / CubaSí
Valora este artículo
(8 votos)

Entonces «La Rusa» se sacudió de todos los demonios, emergió como la líder del ranking mundial (69.39) y dueña de cinco de los diez registros cimeros y, en el último intento, llevó el disco hasta 66.58 m.

No era una tarde de esas soñadas para las discóbolas cubanas Yaimé Pérez y Denia Caballero en el estadio limeño de Villa Videna. Por diferentes razones, entraron al círculo de lanzamiento sin esa contundencia acostumbrada, con registros apenas superiores a los 60 metros.

Quizás pesó el cartel de amplias favoritas, o el gélido clima imperante en la capital peruana. Lo cierto es que la final estuvo diseñada para demostrar su temple.

Su técnica no parecía acompañarlas, el disco no tomaba el vuelo deseado… las fuerzas al límite para sortear la primera mitad de la competencia a razón de 63.88 metros (primer intento), Yaimé, y apenas 60.46, Denia. Hablamos de tres intentos casi enviados al olvido, y por si eso no bastara, con la presión añadida de un liderazgo momentáneo de la brasileña Andressa de Morais, lo que añadía otro contenedor de presión a las nuestras, segunda y cuarta en esa escena temporal.





Entonces “La Rusa” se sacudió de todos los demonios que hasta ese minuto le habían impedido dominar en una competencia fundamental, emergió como la líder del ranking mundial (69.39) que es y dueña de cinco de los diez registros cimeros de campaña, y ajustó toda su secuencia de disparo para, en el último intento, llevar el disco hasta 66.58 metros, órbita, además de dorada, acreedora de una nueva cota panamericana, quebrando la de la también antillana Yarelis Barrios (66.40), que databa de la edición de Guadalajara 2001. El bronce, al cuello de la también auriverde Fernanda Borges (62.23).

Yaimé además, extendió a cuatro las ediciones de citas multideportivas continentales en la que una representante cubana domina esa especialidad, pues la mencionada Barrios dominó en Río de Janeiro 2007, y Denia Caballero, ahora cuarta en definitiva con la pobre marca lograda, había regenteado en Toronto (65.39).

Todavía persiste esa imagen de Yaimé liberándose de toda esa carga próxima a la cerca, recibiendo nuestra bandera, abrazos y felicitaciones de federativos, su entrenadora Hilda Elisa Ramos, y compañeros de equipo.

Al ser interpelada  sobre su desempeño por el canal Tele Rebelde, expresó: “Fue una competencia bien compleja, la técnica no me estaba saliendo, no me sentía cómoda en ese círculo de lanzamiento y el disco no me tomaba el vuelo deseado, ­ pese a una secuencia de 63.88-X-61.69-65.65-64.15 y los 66.58 dorados-. A eso le sumas la presión de la brasileña que hizo marca personal con casi 66 metros desde el segundo intento…

Traté de controlar todo eso y me concentré en coordinar todos los elementos técnicos para ese último disparo y afortunadamente salió. Estoy muy feliz porque llevaba varios años en la élite del disco, pero por distintas razones nunca había podido ganar una competencia importante”.



La fecha inicial del campo y pista, una de las vedettes competitivas en eventos múltiples, deparó sensaciones encontradas para Cuba.

En la final masculina del disco Jorge Fernández no pudo rememorar sus años felices y época dorada de Guadalajara 2011 (as con 65.58) y tuvo que contentarse con el cuarto puesto esta vez (64.24). Cabe destacar que su competencia fue bastante estable, con los seis disparos válidos y todos por encima de 62 metros, pero eso no le bastó para colarse en un festín liderado por el fenomenal jamaicano y rey defensor Fedrick Dacres (67.68) y nuevo plusmarquista continental, quebrando el tope del cubano Luis Mariano Delís (67.32) que databa de Caracas 1983.

Dacres además, consolidado como uno de los mejores discóbolos del planeta. Hablamos del segundo del escalafón del orbe (70.78), y junto al sueco Daniel Stahl (71.86), únicos capaces de superar la dura barrera de los 70 metros. Escoltaron a Dacres su coequipero Jamie Smikle (65.02), y el estadounidense Reginald Jagers III (64.48).

Con sobriedad y comandando acciones desde el comienzo, dominó su heat la ochocentista Rose Mary Almanza (2:05.25 minutos). Este miércoles intentará ponerle todo a sus piernas en busca de un metal o hasta el título en esa distancia.

Otra que tuvo una buena final en su estreno fue la heptatlonista Adriana rodríguez, quien aprovechando sus potencialidades en el salto de longitud, compitió en esa prueba y se ubicó sexta con aceptables 6.49 metros. La lid la dominó Chantel Malone (6.68) con el honor de ganar la primera corona para islas Vírgenes Británicas en Juegos Panamericanos. El reverso de la moneda fue la estelar colombiana Catherine Ibargüen, quien no pasó del quinto escaño (6.54).

alt

Zurian clasificó a la final de 400 c/v con marca personal de 55 flatt. Foto: José Meriño, enviado especial

Halagüeña también la clasificación a finales de nuestros vallistas largos. Zurian Hechevarría llevó su tope personal hasta 55.00 segundos, un crono que la sitúa en el puesto 14 de las mejores corredoras en la actual temporada. Lo mejor, se vio fuerte, con ritmo sobre los obstáculos y dosis de frecuencia en su paso hacia los metros finales.

Leandro Zamora, si bien no demostró igual forma en un heat que dominó hasta el metro 320 antes de perder el paso, pero en definitiva se reencontró para clasificarse a la final con 50.31 segundos.

Del lado oscuro del corredor se situaron nuestros velocistas: Reynier Mena igualó con 10.43 segundos en los puestos del nueve al 12, y el debutante Harlyn Pérez fue descalificado por arrancada en falso. En una pista lenta, el mejor crono preliminar fue el 10.27 del brasileiro Rodrigo Pereira.

Mena manifestó a CubaSí: “Me sentía bien, había calentado bastante, solo que las cosas en la carrera no me salieron como quería. Hacia la mitad caí en un ritmo algo lento y luego cuando quise rematar no me fue posible. Puede que el frío haya influido, pero no me justifico en lo absoluto. Mi rendimiento estuvo por debajo de lo esperado y ahora toca concentrarse y buscar una mejor actuación en el 200 y el relevo”.

No podemos obviar la primera fecha del decatlón masculino, donde el canadiense Damien Warner (4 499 ptos), parece encaminado a reeditar su oro de Toronto. Los antillanos Briander Rivero (3 860) y Leonel Suárez (3 854), aparecen en la octava y novena plaza a 639 y 645unidades del líder, por ese orden. Leonel tiene un mejor segundo día, pero la diferencia respecto a Warner, parece definitiva. Quizás no para coquetear con el bronce.

Los restantes ases en el comienzo de las acciones del deporte Rey resultaron ser el mexicano Fernando Martínez (13:53.87 minutos) en los 5 000 metros; y la canadiense Nathasha Michell Wodak (31:55.17) devenida recordista panamericana.

Este miércoles, entre los principales atractivos, además del cierre del decatlón y el inicio del heptatlón, estará la final del salto de longitud masculino, donde juan Miguel Echevarría buscará corroborar su estado de gracia. Entre otros tendrá la dura oposición del estadounidense Jeff Henderson. También se correrán las finales del hectómetro en uno y otro sexo, además de la de impulsión de la bala varonil. Esperemos que Cuba adicione otro metal áureo a sus arcas.

Visto 797 veces Modificado por última vez en Domingo, 25 Agosto 2019 08:23

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar