sábado, 17 agosto 2019, 23:23
Miércoles, 07 Agosto 2019 18:23

JOVEN Y ARTISTA: Maylin Quintana sigue con el impulso de la música

Escrito por  Giusette León García / CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)

Esta joven músico cubana está a punto de presentar su primera producción discográfica. Llena de sueños y metas posibles, conversó con CubaSí.

Llegó tímida, casi con pena, a la habitación que nos tocó compartir durante la Fiesta del Aliñao en Bayamo, como si fuera una «simple corista» y como si ser corista fuera, realmente, simple.  Al día siguiente éramos casi amigas y estábamos conversando de todo un poco. Para entonces, ya yo sabía que acababa de graduarse de contrabajo en el ISA, que estaba llena de sueños y metas por cumplir, y que no le faltaban ganas ni talento, pero, preguntona profesional, quise detalles:

―¿Me cuentas sobre tu proyecto personal, tu primer disco, que está casi listo?

―Tener un proyecto es una inquietud que yo he tenido desde siempre, porque siempre he escrito mi música. Como hobby, escribo mis poemas y, bueno, escribo la música y la letra de mis canciones. El disco viene por dos temas que escribí y grabé y los presenté a la AHS para la beca de creación El Reino de Este Mundo. La obtuve, entonces pude grabar en la Egrem, hace casi un año. Ahora está en proceso de máster y mezcla, se está negociando licenciarlo con la Egrem.

―Ganaste la beca y algo más con esas canciones…

―Sí, una de ellas estuvo nominada en dos categorías al Festival Cuerda Viva (jazz y artista novel). Estuve muy feliz porque estaba compitiendo en jazz, por ejemplo, con Alejandro Falcón, y eso para mí ya era un privilegio.

―El disco se titula Sigue. ¿Por qué?

—Porque fue algo que me tuve que repetir muchas veces en mi vida. Cuando nos pasan cosas tristes o difíciles, en lo personal y en la carrera, uno se repite en muchas ocasiones: tienes que seguir, no puedes pararte, tienes que estar enfocada, y siempre mi familia también me lo decía, y bueno, también es el título de uno de los temas, que tiene que ver con eso.

―¿Colaboraciones?

―Tengo colaboraciones de Roly Berríos, con el dúo Iris, Michel Herrera en el saxo, Yoandy Argudín en el trombón, José Portillo en uno de los temas en el piano, aparte de los músicos que me acompañaron también, que son excelentes músicos. En la producción musical está David Faya.

―¿Lista para el primer video clip?

―Claro, lo va a dirigir Rey Guedes, un gran amigo. El tema que escogimos es Sigue. Hace mucho tiempo, cuando yo estaba soñando más que ahora, antes de tener disco, él siempre me dijo que me iba a hacer mi primer clip y, efectivamente, dentro de poco lo estaremos haciendo.

alt

―¿Qué te inspira?

―Creo que el amor es el eje principal de todos los temas que escribo, es lo que siempre me inspira.

―¿Y musicalmente?

―Realmente yo consideraría mi música como canción contemporánea. Tiene mucho reflejo de Marta Valdés y Elena Burke. Además, hay dos patrones que han marcado mi música: en Santa Clara, la trova, y en La Habana, el jazz; o sea, que Marta representa la canción perfecta, la letra pensada y con sentimiento, con amor, y entonces ya el jazz y la trova vienen inseparablemente por mis vivencias.

―Justo te quería preguntar sobre tus principales influencias.

―Hay muchas personas, desde músicos muy jóvenes, como la cubana Gretell Barreiro o Silvia Pérez Cruz y Ángela Cervantes, en España, hasta Omara Portuondo y Elena Burke, que han sido siempre mis paradigmas. A mí me gusta mucho también el folclor latinoamericano: Liliana Herrero, que es argentina; Mercedes Sosa, Chavela Vargas, ellas también han sido mis referentes. Y en la parte del jazz, Ella Fitzgerald es el amor de mi vida.

―¿Dónde queda la instrumentista en tus planes profesionales?

―Yo llevo casi 15 años estudiando contrabajo: desde quinto grado hasta ahora, que me gradué de la Universidad, así que es un instrumento que estará conmigo de por vida y me encanta, como me gusta cantar, pero creo que la mejor manera para expresar lo que tengo que decir es cantando. Lo quiero vincular al proyecto; no lo he hecho aún porque lleva su proceso cantar y tocar al mismo tiempo, pero va, no voy a dejar de tocar nunca.

―El trabajo que vienes realizando con importantes bandas y músicos, ¿cuánto te aporta?

―Yo he aprendido de todos y de todo realmente, mucho. Cuando he compartido escenario con Adrián Berazaín, Eduardo Sandoval, Michel Herrera, David Faya, con Portillo, han sido roles, digamos, protagónicos, pero con otros proyectos he estado como corista. ¡Nadie se imagina el papel difícil que tienen las coristas!: acoplarse a un artista, ver qué es lo que quiere ese artista que tú hagas... Por ejemplo, con Telmary tenías que tener el flow del rapeo, porque si no, la música quedaba sosa; con Polito es canción, es prácticamente trova, entonces tenías que colorear la melodía, seguirlo a él; con David es parecido, apoyarlo en su rock and roll trovadoresco; y Cucu, por ejemplo, quiere que sea bien timbero y bien nasal todo, entonces tienes que acoplarte mucho a las exigencias de cada uno. Es como una escuela.

―¿Cómo no perder el rumbo en medio de tanta diversidad?

―Creo que conociéndose uno mismo. Cuando uno sabe sus características peculiares, uno puede cantar con quien sea y puede acompañar a quien sea. A la hora de subir a un escenario y tener que interpretar una canción, lo más importante es conocerte; lo demás sale solo.

―Ya sé que estás llena de proyecciones, pero ¿cuál es el sueño más inmediato?

―Que las personas reciban el disco como debe ser, hacer el video clip, empezar a hacer conciertos para que se pueda disfrutar la música en vivo, porque creo que es muy importante el vínculo del público con el artista, y quiero eso. Por supuesto, sueño con el concierto de enero en Bellas Artes.

Visto 370 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar