jueves, 21 noviembre 2019, 09:29
Miércoles, 31 Julio 2019 04:32

EN LA GUAGUA: ¿Violencia de género?

Escrito por  Alina M. Lotti / CubaSí
Valora este artículo
(9 votos)

Estuvieron un rato pensando si montaban, pues no cabía ni un alma más.

De pronto, ella y su madre decidieron que podían abordarlo. Apenas era una parada, así que el sacrificio duraría poco. Parado a los pies de su asiento, el chofer recogía el dinero y, a pleno grito, pedía a la gente: «Por favor, caminen, atrás está vacío». 

Ambas pensaron que les convenía ir en la puerta, porque caminar hacia el medio resultaba imposible. Pero mientras el chofer cerraba la puerta, otras dos personas subían al ómnibus, en tanto ellas no podían ver de quiénes se trataba, porque el espacio era mínimo.

De pronto, una de las mujeres sintió una cosa en su cabeza; se trataba de una mochila, cuyo peso hacía pensar que estaba bien repleta de cosas. Al mirar de reojo, se percató de que el dueño era un hombre.

—Señor, por favor, tiene su mochila encima de mi cabeza.

—Señora… ¿usted no ve cómo está la guagua?

—Sí, pero, por favor, baje su paquete; yo estoy con una jaba y una cartera y las llevo casi a mis pies.

Mientras tenía lugar el diálogo (para no decir discusión), la muchacha que también iba en el estribo opinó. 


—Si se quiere viajar con comodidad, hay que tomar un carro, porque en una guagua eso resulta imposible.

—No estoy diciendo que quiero viajar desahogada, lo que pasa es que tengo la mochila del señor en la cabeza.

Y así las cosas, la conversación fue acalorándose y poniéndose «fea». En breves instantes, el ómnibus llegó a la parada. La madre y la hija se bajaron con dificultad, ya que el hombre y la muchacha casi no les dieron el espacio requerido.

En la acera, mientras ambas se acomodaban la ropa, el pelo y las jabas, escucharon una voz femenina que decía:

¡Parece mentira! Las mujeres debíamos apoyarnos unas a las otras. No entiendo cómo esa muchacha defendió al hombre, quien, además, no tenía razón, pues no hay derecho a colocar un bulto en la cabeza de alguien, por muy llena que venga una guagua.

Las «afectadas» sintieron entonces que la sangre les llegaba al cuerpo. La joven había sido muy injusta.

«Menos mal que alguien nos comprendió», dijo una de ellas, mientras el ómnibus se alejaba y los malos momentos quedaban atrás.


Nota:
Violencia de género es la violencia que se ejerce contra la mujer por el solo hecho de ser mujer.

Visto 1334 veces Modificado por última vez en Lunes, 12 Agosto 2019 15:15

La guagua venía repleta, pero, entre los conversadores, dos mujeres hablaban de diversos asuntos, hasta que «saltaron» al tema de la novela cubana de turno, Más allá del límite.

Un empujón, otro y otro, pero todos lograron entrar a la guagua, un Transmetro que por estos días apoya el transporte urbano en la capital.

Quizás ella lo dijo pensando en la formación de valores, en las buenas conductas ciudadanas.

Comentarios  

 
#8 Esperanza 06-08-2019 10:40
Muy real la historia y muy bueno el debate que suscitó en los lectores. Hay mucha tela por donde cortar. Solo quiero aclarar que el término Violencia de Género no se refiere solamente a la que sufren las féminas, sino cualquier persona o grupo de personas a partir de su orientación o identidad sexual, sexo o género...​​ que impacta de manera negativa en su identidad y bienestar social, físico, psicológico o económico.​​
 
 
#7 Jorge Enrique Ross 31-07-2019 14:32
Plenamente de acuerdo con todos los comentarios, pero igual que la situación que se dá con los accidentes del transito, es mejor ni comentarlo. Generalmente se espera o se publican los comentarios donde se habla solamente de las cosas buenas que ocurren, pero esto es llover sobre lo mojado.
 
 
#6 carlosvaradero 31-07-2019 11:59
Hay normas de convivencia y de urbanidad que son básicas, desafortunadame nte vivimos en un país donde además de haber perdido valores esenciales, muchos ni siquiera han oído hablar de urbanidad y maneras de comportarse y respetar al otro.
La historia que narra el articulo ocurre con más frecuencia de lo que imaginamos, pero lo peor es que hemos "aprendido" a convivir con todas estas maneras de comportamiento que ya lo vemos como algo normal.
Seguiremos siendo un país instruido, pero jamás un país culto.
Ojalá eso cambie algún día.
 
 
#5 pedroorlando 31-07-2019 09:32
COINCIDO EN QUE NO SE TRATA DE VIOLENCIA DE GÉNERO..... ESO LE SUCEDE A CUALQUIER PERSONA DECENTE QUE, LAMENTABLEMENT, TIENE QUE VIAJAR EN NUESTROS ÓMNIBUS AUNQUE ESTOY SEGURO QUE NO HUBIERA OCURRIDO QUE NO LE HUBIERAN PUESTO LA MOCHILA EN LA CABEZA DE OTRO HOMBRE PORQUE QUIZÁ LA SITUACIÓN HUBIERA TERMINADO DISTINTO .NOSOTROS NOS VANAGLORIAMOS DE SER UN PUEBLO EDUCADO, QUE ELIMINAMOS EL ANALFABETIZMO HACE 58 AÑOS, QUE TENEMOS MÁS DE UN MILLO DE GRADUADOS UNIVERSITARIOS, ETC, ETC, ETC... ENTONCES ME PREGUNTO: ¿¿QUIENES SON LOS ELEMENTOS ANTISOCIALES , LUMPENS, VAGOS DE POCA MONTA QUE PERTURBAN EL ORDEN, PINTORETEAN LAS FACHADAS RECIEN PINTADAS DE EDIFICOS DE LA CALLE LINEA, QUE PROVOCAN ESCANDALOS PÚBLICOS, DESTRUYEN PARQUES INFANTILES COMO EL DE CALZADA Y F EN EL VEDADO???
DESDE HACE MUCHOS AÑOS NUESTRO PAÍS ESTÁ SUMIDO EN UNA SUERTE DE "BARBARISMO CIUDADANO" SIN QUE NADIE SE ATREVA A PONERLE COTO Y LO PEOR ES QUE TODOS LO CONOCEMOS, LO SABEMOS Y NOS HACEMOS CÓMPLICES... ME PREGUNTO QUE HACEN LAS FAMILIAS DE ESOS ELEMENTOS, LOS MAESTROS DE LAS ESCUELAS Y LOS INSTITUTOS, LOS VECINOS, MLAS LA PNR Y TODA LA ESTRUCTURA SOCIAL CONQUE CONTAMOS. ¿¿CÓMO ES POSIBLE QUE ESE NIVEL DE INCIVILIDAD GENERALIZADA SE IMPONGA EN NUESTRA SOCIEDAD A LA VISTA DE TODOS Y QUE TODOS CALLEMOS?? PARA ESO NO SE HIZO LA REVOLUCION.
 
 
#4 manuel 31-07-2019 09:16
El escrito y los 3 comentarios muy certeros. Pero desgraciadament e así se comporta nuestra sociedad. se quiere que todo esto se vea normal. y eso es lo que ven nuestros niños. me pregunto? Que les espera en el Futuro?? Cual sera su comportamiento? estos comportamientos que vemos a diario ase mas difícil la vida en nuestro país. en ves de mejorar. empeoramos. vivo en un reparto llamado marginal nacido y criado en el mismo y lo que se ve es indescriptible. si escribo. no me publican. hay que verlo. desde menores de edad hasta mayores. revisen los celulares de estos. verán lo que tienen. es para espantarse. ya actualmente no se sabe que es normal o anormal que es correcto o incorrecto. y vuelvo a repetir lo que en algunas ocasiones he escrito. las leyes están para cumplirse. sino se cumplen se imponen. esto es para cualquier país en el mundo. aquí en nuestro país. ni se cumplen ni se imponen. una cosa es el discurso y otra la practica. en el terreno.
 
 
#3 Arsenio 31-07-2019 08:27
No es tanto violencia de género como falta de educacion, de humanidad, de solidaridad humana... de todos esos valores que se estan evaporando entre los cubanos.
 
 
#2 olegario 31-07-2019 08:11
Todo esto ocurre porque ya en Cuba la indecencia, la intolerancia, la desfachatez, la falta de respeto e insensibilidad y modales se ha convertido en parte de nuestra idiosincracia: Ron, Mulatas, Congas, Playas hermosas e indisciplinas sociales e indecencia van de la mano, ir contra ello es casi aparecer como un ente de otra galaxia.
Gritar entre vecinos, musica alta o mejor antimusica alta, aguas albañales bañando nuestras calles, basura adornando las aceras y parques ya es una costumbre que es lo peor que nos puede suceder como nación: El conformismo.
 
 
#1 Arquero 31-07-2019 06:27
En las guaguas hay todo tipo de violencia e indecencia. Muchas veces uno se siente avergonzado de lo que ocurre en el transporte publico de la Ciudad. Este medio parece una zona franca donde todo esta permitido y ninguna autoridad interviene. La violencia puede convertirse en física facilmente en una guagua sobre todo porque lo mal hecho tiene a veces apoyo y aliento como el del articulo.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar