lunes, 19 agosto 2019, 20:00
Viernes, 02 Agosto 2019 01:48

Templo de las artes decorativas de todos los tiempos

Escrito por  María del Carmen Vasallo / Especial para CubaSí
Valora este artículo
(0 votos)

Siglos de arte pueden ser apreciados en las vastas colecciones que atesora un suntuoso palacete, ubicado en 17 y E, en el Vedado habanero y que fuera residencia de la Condesa Revilla Camargo.

Allí abre, desde hace 55 años, el Museo Nacional de Artes Decorativas, donde se conservan más de 33 MIL piezas de alto valor artístico e histórico pertenecientes a diferentes épocas y regiones del mundo.

Como parte de las celebraciones por sus 55 años que celebra este julio, esa institución cultural propone, desde fines de Julio, la reinauguración del “Salón de Arte Oriental”, ubicado en la planta alta del palacete. Entre las novedades de ese proyecto, que ofrecerá un panorama abarcador sobre las colecciones de arte asiático del Museo, se encuentra la exhibición de una escultura ecuestre de cerámica china de la dinastía Tang (S.VII-S.X n.e) que formó parte de un ajuar funerario, considerada la pieza más antigua de esa colección.

Según fuentes del Museo, la nueva curaduría del Salón de Arte Oriental parte de una investigación desarrollada por Yosvanis Fornaris, curador de arte asiático, quien se ha propuesto exponer una nueva visión de esa colección. Así, en la sala podrán apreciarse piezas de porcelana, abanicos, marfiles, piedras duras, metales, mobiliarios, artes plásticas, textil, entre otras obras, a través de las cuales se mostrarán obras de arte proveniente de China, Japón, India, Nepal, Tailandia y Persia. De igual forma será exhibida una selección de abanicos chinos del siglo XIX que pertenecieron a la destacada poetisa cubana Dulce María Loynaz.

Por estos días abren también varias exposiciones transitorias, entre ellas, “Remembranzas Habaneras”, que presenta piezas de la colección del Museo relacionadas con instituciones o hechos, referentes a La Habana, de los siglos XIX y XX. De esta forma, esa institución cultural se suma a las celebraciones por los 500 años de la Villa de San Cristóbal de La habana.

Otra de las muestras transitorias se titula “María Antonieta: Impronta de una Reina”, que presenta la visión que ofrecen las artes decorativas, a través del tiempo, de la imagen de esa Soberana de Francia. Se incorporan miradas de artistas contemporáneos, que ofrecen, desde su arte, una revisitación, en pleno siglo XXI, a ese personaje histórico.

En ese Museo se conservan piezas de alto valor artístico pertenecientes a los reinados de Luís XV, Luís XVI y Napoleón III, así como obras de la cultura oriental de los siglos XVI al XX, entre otros objetos patrimoniales. Uno de los atractivos de este templo de las artes decorativas lo constituye, sin dudas, un secretaire hecho por Henri Riesener, y que formó parte del mobiliario personal de la Reina María Antonieta en el Palacio de Versalles.

En la calle 17 entre D y E, en el Vedado habanero, una mansión resguarda siglos de arte y decoración, en el Museo Nacional de Artes Decorativas, que continúa deslumbrando a quienes descubren allí reliquias de la cultura universal.

Visto 359 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar