lunes, 16 septiembre 2019, 00:01
Jueves, 25 Julio 2019 07:13

”Ultra” venezolana: Sin virginidad política

Escrito por  Nicanor León Cotayo
Valora este artículo
(2 votos)
La ultraderecha no tiene reparos en solicitar una intervención militar para masacrar al pueblo venezolano La ultraderecha no tiene reparos en solicitar una intervención militar para masacrar al pueblo venezolano

Nadie ha dudado lo nauseabunda que ha sido la jefatura oposicionista de Juan Guaidó en Venezuela, pero ahora lo corroboró hasta la saciedad.


Por órdenes y con dinero de Washington fabricaron una titulada Asamblea Nacional y colocaron a Guaidó al frente.

No en balde, este miércoles, el Nuevo Herald desplegó un titular que lo dice todo dice:
“Asamblea de Venezuela abre la puerta a una intervención militar extranjera”.

Luego, bajo la firma de Antonio María Delgado, escribe, Guaidó llama a una protesta masiva en Venezuela.

…”un desafío que se espera intensifique su lucha contra Nicolás Maduro”.

A continuación esa nota recuerda: La Asamblea Nacional, presidida por Juan Guaidó, aprobó el martes el regreso de Venezuela al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), “estableciendo el formato legal para autorizar la presencia militar de otros países en el territorio nacional”.

Ello, agrega, venía siendo solicitado por sectores de la oposición que lo consideran necesario para reclamar el envío de tropas y así dar al traste con el gobierno de Maduro.

La información de Antonio María Delgado, un portavoz oficioso de Washington, también recuerda:
El regreso de Venezuela al TIAR fue aprobado como una “moción de urgencia y sin modificaciones durante una audiencia realizada en la calle”.

Aspiraban que todo transcurriera en una gran concentración, pero fue imposible debido a los nuevos apagones que ellos mismos ejecutaron.

“El momento de Venezuela es ya, hay que actuar”, expresó Guaidó al introducir la moción, que luego fue aprobada unánimemente”.

A renglón seguido y con voz engolada proclamó “No le tenemos miedo a ningún espacio, siempre que ponga fin al sufrimiento de nuestra gente”.

El Nuevo Herald aclaró que, firmado inicialmente poco después del fin de la Segunda Guerra Mundial, el TIAR es un pacto de defensa mutua entre países latinoamericanos.

Ordena que el ataque contra cualquiera de sus miembros sea un ataque contra todos ellos.

Olvidaron añadir que esa institución militar se ha mantenido en la práctica bajo las órdenes del Gobierno de los Estados Unidos.

Y ahora, como prueba inequívoca de sus reiteradas chambonadas, no tienen a menos echar mano al fantasma insepulto del TIAR para lograr el imposible de amedrentar a la Venezuela de Bolívar y Hugo Chávez.

¿Una expresión de victoria? No, de impotencia y retroceso, aún cuando sea en medio de una batalla en marcha.

Visto 774 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar