martes, 17 septiembre 2019, 15:36
Domingo, 21 Julio 2019 12:22

DE LA HISTORIA DEPORTIVA: Luces y sombras en Winnipeg 1999

Escrito por  Víctor Joaquín Ortega / Especial para CubaSí
Valora este artículo
(0 votos)

Canadá no solo batalló por repetir la sede de la XIII fiesta continental, hace lo indecible en Winnipeg por desplazar a Cuba del segundo puesto. 




Canadá no solo batalló por repetir la sede de la XIII fiesta continental, hace lo indecible en Winnipeg por desplazar a Cuba del segundo puesto. Al final, su delegación debe contentarse con el tercer lugar (64- 52.80), aunque la sonrisa no es lo amplia que deseaba. EE.UU. encabeza el medallero con 110-106-80 y la Mayor de las Antillas ancla en segundo: 69-39-47.

A pesar del resultado, lo planteado por Fidel en varias ocasiones se va abriendo camino: "(...) los yanquis van a tratar de hacer un esfuerzo cada vez mayor porque ya se sienten la competencia de Cuba (...) las burguesías gobernantes de muchos de esos países de América Latina, van a tratar de inventar algo para ver cómo mejoran el deporte (...) las competencias van a ser cada vez más reñidas" (27-10-1975). Los canadienses hacen lo suyo también ante tantas bofetadas recibidas desde una pequeña nación cercada y con muchos menos habitantes.

Jamás dimos la espalda a la patria bolivariana y martiana. Actuamos con clara visión humanista. El 30 de abril de 1974, el Comandante en Jefe había anunciado que ayudaríamos a los latinoamericanos a formar deportistas: “(...) Llegará el día en que a nosotros nos pidan también instructores". Y llega. Felizmente puede decir: "(...) entre 1992 y 1999 más de 5 000 técnicos y especialistas cubanos han prestado servicios y han ayudado al desarrollo del deporte en decenas y decenas de países llamados emergentes" (13.8.1999).

En el descenso pesa el derrumbe del campo socialista - sin su apoyo no hubiéramos llegado a donde llegamos- y la intensificación del bloqueo gringo, aunque no debemos negar errores propios: las graves heridas a la masividad abrazados al campeonismo desde la misma base, el no siempre uso correcto de los avances científico técnicos, la deficiente política de cuadros, la autosuficiencia.

De contra, la antideportividad muestra su horrible faz en la ciudad canadiense, especialmente en la manipulación incorrecta y con intenciones malsanas de las pruebas antidopaje. Leamos lo que escribe al respecto el destacado periodista Enrique Montesinos en su libro Juegos Panamericanos, Editorial Deportes, 2014:

"El caso más connotado fue el de Javier Sotomayor, multirecordista y multicampeón en salto de altura, a quien se le atribuyó uso de cocaína, sustancia que dijo que no había visto ni en películas, además de que en nada ayuda a los resultados en su especialidad (...) le fue negada su cuarta victoria panamericana seguida, beneficiándose Canadá por partida doble, pues dos representantes suyos avanzaron al oro por empatar en segundo lugar, y también Estados Unidos que hubiera perdido frente a Cuba en atletismo por tercera vez en sucesión".

Sería injusto obviar a diversas figuras de la cita: los nadadores canadienses que aventajan a los de USA, brillo mayor para Jessica Doglau y Joanne Malar, con par de coronas individuales cada una, con el agregado de la victoria en los relevos; el brasileño Gustavo Borges vuelve a sobresalir en la piscina; su compatriota Vanderlei Cordeiero de Lima muestra ser una fiera en el maratón: repetirá cuatro años después. Leona la mexicana Ana Gabriela Guevara, la número uno en los 400 lisos; igual alegría en Santo Domingo 2003 y Río de Janeiro 2007.

A la rara descalificación por doping de varios pesistas cubanos, responde su coterráneo Idalberto Aranda, as de los 77 kilos(355), al romper el único récord mundial en la justa cuando burla el tope en envión de la nueva división: 205.5 en cuarta prueba. Los mejores en gimnasia artística; Erick López al frente otra vez. Mal entre las damas. Doloroso revés en el voleibol para mujeres. Sus compatriotas dominan las disciplinas de combate: los esgrimistas ganan 9 de 10 galardones máximos, los boxeadores (9 de 12), los judocas con igual resultado, y en lucha, solo superados por los de USA por un título, acumulan 7-7-2.

Grandes campeones: los mosquitos. Para muchos, resultaron las mascotas de la cita por encima de la Lorita y el Pato de los Bosques.

Visto 341 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar