miércoles, 21 agosto 2019, 01:36
Jueves, 04 Julio 2019 05:53

Lagarde fuera del FMI, Buenos Aires lo sufre

Escrito por  ANSA
Valora este artículo
(0 votos)
Cálido saludo entre Christine Lagarde y Mauricio Macri Cálido saludo entre Christine Lagarde y Mauricio Macri ANSA

La salida de Christine Lagarde del Fondo Monetario Internacional (FMI) para pasar a dirigir el Banco Central Europeo (BCE) implica un duro impacto para el gobierno de Mauricio Macri, justo en un año electoral en Argentina.


"Le escribo para agradecerle por el apoyo durante todo este tiempo y para desearle suerte en lo que viene", le escribió, a través de WhatsApp, el ministro de Hacienda de Argentina, Nicolás Dujovne, a Lagarde ayer, reveló el diario La Nación.

La francesa, como directora gerente del Fondo, fue una promotora del Stand-by Agreement (SBA) que entregó a Argentina una cobertura de 57 mil millones de dólares en medio de una crisis cambiaria.

También fue tolerante cuando los procedimientos acordados entre Buenos Aires y el Fondo no funcionaron para frenar la corrida del dólar y fue necesario flexibilizarlos. Más de una vez, elogió a la administración y rumbos de Macri.

"Espero que todo el país se enamore de Christine Lagarde", llegó a manifestar Macri en septiembre pasado, tras la renegociación con la que logró que el Fondo amplíe el monto del préstamo y que acceda a entregarle la mayor parte de los dólares durante su mandato.

La prensa contó que la relación entre Lagarde y el gobierno argentino se consolidó en un almuerzo el año pasado entre Lagarde, Dujovne y varios economistas privados, en el departamento del ministro. Desde entonces, Lagarde llama a Dujovne cálidamente "Nicola", confesaron allegados al ministro argentino, que resaltan la cordialidad que existe en el vínculo.

Encima, la salida de la francesa del FMI se produce un mes antes de las PASO (elecciones primarias en Argentina) y semanas después de que el precandidato presidencial de la oposición, Alberto Fernández, hiciera duros planteos a enviados de esa entidad.

Fernández -compañero de fórmula de Cristina Fernández de Kirchner- exigió con marcado énfasis la necesidad de renegociar las condiciones del acuerdo que el Fondo tiene con Argentina y de aumentar los plazos de pago.

Macri irá en busca de la reelección en las elecciones de octubre próximo, pero la crisis económica del país (alta inflación, aumento del desempleo y gran caída del consumo) lo colocan en incómoda posición, según los sondeos.

"Cuando solicitamos al Fondo que nos otorgara la posibilidad de utilizar los dólares que no prestó para frenar corridas bancarias, el número dos de la entidad, David Lipton, se mostró esquivo porque eso violaba las normas internas" (el artículo VI del convenio constitutivo del Fondo prohíbe utilizar prestamos para frenas salidas de capital, NDR), dijo una fuente del gobierno a ANSA tras conocerse la salida de Lagarde.

"Ahora el que asume el lugar de Lagarde de modo interino es justamente Lipton, que, en su momento cedió en su postura dura con Argentina, por las presiones de Washington. Ahora todo será más exigente", admitió el informante, que pidió estricta reserva de su nombre. Lipton es estadounidense e ingresó al Fondo durante la gestión de Barack Obama. Fue el más reacio en dar la autorización al Banco Central de la República Argentina para que intervenga en el mercado cambiario, pero terminó cediendo ante la el enfático reclamo del secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, de la administración de Donald Trump.

"El acuerdo de la Argentina no es con Lagarde. Nada cambia con su salida", dijeron, en contrapunto, voceros de la Casa Rosada, sede del gobierno argentino, que también resaltaron la excelente relación con Mnuchin.

Lo cierto es que en las próximas semanas, en los decisivos meses políticos que afrontará Argentina de ahora en más, el gobierno de Macri va a extrañar a Lagarde.

Visto 328 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar