lunes, 18 febrero 2019, 11:18
Martes, 14 Agosto 2012 04:05

Carnaval de La Habana 2012: Mezcla de lo tradicional y contemporáneo

Escrito por  Joel Michel Varona/PL
Valora este artículo
(0 votos)

El Carnaval de La Habana trajo consigo la euforia de siempre para los habitantes de la capital, quienes disfrutaron durante 10 días de un majestuoso espectáculo.



El Carnaval de La Habana trajo consigo la euforia de siempre para los habitantes de la capital, quienes disfrutaron durante 10 días de un majestuoso espectáculo marcado de principio a fin por lo tradicional y lo contemporáneo.

  Desde el anuncio de su realización, los que prefieren las diversiones intensas siguieron las noticias del comité organizador, encargado de divulgar las actividades centrales, colaterales y elencos participarían en el jolgorio.

En medio de las nuevas tendencias musicales, el carnaval y su música representativa de nuestras raíces siguen motivando a miles de bailadores, quienes son sorprendidos con nuevos conceptos artísticos dirigidos a sumar a las nuevas generaciones.

En ese contexto, las autoridades y diversos organismos ponen en marcha diferentes mecanismos para el éxito de la fiesta popular, que comienza con el Bautizo de las Farolas, una suerte de ritual espiritual para que el carnaval tenga la carga positiva necesaria.

Esta edición, del 3 al 12 de agosto, contó con la presencia de la tradicional comparsa (agrupación danzaria) Los Componedores de Batea, creada en 1908 y dirigida hoy por el médico de profesión Javier Alba, quien declaró a Prensa Latina que el propósito del multipremiado elenco era homenajear a la Rumba, declarada en 2012 Patrimonio Cultural de la nación cubana.

Nacimos en la barriada de Cayo Hueso, y es un honor rendir tributo a este género musical tan nuestro y a todos los que lo cultivaron, añadió Alba, creador del espectáculo El Solar de la Rumba, ejecutado por 166 integrantes, entre bailarines, modelos y figurantes.

De este modo "Los componedores" -como se les conoce en el ambiente carnavalesco- contribuyen con su arte a preservar el patrimonio cultural y la identidad nacional.

En una reñida porfía danzaria entre agrupaciones, como Jóvenes del Este y La Giraldilla, relució el elenco de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), que eligió defender la existencia del Carnaval de La Habana.

Casi afónico tras varios días de intenso trabajo, dando orientaciones y ultimando detalles para el desfile, Orestes Vasallo, director de la FEU, como la nombran sus simpatizantes, declaró que el objetivo del colectivo es que el Carnaval sea cada año un "espectáculo mayor, mejor y para siempre".

Tenemos ante nosotros uno de los sucesos más importante de la vida cultural de la capital, por tanto, debemos contribuir a potenciarlo para darle más brillo a esta fiesta popular, remarcó Vasallo.

Estamos hablando del carnaval que bautizó la Revolución cubana, y de ahí que nuestro lema central sea Sí se puede, sentenció.

La Comparsa de la FEU surgió en 1961 y desde entonces experimenta una constante renovación, hecho que moviliza a sus directivos a diseñar nuevos espectáculos para cumplir las expectativas de sus seguidores.

Merecedora en varias oportunidades del Gran Premio del Carnaval, la aclamada agrupación impuso en la segunda mitad de la década del 80 un estilo coreográfico exclusivo basado en la ejecución danzaria en bloque, en vez de a modo de pasacalles.

El público enloquece en el malecón habanero cuando percibe este fenomenal cuerpo de baile -integrado por estudiantes universitarios y egresados-, "tirar pasos" complicados, con elementos tradicionales, folclóricos, del momento y sin dejar fuera la contagiosa conga.

Elegancia, maestría y entrega distinguió una vez más a la comparsa de Los Guaracheros de Regla, convertida en toda una institución de la cultura cubana y merecedora de la incondicional simpatía de los asistentes al carnaval habanero 2012.

Haciendo honor a su espectáculo Conquistando Corazones, la emblemática agrupación danzaria se lució -como dicen los cubanos-, con una compleja y sincronizada coreografía, la cual fue disfrutada por una muchedumbre desde palcos y barandas de seguridad.

Su fundador, Humberto Medina, declaró a Prensa Latina que esta vez el público disfrutó de una combinación artística armada con salsa, un toque español y pinceladas africanas.

La música estuvo a cargo de los tradicionales Tambores de Bejucal y la afamada orquesta Azúcar Negra, liderada por Leonel Limonta, autor de exitosos temas como El estrés, Vitamina C, Se acabó el pescao y su hit actual El capitolio.

El guarachero mayor recalcó que convertirse en una institución de la cultura cubana es un reconocimiento alcanzado a través de un alto sentido de la disciplina, el humanismo, el compañerismo, el respeto, el rigor artístico y la entrega al pueblo.

Los Guaracheros nacieron en Regla el 5 de junio de 1959 y su nombre lo reciben de su característico vestuario, en el cual resaltan las abultadas mangas de vuelos de colores, conocidas como guaracheras.

Su éxito llegó cuando lograron combinar en su trabajo las experiencias danzarias de admiradas comparsas tradicionales: El Alacrán, Los Marqueses de Ataré, Los Componedores de Batea y La Jardinera, entre otras.

Empero su sello solo fue posible acuñarlo gracias al amor de sus miembros a su comparsa y a su natal Regla, aunque varios integrantes residen en otros municipios de la capital.

Muchos de sus bailarines, faroleros y figurantes forman parte del elenco desde su niñez, pues pertenecieron a Los Guaracheritos de Regla.

Una bocanada de aire del Caribe aportó Trinidad y Tobago al Carnaval de La Habana, y si Cuba y esa nación estaban hermanadas en muchos sentidos, ahora su amistad queda reforzada al compartir sus cantos, bailes y alegrías.

Es una noche histórica para ambos pueblos, pues por primera vez Trinidad y Tobago se une a sus hermanos cubanos para dar riendas sueltas al Caribe que llevan por dentro, declaró a Prensa Latina la embajadora de esa nación, Jennifer Jones-Kernahan.

La iniciativa de estar en el Carnaval 2012 tiene como concepto básico la unidad del Caribe, teniendo en cuenta la fortaleza de las raíces culturales; es así como nos entendemos mejor, indicó Jones-Kernahan.

Este espectáculo es solo un primer paso, en 2013 será más visible nuestra presencia en esta festividad capitalina, adelantó.

Los artistas cubanos están motivados y desean conocer la cultura de Trinidad y Tobago, de ahí que en la carroza que representa mi país, el público pueda escuchar el Calipso y la Soca, y el cuerpo de baile luzca un vestuario enviado por amigos solidarios, explicó la diplomática.

Jones-Kernahan confesó sentirse cubana pues egresó como médica veterinaria del Instituto Superior de Ciencias Agropecuaria de La Habana, actual Universidad Agraria de La Habana.

"Me encanta Cuba, me encanta este país, pues tenemos el mismo sentido del humor, y otros elementos en común, aquí me siento bien y soy una cubana más", dijo.



Visto 2468 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar