martes, 16 julio 2019, 14:26
Martes, 25 Junio 2019 10:06

ONU: La austeridad y las injusticias sociales son una fuente de trastornos mentales

Escrito por  Rusia Today
Valora este artículo
(1 Voto)

El relator de la ONU en Salud lamenta que, desde la crisis de 2008, las políticas solo hayan aumentado la división, la desigualdad y el aislamiento social, afectando a la mente a muchas personas.

 

«La desigualdad es un obstáculo clave para la salud mental a nivel mundial», advierte un informe presentado este lunes por el relator especial de la ONU en materia de Salud, Dainius Puras. El experto también destaca «el impacto corrosivo de ver la vida como algo injusto» y la austeridad y la inseguridad laboral como factores que propician distintos trastornos mentales.

Combatir las desigualdades y la exclusión social, mejorar los programas educativos y de bienestar y una mayor sindicalización laboral son algunas de las medidas sugeridas para prevenir o tratar enfermedades psiquiátricas, una misión que podrían cumplir con mejor eficacia que la medicación tradicional, considera Puras.

Es más, las medidas para abordar la desigualdad y la discriminación «serían la mejor 'vacuna' contra las enfermedades mentales», y su aplicación resultaría más eficaz que «el uso excesivo de medicamentos psicotrópicos que se está produciendo» actualmente, afirmó el relator en una entrevista exclusiva con el periódico The Guardian.

La inseguridad y un remedio

Puras denuncia que las políticas desarrolladas desde la crisis financiera mundial del 2008 solo han acentuado la división, la desigualdad y el aislamiento social, por lo que han sido negativas para el equilibrio mental. «Las medidas de austeridad no contribuyeron a una buena salud mental», criticó. "Las personas se sienten inseguras, ansiosas, no disfrutan de un buen estado emocional debido a esta situación de inseguridad»".

    Las medidas de austeridad no contribuyeron a una buena salud mental.

«La mejor manera de invertir en la salud mental de las personas —opinó— es crear un ambiente compasivo en todos los entornos, en la familia y el lugar de trabajo. Luego, por supuesto, son necesarios los servicios [terapéuticos], pero no deberían basarse en un modelo biomédico excesivo».

Engaño de las empresas farmacéuticas

El experto de la ONU criticó la «enorme influencia» de las compañías farmacéuticas, que difunden una «información parcial sobre temas de salud menta». A su juicio, los Estados deberían oponerse a esta tendencia en lugar de fomentar las curas biomédicas. Si los gobiernos "tomaran en serio" cuestiones como la desigualdad, la pobreza y la discriminación, «entonces se podría esperar que mejore la salud mental», reiteró.

Las últimas cifras difundidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sugieren que hasta 970 millones de personas en todo el mundo sufren algún tipo de trastorno mental. Prevalecen la depresión y la ansiedad, que han experimentado un aumento en más del 40 % en los últimos 30 años.

A medida que ha ido creciendo la aceptación de las enfermedades mentales en la sociedad, el número de personas que buscan tratamiento ha aumentando de manera exponencial. Todos esos factores han hecho que la demanda de servicios psiquiátricos esté saturada en muchos países, pero que los médicos prescriban medicamentos cada vez que se los pidan «es una respuesta inadecuada», según Puras.

Visto 245 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar