miércoles, 16 octubre 2019, 07:42
Sábado, 06 Julio 2019 05:08

Drogas: Esclavos desde la primera vez (II)

Escrito por  Alina M. Lotti / CubaSí
Valora este artículo
(2 votos)

El tema de la entrevista con la doctora Carmen Oliva Agüero resulta difícil de abordar, sobre todo porque un elevado porciento de personas que se ven enredados en las drogas, son jóvenes.


La especialista de Primer Grado en Psiquiatría del departamento de Salud Mental del municipio capitalino de Playa, Máster en Prevención del uso indebido de drogas, y Profesora Asistente, consideró vital esclarecer en qué consiste la droga y cuándo se es adicto a su consumo.


APP Carmen 01 e1560447297149.x70014 cubasi

Doctora Carmen Oliva Agüero. Foto: Abel Padrón Padilla

Droga es toda sustancia —señaló— de origen natural o sintético, de uso médico o no, legal o ilegal, que al penetrar en un organismo vivo tiene un determinado efecto sobre la conciencia.

Si alguien la prueba una sola vez, ¿se convierte en adicto?

“No necesariamente se tiene que volver adicto de un solo contacto, pero hay sustancias que crean la adicción más rápido que otras, ya que crean dependencia y tolerancia. Es decir, necesitan cada vez mayores cantidades para tener el mismo efecto que antes se tenía con menos.

“Por ejemplo, hay drogas que 8 ó 9 de cada 10 personas que la prueban se esclavizan desde un primer momento. Esa es la trampa; te hacen sentir sensaciones por encima de lo natural (justo lo que buscan los adolescentes), pero después te enganchan.

“En las actividades de prevención que realizo en las escuelas con los jóvenes siempre les digo que la droga es como un anzuelo; te atrapa y después no puedes desprenderte. Muchas veces no se tiene la percepción del peligro.

“Una persona es adicta cuando incorpora el consumo de las sustancias a su estilo de vida, a la rutina y cotidianidad y eso ya le empieza a traer problemas en su funcionamiento, al menos en algún área de la vida. No importa las cantidades, ni las frecuencias, el hecho es que para el organismo son tóxicas.

“Un adolescente que vende cosas en la casa para consumir, que espera el fin de semana para hacerlo, que empieza a bajar su rendimiento escolar, que comienza a ponerse rebelde con la familia; esa persona que miente, que roba, que cambia su carácter bajo el efecto de la droga y que ya lo hace con una sistematicidad, es adicta”.

Usted ha reiterado la importancia de evitar el primer contacto…

“Sí, hay que impedirlo, porque si se tuvo una `buena` experiencia, a los próximos 15 ó 20 días se vuelve a probar y así los fines de semana. Y poco a poco la persona se va convirtiendo en un esclavo de las sustancias hasta que llega al consumo diario. Ese es el riesgo de la primera vez. Por eso resulta fundamental conocer sobre la marihuana, un tema que la doctora María Esther Ortiz lo ha estado visibilizando en sus programas, porque en los últimos años se ha diseminado entre los jóvenes.

“Es cierto que esta (de forma natural) no tiene un poder adictivo tan fuerte como otras sustancias. Pasa algo parecido con el alcohol en el sentido de la adicción, ya que no todas las personas que lo consumen son alcohólicas. En este caso lo mismo sucede con la marihuana, se puede estar consumiendo e, incluso, dejar de hacerlo y no pasa nada. Pero sí es una droga portera, pues abre las puertas al consumo de otras.

“De hecho, la mayoría de los muchachos que entrevisto en la consulta por consumo de múltiples drogas empezaron con marihuana a una temprana edad; quizás la probaron por embullo, por presión del grupo.

“En una secundaria básica los muchachos de 8vo. grado me decían que si no consumían drogas les decían `cheos, fuera de moda, rompe grupo`, eran repudiados por quienes consumían. Por otra parte, se ha convertido en una moda ingerir bebidas alcohólicas y consumir drogas para recrearse.

“En el argot juvenil `coger un vuele` hace alusión al consumo de alcohol y `arrebatarse` lo es en cuanto a las drogas”.

¿Cuáles son hoy las sustancias más consumidas?

“En la población adulta, el alcohol; en los adolescentes, las drogas ilegales, y en ambos grupos etarios lo más frecuente es la marihuana, después el policonsumo (unión de varias drogas) y los
psicofármacos.

“El alcohólico incorpora el consumo a su rutina de vida. Cuando ve a alguien tomando y siente deseos ya existe una dependencia psicológica; está enganchado. Yo veo a alguien consumiendo marihuana y no me da deseo alguno, pues no soy adicta.

“Muchas personas tienen el concepto de que el alcohol es estimulante y No es así. Es una droga potentemente depresora de la actividad nerviosa superior; primero se deprime la actividad cortical; suelo decir que es como el policía que se lleva adentro, el que te protege, te indica lo correcto, los patrones éticos a seguir. La persona se desinhibe y entonces brotan las pasiones, los deseos, los gustos, los placeres, todo eso se desborda.

“Después, al seguir tomando, se deprime la actividad consciente, y es esa persona que está en la calle, inconsciente, que quizás se ha orinado, defecado”.

Como especialista, ¿qué recomienda?

“Con respecto a las drogas ilegales, mi consejo es NO vincularse, No conocerlas, NO probarlas, porque se corre el riesgo de quedar adicto desde la primera vez.

“En cuanto al alcohol, se aboga por un consumo responsable; lo primero es que el organismo no está listo para recibirlo antes de los 23 años. Los padres no lo saben y piensan que ya a los 18, como se es mayor de edad, el joven está en condiciones de hacerlo.

"Sin embargo, su hígado no está maduro, no está listo para recibirlo. Un hígado fisiológico perfecto demora una hora en procesar una línea de ron. Así que cada vez que lo ingerimos estamos agrediendo a este órgano. Lo otro, es que antes de tomar hay que comer, para que esa absorción sea lenta.

“No se recomienda ingerir bebidas como un instrumento, bien sea para tener relaciones sexuales, hablar en púbico o coger valor para decir o hacer algo difícil, por solo poner algunos ejemplos. Si cada vez que vas a la playa tiene que haber alcohol va a llegar el momento en que no logras disfrutar de un día de playa si no está presente. Lo mismo sucede en otras circunstancias.

“Vale aclarar que el alcohol dificultad el desempeño sexual muy por el contrario de lo que se piensa con frecuencia”.

Me hablaba de la importancia de conocer los peligros de la marihuana…

“Si, es fundamental. Pero eso merece un punto y aparte. Volveremos sobre el tema”.

Visto 660 veces Modificado por última vez en Domingo, 21 Julio 2019 06:16

El 26 de junio se celebra el Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas. Este es el  testimonio de Osvaldo, un muchacho que abandonó ese mundo de quienes se creen “pillos”.

Cuba ocupó el año pasado dos mil 438 kilogramos de drogas, la mayor parte por el canal marítimo y con destino a otros países, informa hoy el Ministerio del Interior (Minint).

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar