jueves, 24 octubre 2019, 00:10
Domingo, 23 Junio 2019 05:09

Paul Limmer y NSAF: Competir en Cuba es una oportunidad única

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/CubaSí
Valora este artículo
(4 votos)
Lo que queda más allá de la rivalidad en la pista, es la camaradería Lo que queda más allá de la rivalidad en la pista, es la camaradería

Precisamente una de las divisas de NSAF es potenciar la confrontación de sus talentos con homólogos de otras naciones del Caribe. Justo en ese panorama se inserta Cuba, en calidad de potencia atlética de la región NACAC. 

National Scholastic Athletic Foundation (NSAF) es una de las más prestigiosas instituciones atléticas en los Estados Unidos. Desde hace casi una década se ha convertido en referente del desarrollo del campo y pista en todas las categorías, con mítines tanto al aire libre como bajo techo, un millón de dólares aproximadamente destinados a potenciar la formación de atletas de varias disciplinas desde la edad de 15 años, y prestigiosos certámenes tanto al aire libre como bajo techo.

Precisamente una de las divisas de NSAF es potenciar la confrontación de sus talentos con homólogos de otras naciones del Caribe. Justo en ese panorama se inserta Cuba, en calidad de potencia atlética de la región NACAC.

Hablamos de que, por ejemplo, el 60% de los medallistas del equipo olímpico estadounidense en Beijing 2008 pugnaron en al menos un evento promovido por NSAF, y en el caso de Kerron Clement, Angelo Taylor, Shalane Flanagan y Sanya Richards, por solo citar algunos, estuvieron amparados por becas desde la categoría cadete (15-18 abriles).

Paul Limmer, Jefe de entrenadores de campo y pista aseguró que pese a las trabas que impone su actual gobierno, el recrudecimiento del bloqueo contra Cuba, y la figura contraproducente de Donald Trump, ellos apuestan y lo seguirán haciendo, por seguir teniendo a Cuba como uno de los principales escenarios de confrontación para sus muchachos:

“Todos pensamos que es una excelente experiencia para nuestros muchachos venir a confrontar acá, porque ellos lo tienen todo: pistas de primer nivel, calzado de avanzada e insumos de cualquier índole, facilidades de entrenamiento.

Queríamos traerlos para que calibraran cómo es el proceso de desarrollo acá, a base de entrega, disciplina y amor, sin importar lo difícil de las condiciones de entrenamiento, las pistas, o cualquier otro obstáculo.

Hay un desnivel muy grande si los comparamos con la infraestructura preparatoria de nuestros chicos, y de eso se trata, de que ellos vean y sientan cuánto son capaces de hacer ustedes, incluso sin poseer la logística ideal.

Es impresionante como un país de menos de 12 millones de habitantes es tan fuerte en atletismo, boxeo, lucha, judo… Es casi inverosímil como lo logran, y de una forma tan eficaz. Queríamos que vieran y sintieran esa experiencia.

Además, hemos tenido en el plano de confrontación muy buena rivalidad y eventos en estos días del Barrientos”.

¿En qué edades están comprendidos los muchachos y en cuántos eventos se inscribieron?

“Solo niños de 16 y 17 años. Vinimos en todas las pruebas de velocidad, 800 metros, todos los saltos, jabalina, disco, martillo, vallas cortas y los cuatro relevos. Sucede que tenemos una cantera tan numerosa que es más sencillo descubrir y pulir los talentos.

Primero hablamos de una población de 330 millones de habitantes, ustedes menos de 12. Contamos con una cantera potencialmente casi 30 veces mayor que la de ustedes en materia de proporciones. Indiscutiblemente sus atletas poseen más motivación, dedicación y enfoque… Tienen que hacerlo bien pues hay otra variable sumamente importante: En Estados Unidos no necesitas ser un atleta para hacer o ganar dinero. ¿Cómo puedes hacer o ganar dinero en Cuba?

Las opciones son mucho más diversas, es lo que quiero dar a entender. Por eso ustedes se aferran al éxito no solo en el deporte. Lo dan todo por alcanzar un objetivo o meta en cualquier esfera de la vida, m´ñas allá de lo material o la necesidad de pensar como se vive”.

¿Tratarán de mantener este tipo de confrontación, como solía hacerse, en futuras ediciones?

“De seguro. Haremos todo lo posible por retornar cada año siempre y cuando la fecha del Barrientos no coincida en calendario con nuestra principal competencia New Balance. Esa fue la dificultad que tuvimos el año pasado. Con fortuna el próximo año la pista principal estará montada y eso le dará incluso más categoría al dual meet”.

En su opinión, ¿qué especialidades son las de mayor poderío y desarrollo en el atletismo cubano?

“Sus martillistas son muy buenos, las principales discóbolas también, a pesar de no encontrarse acá. Los saltadores de triple y longitud igualmente poseen potencialidades. En fin, poseen talento y tradición en muchas especialidades.

Tengo entendido que buena parte de sus entrenadores se formaron en la extinta Unión Soviética. Hay diferencias entre los europeos y los estadounidenses, incluso con los atletas caribeños y cubanos. Ellos son más fuertes, pero menos flexibles y rápidos. Nuestros atletas negros son superiores y ahí está el parecido, en las raíces africanas. También son personas maravillosas. Así de simple.

Esa es una de las razones por la que los Estados Unidos es una potencia del atletismo y del deporte en general. Estructura, sistemas de entrenamiento, sistema de competición desde edades escolares, y mucha cantera para descubrir y desarrollar el talento.

Por eso cada vez que venimos acá los admiramos más, por todo lo que han conseguido, el prestigio ganado en el entorno deportivo, su fortaleza y espíritu olímpico, pese a las reales adversidades que enfrentan a diario.

Es eso lo que nos compromete a luchar, a desafiar trabas migratorias o de cualquier otra índole, en aras de que nuestros muchachos continúen viniendo, compitiendo, pero lo que es crucial, tomando estas lecciones de vida y sacrificio, de éxito a toda costa”.

En el Barrientos los norteños dominaron la jabalina varonil, el salto de altura, el 4x100 femenino, las vallas cortas juveniles, entre otras... Puente de acercamiento atlético entre Cuba y Estados Unidos. Uno sólido, levantado contra viento y marea, en una circunstancia nada favorable en lo que a relaciones entre ambos países se refiere. El mejor registro es indiscutiblemente el de la confianza, hermandad, solidaridad. 

Visto 442 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar