domingo, 22 septiembre 2019, 02:10
Domingo, 09 Junio 2019 04:08

Malawi: Mutharika, sin reposo

Escrito por  Arnaldo Musa / Especial para CubaSí
Valora este artículo
(0 votos)
Peter Mutharika, presidente de Malawi Peter Mutharika, presidente de Malawi

Además de ser uno de los países del mundo con más bajo nivel de calidad de vida, Malawi enfrenta hoy las enormes consecuencias del paso del huracán Idai.

Además de ser uno de los países del mundo con más bajo nivel de calidad de vida, Malawi enfrenta hoy las enormes consecuencias del paso del huracán Idai, que dejó en la intemperie a unas 920 000 personas, con un aún incontable número de muertos y heridos, y sin una ayuda sustancial de los países occidentales a los que sigue en su política exterior.

Mientras en la vecina y más azotada Mozambique la solidaridad internacional se ha hecho presente, encabezada por naciones con gobiernos progresistas, entre ellos Cuba, con un elogiado aporte de la Brigada médica Henry Reeve, la gobernanza malawi se halla inmersa en un gran dilema, en cuya solución está enfrascado el reelecto presidente Peter Mutharika.

No obstante la catástrofe natural, los comicios se pudieron efectuar, con una gran participación, cuyos resultados dieron apretada ventaja a Mutharika, del Partido Democrático Progresista, quien con el 38,57% de los votos derrotó a su rival más cercano, Lazarus Chakwera, líder del opositor Partido del Congreso de Malawi, quien obtuvo 35,41%, y el vicepresidente Saulos Chilima, en tercera posición con 20,24% Mutharika, de 78 años, consiguió su segundo período en el cargo con una ligera mejora respecto a las elecciones del 2014, en las que obtuvo 36,4% de los sufragios.

El anuncio de los resultados finales se produjo después de que un tribunal decidió descartar una impugnación presentada por el principal partido opositor, quien pidió hacer un recuento de los votos.

La juez Jane Ansah, presidenta de la Comisión Nacional Electoral, dijo que 5,1 millones de los 6,8 millones de electores registrados, en una población de 18 millones, emitieron su voto, lo que representa un índice de participación de 74,44%.

Ansah informó de todas las impugnaciones presentadas por los partidos políticos y que la elección presidencial fue libre y justa y representó un verdadero reflejo de la voluntad de Malawi.

En cuan to a Mutharika, este había abandonado al Frente Democrático Unido y, en su primer mandato, logró enviar a prisión a lagunosa de sus dirigentes, por comprobados delitos de corrupción.

Pese a sus esfuerzos, y ser considerado una personalidad que no se ha dejado corromper, no se ha desprendido de la tutela occidental en la que Malawi se encuentra aherrojada desde su independencia de Gran Bretaña.

Ahora se propone efectuar programas de beneficio social que no pudo realizar antes, además de sacar del ostracismo económico a la empobrecida nación, víctima de continuadas crisis y adherida a la ayuda económica internacional.

Mutharika ha trabajado en el área de la justicia a nivel internacional. Es un experto en Derecho Económico Internacional, Derecho Internacional y Derecho Constitucional Comparado. Sirvió informalmente como asesor de su hermano mayor, el presidente Bingu wa Mutharika, en cuestiones de política exterior y nacional desde el inicio de su campaña electoral hasta la muerte del presidente, el 5 de abril del 2012. También ha ocupado cargos como Ministro de Justicia y más tarde como Ministro de Educación, Ciencia y Tecnología. Mutharika también se desempeñó como Ministro de Relaciones Exteriores del 2011 al 2012.

Ahora se propone mejorar la calidad de vida de la población de uno de los países que se encuentra entre los menos desarrollados y más densamente poblados del continente. La economía está basada en la agricultura, sobre todo de subsistencia, con una población altamente rural. El gobierno malawi depende mucho del apoyo exterior para cubrir sus necesidades económicas, y afronta grandes retos en el crecimiento de la economía, educación, salud y protección del medio ambiente.

Tiene un bajo índice de esperanza de vida y una tasa alta de mortalidad infantil, además de contar con la existencia de miles de casos de SIDA, hecho que ha provocado la disminución de la fuerza de trabajo y el aumento del gasto gubernamental, lo cual tiene un impacto importante en el Producto interno Bruto. Existe una diversidad cultural en la población que incluye a los nativos y las minorías de asiáticos y europeos, con múltiples idiomas y diferentes creencias. Aunque existieron conflictos tribales en el pasado, en el siglo XXI han disminuido considerablemente y el concepto de la nacionalidad malawí ha comenzado a reformarse. A pesar de los conflictos bélicos que ha habido en este país a lo largo de los años, es conocido mundialmente como «la cuna de África» o «el corazón cálido de África».

Se dice que Mutharika está sinceramente imbuido en ayudar a su país. Para lograrlo, necesita dirigir inteligentemente y, sobre todo, laborar sin reposo.

Visto 965 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar