miércoles, 12 diciembre 2018, 04:52
Viernes, 10 Agosto 2012 06:58

¿Qué le preocupa a la familia de hoy sobre la sexualidad?

Escrito por  Dra. Beatriz Torres Rodríguez, Presidenta Sociedad Cubana Multidisciplinaria para el Estudio de la Sexualidad
Valora este artículo
(0 votos)

El no contar con los elementos e información adecuados para pensar y vivir el amor, la sexualidad y la pareja, hace que muchas personas vivan esta esfera de la vida con miedos.

Podemos comenzar planteando que: La sexualidad tiene un carácter privado, personal e intimo, pero ello no quiere decir que renunciemos al encargo social de educarla y que no podamos hablar abiertamente sobre estos asuntos.

 

Ahora ¿Cómo? ¿Hasta donde?, ¿De que manera?, lo iremos perfeccionando, pero lo que no podemos dejar de hacer es ignorar que nuestros hijos, alumnos o pacientes necesitan una información y orientación adecuadas y hasta herramientas científicas en los casos necesarios, para vivir de manera más placentera y segura su sexualidad, lo que redunda en la vida en pareja y en familia.

 

Uno de los temas menos hablados con los hijos son los referidos a la sexualidad, convirtiéndose muchas veces en una zona de silencios y de actitudes evitativas, como también puede mostrarse su manejo con reacciones exageradas ante manifestaciones normales de la sexualidad infantil, adolescente o de la tercera edad, relacionado con  falso pudor,  prejuicios o temor a incentivar el interés en estos temas.

 

El no contar con los elementos e información adecuados para pensar y vivir el amor, la sexualidad y la pareja, hace que muchas personas vivan esta esfera de la vida con miedos, culpas y angustias reprimidas.

 

Hoy queremos compartir con ustedes algunas reflexiones sobre estas problemáticas, que están basadas en la información obtenida a través de mi trabajo en la pagina digital de consulta del periódico "Trabajadores", denominada "Hablemos sobre sexualidad", así como también de la información obtenida por las preguntas y los correos electrónicos recibidos en los espacios de TV: "Sexualidad y vida cotidiana" y "Triangulo de la confianza" del Canal Habana, así como en "Pasaje a lo desconocido".

 

De aquí, que las respuestas a las  inquietudes y preguntas acerca de la sexualidad, la vida en pareja y el amor, forman parte desde hace años de mi trabajo profesional, además de que socialmente en cualquier medio que me reúno aparecen estos temas; ¿Es que a lo largo de todos los tiempos habrá algún aspecto que haya despertado el interés de tantas personas como la sexualidad?

 

Así, pienso que estas inquietudes, exactamente las enviadas por los lectores y respetando su anonimato, son las mismas que durante 27 años como orientadora y terapeuta sexual se me han presentado en el espacio de la consulta y en el trabajo que he realizado en los medios de difusión masiva, por lo que los comentarios sobre ellas pudieran servir de utilidad  a un gran grupo de personas y en especial a las familias.

 

Ahora bien: ¿Lo que nos preocupa actualmente es lo mismo que hace algunos años?  Por supuesto que no.

 

Antes, los temas que más inquietaba a las familias eran: La virginidad, juegos sexuales entre los niños o conductas de iniciación de los adolescentes, temor a la homosexualidad de los hijos e hijas, preocupación por la perdurabilidad de la pareja, etc. En la actualidad las inquietudes se dividen en tres grupos:

 

1. Problemáticas de la pareja contemporánea, donde sobresalen las preocupaciones sobre: Familias extendidas, multiparentales, con sus nuevos y complejos estilos de convivencia y comunicación; Familias donde la mujer está al frente de la educación y protección de los hijos casi sin el apoyo de los padres; Visibilización de la infidelidad tanto masculina como femenina; e Intercambio de parejas.

 

2. Diversidad sexual. Hay toda una serie de inquietudes en relación con: Presencia de homosexualidad en la adolescencia: visibilizado en los medios de difusión masiva, telenovelas nacionales y extranjeras. Antes un tema no tratado; Parejas homosexuales educando a hijos o hijas, por ejemplo, un caso que me visito en consulta de dos  profesionales mujeres preocupadas por la educación de la hija de una de ellas y como manejar la inserción social en la escuela sin que les traiga dificultades a la adaptación a la niña.

 

Preocupación de estos hijos de padres o madres con una orientación homosexual y su inserción social.

 

 

3. Incremento de las Infecciones de transmisión sexual y la aparición del VIH-SIDA, lo que enfrenta a la familia a una realidad de un nuevo cuadro de salud-enfermedad y las implicaciones para la vida y las secuelas físicas y psicológicas que pueden provocar.

 

Todo esto nos invita a reflexionar en la importancia de ¿Cómo?, ¿Qué?, ¿Cuando? y ¿Hasta cuanto?, informamos y orientamos a nuestros hijos, alumnos y pacientes, y a la familia en general, para enfrentar toda esta realidad variable y compleja en relación con la vida en pareja, familia y sexualidad y nuestra responsabilidad como padres y profesionales en los diferentes campos de las ciencias vinculados a esta temáticas, de manejar de forma adecuada y clara estos temas.

 

Tomado de la AIN

Visto 3866 veces

Comentarios  

 
#1 Yelena 16-08-2012 06:57
La sexualidad ha dejado de ser una cuestión personal, privada e íntima, toda vez que se ventila en cualquier ámbito y lugar como todo lo contrario. Muchas veces una pretendida orientación sobre el tema es totalmente desorientadora e incentiva conductas de que "todo en el sexo vale". No todo en el sexo vale, sin que en esta afirmación vayan conceptos religiosos, solo éticos, biológicos y morales. Para poner las cosas en su lugar debemos comenzar por ahí. Por solo poner un ejemplo, la divulgación que ha recibido la diversidad sexual puede generar confusión y caos. Nada en demasía, es una frase que bien pudiera aplicarse a quienes piensan el sexo como orientación.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar