miércoles, 26 junio 2019, 03:58
Martes, 21 Mayo 2019 15:01

Mercado e industria del entretenimiento, amenaza para la diversidad

Escrito por  Ibis Frade Brito
Valora este artículo
(0 votos)

El prestigioso intelectual cubano Abel Prieto alertó hoy sobre una realidad que a veces se pierde de vista: cómo el mercado impone patrones y modelos culturales que buscan anular la diversidad.

El director de la Oficina del Programa Martiano en Cuba participa en un evento en ONU dedicado a la cultura y al desarrollo sostenible, pero muy poco ha escuchado hablar aquí sobre las hegemonías de las industrias del entretenimiento.

Aparte de los sistemas educativos, existe un aparato paralelo relacionado con la industria del entretenimiento que fija patrones culturales a nivel global y que poco tienen que ver con valores defendidos, por ejemplo, en la Agenda 2030, señaló en declaraciones exclusivas a Prensa Latina.

Un niño puede aprender en la escuela determinadas nociones de sus héroes nacionales o sus tradiciones, de ese componente multicultural que tanto se quiere defender, pero después recibe por todas las demás vías posibles una incesante lluvia de mensajes que tienden a homogenizar, a hacer una especie de culto a la violencia, dijo.

Así ocurre con los videojuegos que han inundado el mundo y tienen una matriz racista: el mesianismo yanqui está en el núcleo de toda esa industria cultural, recalcó.

'La verdad dura y brutal que no podemos desconocer es que hoy, los patrones y los modelos culturales los está imponiendo el mercado, que está copado por cuatro o cinco corporaciones.'

De esta forma, establecen un discurso donde las diferencias no existen y lo que llaman multiculturalidad, si aparece, es para ser folclorizada y vendida como un material exótico, observó.

Todo esto se ha mencionado muy poco en este evento en la ONU, poco se habla del papel funesto que está teniendo el mercado global, insistió.

Esta es una maquinaria muy poderosa que incluye la publicidad comercial, que incluye a los llamados famosos que a veces son más conocidos que figuras icónicas de la historia mundial, lamentó el intelectual cubano.

Para esa maquinaria, precisó, las personas son solo consumidores y promulgan que para alcanzar la felicidad lo que hay es que tener, tener y tener, comprar, acumular posesiones.

Todo ello va contra el medio ambiente, contra esa armonía con la naturaleza que se supone está en la Agenda 2030, enfatizó.

Ese modelo hegemómico es contrario a lo que defiende la Agenda 2030, no se trata de una invitación al pesimismo, 'pero sí a ver con crudeza lo que está ocurriendo en la vida real, y esa promiscuidad tremenda entre figuras que no valen la pena, totalmente olvidables, con otras que sí realmente merecen cultivar y sembrar'.

Para Abel Prieto, quien fuera durante muchos años el titular del Ministerio de Cultura de Cuba, resulta una muy buena iniciativa convocar a eventos de este tipo en la ONU.

La cultura, junto a la educación, recalcó, son pilares para defender la tolerancia, la política inclusiva, para evitar todo tipo de discriminación y luchar contra los estereotipos.

Visto 261 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar