lunes, 14 octubre 2019, 19:31
Sábado, 18 Mayo 2019 08:34

Gobierno venezolano apuesta por el diálogo ante agresiones

Escrito por  PL
Valora este artículo
(0 votos)

El Gobierno de Venezuela adelanta hoy conversaciones con la oposición para construir una agenda para el diálogo por la convivencia pacífica, confirmó el jefe de Estado, Nicolás Maduro.

Maduro precisó que una delegación gubernamental liderada por el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez; y el gobernador de Miranda, Héctor Rodríguez, viajó a Noruega para iniciar negociaciones con representantes opositores.

El mandatario agradeció al Gobierno noruego por el apoyo a las mesas de diálogo, las cuales 'comenzaron con buen pie para avanzar hacia acuerdos de paz, concordia, armonía', expresó el jefe de Estado, que pidió todo el apoyo del pueblo en este nuevo esfuerzo por la convivencia nacional.

Maduro ratificó la disposición del Ejecutivo bolivariano a buscar una salida negociada a las diferencias políticas internas, al recordar que realizó llamados al diálogo en más de 600 oportunidades.

Noruega divulgó este viernes un comunicado sobre los contactos preliminares celebrados esta semana con representantes de los principales actores políticos de la nación, fase exploratoria de un proceso dirigido a apoyar la búsqueda de una solución a la situación del país sudamericano.

Al respecto, el canciller Jorge Arreaza aseveró que el diálogo constituye la única forma de conseguir soluciones con civilidad, con respeto a las instituciones, a la Constitución y a la soberanía de Venezuela.

En entrevista con el canal multinacional Telesur, el diplomático adelantó que entre los temas tratados en el reciente acercamiento entre Gobierno y oposición con sede en Noruega estuvo la necesidad de entender al pueblo venezolano y la Revolución.

Al anuncio de este viernes le antecedieron diversas versiones publicadas en medios de prensa sin confirmación oficial alguna, en el cierre de una semana marcada por la continuidad de las acciones desestabilizadoras de la derecha y las agresiones políticas y económicas de Estados Unidos contra el país.

Tras el fracasado intento de golpe de Estado del 30 de abril, el ala más radical de la oposición venezolana, encabezada por el autoproclamado 'presidente encargado' Juan Guaidó, apeló nuevamente al peligroso atajo de la violencia al solicitar a Estados Unidos una intervención militar contra el país.

La vicepresidenta ejecutiva Delcy Rodríguez, repudió una carta enviada al jefe del Comando Sur estadounidense, almirante Craig S. Faller, de parte de Carlos Vecchio, representante ante Washington de Guaidó, que en tono eufemístico llamaba a la potencia norteamericana a contemplar la opción militar contra Venezuela.

'(...) el Gobierno Interino agradece y recibe el apoyo de los Estados Unidos y confirmarle nuestra disposición para comenzar las conversaciones respectivas a la cooperación que ha sido ofrecida por su comando', indicó Vecchio en la misiva dirigida al alto mando militar norteamericano.

Estas acciones tienen como fin crear zozobra y desestabilización en Venezuela, subrayó la vicemandataria al calificar de sumisa y lacaya a la facción política de la extrema derecha 'que se niega a buscar y ganar el amor al pueblo venezolano a través de los votos y pretende imponerlo por la violencia'.

Delcy Rodríguez aseguró que la administración de Donald Trump continúa con su bloqueo sistemático a través de medidas coercitivas en los ámbitos financiero, comercial y económico, y en especial contra el sector petrolero, para afectar los activos del país.

Aunque los principales voceros de la casa Blanca manifestaron en reiteradas ocasiones que 'todas las opciones están sobre la mesa' para abordar el 'problema venezolano' -en referencia a una posible intervención armada-, hasta la fecha las agresiones se centraron en lo político, diplomático y principalmente en la economía.

Desde el reconocimiento de Juan Guaidó como 'presidente encargado' y la ruptura de las relaciones, Washington congeló los activos de la empresa estatal Petróleos de Venezuela en territorio de Estados Unidos e impuso sanciones a diversas entidades financieras, incluido el Banco Central, entre otras medidas coercitivas.

En esa línea, esta semana el Departamento norteamericano de Transporte anunció la suspensión inmediata del servicio aéreo entre Estados Unidos y Venezuela, a solicitud del Departamento de Seguridad Nacional y bajo el argumento de que existen condiciones en la nación sudamericana que amenazan la seguridad.

Asimismo, el Gobierno estadounidense autorizó el allanamiento de la sede diplomática venezolana en Washington y el arresto de los activistas norteamericanos que resguardaban el inmueble, acto calificado de acción brutal contra el derecho internacional por parte del presidente Maduro.

El jefe de Estado ratificó que en respeto a las normas establecidas para el resguardo de las sedes diplomáticas, el Gobierno venezolano reforzó la protección del inmueble donde radicara la embajada estadounidense en Caracas antes de la ruptura de las relaciones diplomáticas el 23 de enero último.

Visto 372 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar