domingo, 16 junio 2019, 18:57
Domingo, 19 Mayo 2019 06:47

Sin coaligarse con la izquierda: PSOE busca gobernar en solitario en España

Escrito por  Arnaldo Musa / Especial para CubaSí
Valora este artículo
(0 votos)
Sánchez e Iglesias Sánchez e Iglesias

Dos semanas después de haberse efectuado las elecciones legislativas en España, el triunfante Partido Socialista Obrero Español –socialdemócrata- subrayo su deseo  de gobernar en solitario, sin coalición con la agrupación de izquierda Unidas Podemos, aunque sí aprovecharse de coincidencias en la plataforma programática.


Fuerzas progresistas habían insistido en una coalición entre Pedro Sánchez –presidente en funciones- y Pablo Iglesia, de Podemos, pero ello ha sido torpedeado por elementos conservadores dentro del PSOE, que quiere “tranquilidad”  en el contexto de la posible investidura de Sánchez en junio venidero, tras consultas con la monarquía y el nuevo Parlamento.

Como se recordará, el número de escaños obtenidos por los diferentes partidos fue el siguiente: PSOE 123, PP 66, Cs 57, Unidas Podemos 42, Vox 24, ERC 15, Junts 7, PNV 6, EH Bildu 4, Na+ 2, Coalición Canaria 2, Compromís 1 y PRC 1.

La campaña electoral definió claramente la pelea entre las tres derechas para conocer cuál de ellas lideraría este bloque. Del fragor de esta batalla resultó que el Partido Popular se desmoronó con el peor resultado de su historia, Ciudadanos subió, pero no lo suficiente, e irrumpió la extrema derecha representada por Vox. El otro factor determinante de la pelea entre derechistas es que Ciudadanos ha repetido hasta la saciedad que no pactaría con el PSOE.

Radiografiada la derrota de las derechas solo quedaba conocer si el PSOE y Unidas Podemos serían capaces de alcanzar un acuerdo. Las encuestas anteriores a estos comicios proyectaban la satisfacción de votantes de ambas formaciones con este posible acuerdo.

Sin embargo, el aumento de escaños del PSOE y la bajada de Unidas Podemos dejó abierta todas las opciones: desde un gobierno de coalición hasta un pacto de legislatura con un gobierno en solitario del PSOE apoyado legislativamente por Unidas Podemos, y quizás también con PNV, Coalición Canaria, Compromís y los partidos independentistas ERC, Junts y EH Bildu. Esta posibilidad parece ser la que predominará

APRECIACIÓN

La suma de escaños del PSOE y Unidas Podemos alcanzar los 165, lo que permitiría un gobierno socialdemócrata con mayoría simple, que necesitaría apoyarse puntualmente en las izquierdas independentistas o en los partidos nacionalistas, mientras los “populares” se hunden en el mar de una derecha dividida.

Pero los de Sánchez no quieren tanto progreso y compromiso con la izquierda, por lo cual el equipo de trabajo que señala lo que debe hacer coincide con la monarquía en la formación de un Consejo de Ministros de “socialistas” con algún "independiente de reconocido prestigio".
Sánchez quiere conformar un Ejecutivo monocolor  y cree que la contundente victoria electoral del pasado día 28 le legitima para conseguirlo. Está previsto que a partir del próximo 27 arranque la ronda de consultas con el Rey, una vez se conozca quien ocupará la nueva presidencia del Congreso. La tercera autoridad del Estado "será socialista", afirman desde el PSOE.

En el equipo de Sánchez creen que podrían sacar adelante una investidura sin demasiados problemas. Las matemáticas les dan. Simplemente con el apoyo de Unidas Podemos les valdría. ¿Cómo conseguirlo? Cuentan con hacer alguna concesión a quienes han fijado ya como sus socios prioritarios, pero también son conscientes de que el 28 de abril consiguieron aplastar a la coalición de derecha.

Así las cosas, sólo resta esperar los próximos pasos del PSOE, que ha logrado simpatías por una mejor política interna emprendida por Pedro Sánchez, pero que en la exterior tiene sombras serias como las de unirse a la campaña imperialista contra el Gobierno Bolivariano de Venezuela.

Visto 609 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar