miércoles, 19 junio 2019, 07:28
Sábado, 11 Mayo 2019 11:09

"Chalecos amarillos", cianuro y "fake news"

Escrito por  ANSA
Valora este artículo
(0 votos)
Protestas parisinas con bengalas amarillas, gases lacrimógenos y extrañas informaciones. ¿Por qué extraen sangre en las manifestaciones? (foto: ANSA) Protestas parisinas con bengalas amarillas, gases lacrimógenos y extrañas informaciones. ¿Por qué extraen sangre en las manifestaciones? (foto: ANSA)

Una misteriosa información, acaso una noticia falsa, rodea las protestas de los "chalecos amarillos" y sostiene que en las concentraciones hay gente misteriosa que realiza exámenes de sangre con fines poco claros.


La prensa ha divulgado el dato con diversos matices, entre ellos el prestigioso Le Parisien, y la historia ha disparado intrigas y especulaciones desde hace tres semanas.

Durante las manifestaciones de los "chalecos amarillos" en París, se afirma, una docena de personas con material improvisado toman muestras de sangre. Es que los activistas están convencidos en que habría cianuro en el gas lacrimógeno que lanza la policía y eso se puede detectar con un análisis de sangre, explican unos.

Lo llamados "médicos de la calle", voluntarios que asisten a los manifestantes e intervienen frente a un desmayo o malestar e incluso después de los enfrentamientos frente a golpes y cortes sangrantes, afirman que no tienen nada que ver con esas otras personas que extraen sangre en la vía pública. Una camiseta blanca, una cruz pegada en el hombro o en el casco, basta para cumplir esa función.

Así que cualquiera puede mezclarse con los tradicionales "médicos de la calle", una suerte de paramédicos solidarios, pero, además de los vendajes, apósitos y desinfectantes, estos otros portan material para tomar muestras de sangre. Una jovencita entrevistada por la prensa francesa dijo que fue llevada por amigos, después de haber estado mucho tiempo expuesta a los gas lacrimógeno, ante esas personas que creía que eran voluntarios. Esas personas, además del tratamiento normal para neutralizar los efectos del gas, le propusieron "medir la tasa de cianuro" en sangre y le tomaron una muestra. Muchas personas que, aturdidas, dieron su consentimiento a esas extracciones, ahora tienen miedo. Algunos lograron encontrar a los responsables por teléfono y la respuesta que recibieron fue: "no escuchen a los 'médicos de la calle' que nos critican, ellos están de acuerdo con el gobierno".

Demasiadas preguntas sin interrogantes: quiénes son esos extractores de sangre, a quién responden, realizan la extracción con los recaudos médicos necesarios, hay en realidad cianuro en los gases lacrimógenos o todo eso es una "fake new".

Visto 433 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar