viernes, 20 septiembre 2019, 15:05
Martes, 07 Mayo 2019 04:33

Atletismo: De diamante en Doha y demonios de testosterona

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/CubaSí
Valora este artículo
(2 votos)
Caster Semenya nuevamente a un impasse de incertidumbre, medicación y sombra de rendimientos. Caster Semenya nuevamente a un impasse de incertidumbre, medicación y sombra de rendimientos.

Al parecer, el número nueve no se antoja agraciado para la corredora sudafricana Caster Semenya. Recordemos que después de coronarse en Berlín 2009 fue obligada seguir tratamientos para reducir sus niveles de testosterona.

Arrancó la Liga del Diamante en Doha, Catar, el mismo escenario que acogerá el Mundial de atletismo del 27 de septiembre al 6 octubre y varios de los mejores exponentes lanzaron clarinadas en sus respectivas pruebas.

Sin participación cubana en esa primera parada el desenlace más sobresaliente llegó con el astronómico disparo del discóbolo sueco Daniel Stahl (70.56 metros), récord para el mitin y marca líder de la incipiente campaña. Para tener una idea de la magnitud de su envío baste decir que el noruego Ola Stunes es segundo del ranking anual con 67.78, el jamaicano Traves Smikle (67.57) va tercero y Jorge Fernández, nuestro mejor exponente de regreso al ruedo ha conseguido 64.72 esta campaña, para el puesto 14.

También nos interesa sobremanera lo acontecido en el doble hectómetro, con triunfo del turco Ramil Guliyev (19.99 segundos). El crono lo colocó segundo anual por detrás del nigeriano Divine Oduduro (19.76), sensación pues igualmente regentea los 100 con 9.94. Acá el antillano Roberto Skyers (9.98 y 20.29) se coloca segundo y decimonoveno. Del dos al cinco acá en esta prueba serán casi seguro rivales directos de Skyers en Lima, especialmente el ecuatoriano Alex Quiñonez (20.19).

No menos interesante para nosotros, y tomando en cuenta el estirón de 7.02 metros de la heptatleta Adriana Rodríguez devino la prueba de salto de longitud. Dos detalles descollantes: el triunfo de la colombiana Catherine Ibargüen (6.76), habituados a verla regentear en el triple; y los pobres rendimientos de las estadounidenses Sha´keela Saunders (6.37-7ma) y Tianna Bartoletta (5.92-9na).

El cierre con toda la connotación y dejando saber que es la mejor ochocentista activa lo puso la sudafricana Caster Semenya (1:54.98 minutos) tiempo que la puso al frente de las corredoras en este 2019, plusmarca para Doha y su segundo adiós oficial momentáneo de las pistas.

El caso Semenya

La sombra de su metabolismo hormonal le ha pasado factura y de nuevo ensombrece su carrera. Al parecer el número nueve no se antoja agraciado para la corredora sudafricana Caster Semenya. Recordemos que después de coronarse en Berlín 2009 fue obligada seguir tratamientos para reducir sus niveles de testosterona, producto de lo cual sus rendimientos mermaron, y tardó mucho en retornar a la élite de la doble vuelta al óvalo, afectada además por problemas económicos.

Ahora nuevamente Semenya deberá medicarse para competir. El Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS, por sus siglas en inglés) considera que es una medida discriminatoria pero necesaria para preservar la integridad de los atletas y lograr el equilibrio en las competencias del sexo femenino.

El veredicto favorece de muchas maneras a uno de los ejes en la gestión de Sebastian Coe, líder de una administración que ha situado a la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) al frente de una ardua lucha contra estas diferencias y la proliferación de otras prácticas dañinas como el dopaje, aunque también se aprecian desigualdades en su afán.

Contraproducente el hecho de que, en otras pruebas como la velocidad y los lanzamientos, pese a la existencia de evidencias sólidas que demuestran que la testosterona sintética es el dopaje favorito de las exponentes de estos eventos, no se hayan adoptado o aplicado medidas similares.

¿Será por el hecho de que en las mismas suelen regentear atletas europeas y estadounidenses?

Notorio el hecho de que el radio de distancias en el que destaca Semenya, justamente, abarca de los 400m a los 1.500 metros y a esas pruebas se reduce la medida que sugiere la IAAF.

Desde el mes de febrero el TAS estudió el recurso de la campeona sudafricana contra el nuevo reglamento de IAAF que obliga a las mujeres “hiperandróginas” a reducir, a través de medicamentos, sus niveles de testosterona si quieren participar en pruebas internacionales desde los 400 metros a la milla (1.609 metros), y falló en contra de la atleta.

Así es que, en lo adelante todas las que clasifiquen como tal deberán medicarse para disminuir su tasa de testosterona (por debajo del umbral de 5 nmol/L de sangre) y así poder competir en dichas pruebas.

El plazo para cumplir con estos niveles finaliza el 8 de mayo, de ahí que Doha haya constituido el nuevo adiós competitivo de Semenya antes de esa fecha.

En el mismo caso que ella están las otras dos medallistas de la distancia en los Juegos Olímpicos de Río 2016, Francine Niyonsaba (Burundi) y Margaret Wambui (Kenia).

La marca personal de Caster Semenya para pruebas de 800 metros es de 1:54.25 minutos, y la colocan cuarta de todos los tiempos. Le anteceden Pamela Jelimo (1:54.01), Nadezhda Olizarenko (1:53.43) y Jarmila Kratochvílová (1:53.28).

Semenya posee tres registros en ese top-ten, en el que igualmente repiten nuestra Ana Fidelia Quirot (dueña de la 5ta-1:54.44 y 10ma-1:54.82 cotas), y Kratochvílová (1:53.28 y 1:5468).

Entre las corredoras en activo descuellan la mencionada Niyonsaba (1:55.61) y la estadunidense Ajee Wilson (1:55.47). Tanto Niyonsaba como Wambui, igualmente disputaron sus últimas mangas antes de entrar en vigor el fallo del TAS.

A propósito del tema, el doctor Jonathan Ospina, de la Universidad Isabel I, de Burgos dijo a El País que: “Las consecuencias de la norma tienen ramificaciones fisiológicas, deportivas, éticas y de respeto a los derechos humanos”.

“Es una norma que actúa directamente contra Semenya, y tiene un cierto matiz racista y discriminatorio hacia los países menos desarrollados. Según el estudio en que se apoya la IAAF, en otras pruebas, como lanzamiento de martillo y salto con pértiga, la testosterona es también decisiva. Son pruebas con mayoría de competidoras blancas y europeas o estadounidenses a las que no se van a exigir límites”.

Pinceladas de un caso bien controvertido y polémico. A continuación, cerramos con las tres primeras posiciones en cada una de las pruebas disputadas en pistas cataríes:

Tres primeras posiciones en Doha

Pértiga M:
-San Kendriks USA 5.80
-Thiago Broz BRA 5.71
-Seito Yamamoto JPN 5.61

Disco M.
-Daniel Stahl SWE 70.56 WL MR
-Lukas Weisshaidinger AUT 66.90
-Ehsan Hadadi IRI 66.78

Salto ALto F
– Yaroslava Mahuchikh UKR 1.96
-Mirela Demireva BUL 1.91
-Erika Kinsey SWE 1.91

Salto Largo F
– Caterine Ibarguen COL 6.76 SB
– Maryna Bekh-Romanchuk UKR 6.74
– Brooke Stratton AUS 6.73

400 c/v F
– Dalilah Muhammad USA 53.61 WL RM
– Ashley Spencer USA 54.72
Anna Ryzhikova UKR 54.82

800 M
– Najil Amos BOT 1.44.29 WL
– Emanuel Kipkurui Korir KEN 1.44.50
– Donovan Brazier USA 1.44.70

100 c/v F
– Denise Williams JAM 12.66 SB
– Tobi Amusan NGR 12.73
– Sharika Nelvis USA 12.78

3000 Steeplechase M
– Soufiane El Bakkali MAR 8.07.22 WL
– Hillary Bor USA 8.08.41
– Leonard Kipkenoi Bett KEn 8.08.61

200 M
– Ramil Guliyev TUR 19.99 SB
– Alex Quiñones ECU 20.19
– Aaron Brown CAN 20.20

Bala M
– Ryan Crouser USA 22.13
– Thomas Walsh NZL 22.06
– Darlon Romani BRA 21.60

800 F
– Caster Semenya RSA 1.54.98 WL MR
– Francine Niyonsaba BDI 1.57.75
– Ajee Wilson USA 1.58.83

1500 M
– Elijah Motonei Managoi KEN 3.32.21
– Timothy Cheriyot KEN 3.32.47
– Bethwell Birgen KEN 3.33.12

200 F
– Dina Asher-Smith GBR 22.26 WL
– Jamile Samuel NED 22.90
– Blessing Okagbare NIG 23.14

3000 F
– Hellen Obiri KEN 8.25.60 WL
– Genzebe Dibaba ETH 8.26.20 PB
– Lilian Kansait Rengeruk KEN 8.29.02

Visto 758 veces Modificado por última vez en Miércoles, 08 Mayo 2019 00:37

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar