martes, 15 octubre 2019, 14:44
Sábado, 04 Mayo 2019 05:25

El judo, los Panamericanos de Lima y un puente a Tokio (+VIDEOS)

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/CubaSí
Valora este artículo
(3 votos)
Magdiel Estrada experimenta un resurgir en su sistema de judo y resultados. Magdiel Estrada experimenta un resurgir en su sistema de judo y resultados. Gabriela Sabau

El recién finalizado Panamericano de Judo constituye un modelaje competitivo puntual de cara a un posible rendimiento en los Juegos Panamericanos de Lima.

Toca arreciar esfuerzos sobre el tatami si de cambiar una realidad que arrojó a Brasil (4-8-3), Canadá (4-2-4), Cuba (3-2-6), Ecuador (1-0-2), y Puerto Rico (1-0-1) en el top cinco de vanguardia.

Por los nuestros, además, dos exponentes, Nairelis Fuentes (70 kg), y José Armenteros (100), cedieron en la disputa del bronce, lo que arroja que 13 efectivos estuvieron involucrados en la puja por preseas de forma individual.

Ahora bien, luego de la tempestad de ippones y proyecciones en la propia sede que albergará el torneo de esa disciplina en Lima, cabe hacer un análisis detallado, sobre la base de cuáles serán los principales escollos de los nuestros, y sus opciones de victoria en cada división, comenzando por las damas.

Femenino:
Vanesa Godínes 48 kg: Se impuso en sus tres pleitos previos con categoría, pero en semifinales se encontró con un escollo de la magnitud de la argentina Paula Paretto (4ta del ranking Mundial-5 225 ptos), y 2da en la cruzada olímpica rumbo a Tokio (2 050). Con semejantes credenciales, era muy difícil que la jovencita de 19 años se impusiera a la curtida albiceleste, medallista universal y bajo los cinco aros.

Vanesa aparece en el escaño 59-175 unidades del escalafón rumbo a Tokio, y en el 74-350 del orbe, con poco kilometraje internacional sobre sus espaldas.

Nahomys Acosta 52 kg: Es quizás esta una de las divisiones que menos solidez poseen en la actualidad. Solo un desenlace airoso vivió Nahomys, que cumplirá 18 abriles el próximo día 15. Con ella se trabaja a futuro. Su piedra en el zapato fue la panameña Kristine Jiménez (72-132 listado olímpico, y 56-662 del planetario).

Anailys Dorvigny 57 kg: Cedió ante la canadiense y a la postre monarca Christa Deguchi (1ra-2 550 del ranking olímpico, y 2da-6 010 del absoluto) como parte del primer duelo entre ambas. En esa categoría hay otro hueso, como la brasileña Rafaela Silva (5ta-1 864, y 7ma-4 667, respectivamente), además de ser una guerrera de mil batallas.

Sin embargo, Dorvigny, bronce en definitiva, exhibe balance favorable 2-1 frente a Silva.

Maylin del Toro 63 kg: Es uno de los referentes de la escuadra femenina y solo hincó su rodilla en la final ante la canadiense Catherine Beuchamin-Pinard (8va-1 375, e igualmente número ocho-3 512 en ambos escalafones). Puede que este duelo se repita a finales de julio, pero Maylin, cuyo saldo con la canadiense es de equilibrado 2-2, en tierras del Cuzco tampoco deberá descuidarse de la brasileña Alexia Castilhos, la ecuatoriana Estefanía García, o la estadounidense Hannah Martin.

La nuestra las domina a todas en el dual meet, y además se consolida en los rankings, a razón de (9na-1 340, y 10ma-3 270).

Nairelis Fuentes 70 kg: Con apenas 21 años Fuentes está llamada a suceder a Onix Cortés. Aún no alcanza ese nivel, y en Lima cayó frente a la brasileña Maria Portela (10ma-1 256, y 5ta-4 552), y la canadiense Kelita Zupancic (13-1 160, y 14-3 145), ambas de mucho mayor aval. De hecho, la nuestra intenta escalar posiciones, y aparece ubicada en lugares 69 y 78 de los listados olímpico y mundial. Acá, otra rival rocosa será la puertorriqueña María Pérez, reina del continente.

Kaliema Antomarchi 78 kg: En una división de cruenta rivalidad, Kaliema (9na-1 394, y 9na-4 043) únicamente cayó ante la brasileña Mayra Aguiar (1ra-1 850, y 1ra-6 134) en la definición. La líder indiscrutible de ese peso se antojó demasiado para la nuestra en la sexta batalla entre ambas. Kaliema nunca ha podido doblegar a Mayra en su carrera, todo lo contrario de las restantes adversarias del continente, ante las que exhibe saldo positivo.

Tendrá que apostar a todo su arsenal si quiere sacudirse de ese fantasma competitivo a la vuelta de poco más de dos meses. En lo personal no creo que se pronostique oro en esa división.

Idalys Ortiz (+78): Es un verdugo para sus contrarias en cualquier latitud. Para coronarse en Lima venció por ocasión número 16 a la brasileña Maria Suelen Altheman. Mantiene su invicto en 11 pleitos de rigor internacionales en lo que va de 2019 y es puntera indiscutible de ambos listados (3 180 y 7 340 rayas). Es sencillamente Idalys Ortiz, sin mucho más que decir, la contundencia vistiendo un judoguis.

Hombres en el espejo:

Luego de calibrar a las féminas, toca el turno de sus homólogos. Sin más, la radiografía a los varones a tenor con lo acaecido en tierras del Cuzco.

Roberto Almenares 60 kg: De a poco va aumentando su nivel. Transitó con tres sonrisas, hasta que se topó con el brasileño Eric Takabatake (9no-1 230, y 11-3 179). Primer duelo entre ambos y primer desliz de Almenares este 2019 ante tres sonrisas. De cualquier manera, en esta categoría el ecuatoriano Lenin Preciado es un hueso durísimo de roer.

Orlando Polanco 66 kg: Acostumbrados a vere los rendimientos de Osniel Solís como principal figura, el bronce logrado por Polanco gratifica, máxime cuando en su ruta solo tropezó con el anfitrión Juan Postigos. El mayor honor, como era de suponerse, recayó sobre el auriverde Daniel Cargnin (8vo-1 346, y 7mo-3 779 en los ranking olímpico y mundial, por ese orden). Habrá que esperar a ver cuál de nuestros representantes se inscribe en los Juegos, en definitiva.

Magdiel Estrada 73 kg: Coronado as de América por segunda ocasión y con palmarés que incluye cuatro platas y dos bronces en estas lides, Estrada (18-777, y 22-1 984) experimenta un resurgir dentro de la élite. Se antojó el verdugo por ippon de los dos canadienses en concurso, incluido el respetable Arthur Margelidon (7mo-1 496, y 6to-4 261). Magdiel se muestra con convincentes 9-2 en este 2019, incluso codeándose con los más encumbrados del planeta. De ahí su escalada de seis posiciones en el escalafón, y que se encuentre clasificado a la cita bajo los cinco aros en este minuto.

José Sotomayor 81 kg: Es indiscutiblemente esta la división de menos empuje dentro del elenco varonil. Presumible entonces que Sotomayor fracasara en su primera presentación ante el canadiense y subtitular Etienne Briand (13-1 018, y 14-2 943). Toca trabajar duro en función de escalar posiciones.

Ivan Silva 90 kg: No hay temor alguno en llamarlo el crack del judo masculino cubano. Se impuso en par de oportunidades al brasileiro Rafael Macedo (12-1 001, y 16-2 857), como para dejar claro quién será el principal contendiente en los Juegos Panamericanos. Extendió su rendimiento en este 2019 a 12-4, y se afianza en las posiciones cimeras de los escalafones, a razón de 3ro-2 055, y 3ro-4 855. Junto a Idalys constituyen las principales cartas de triunfo de la disciplina.

José Armenteros 100 kg: Cuesta aceptarlo, pero ha experimentado una regresión en su judo. Ahora en Lima perdió versus el canadiense y titular Elnahas Shady, y luego por el bronce ante su coequipero Liester Cardona. Cualquiera de los dos que nos represente en Lima, puede aspirar a presea, pues no constituyen los 100 kg una división donde haya hegemonía rutilante o absoluta.
Shady (8vo-1 247, y 18-2 494), y el canarinho Leonardo Goncalves (17-932, y 19-2 476) son indiscutiblemente mucho más estables en sus actuaciones que nuestros dos efectivos.

Andy Granda +100 kg: Otro que busca a sangre y fuego su lugar entre los más encumbrados. Ahora chocó con un muro brasileño de nombre Rafael Silva (3ro-1 495, y 4to-4 325), de nuevo al ruedo por sus fueros. Ya sea Silva o su coterráneo David Moura, se erigen como los principales escollos de Granda (19-796, y 22-1 950) en dominios del Cuzco. Por cierto, en lo que va de 2019 compite internacionalmente de manera oficial para un 3-3.

Voces:

Tras el Campeonato Panamericano, CubaSí tuvo la oportunidad de recoger impresiones de los judocas Iván Silva y Maylin del Toro, las cuales les compartimos:

Silva: “Creo que todos nos comportamos bien y debemos seguir mejorando de cara a los Juegos Panamericanos, eso es lo más importante. Sobre mis combates, pude resolver cada situación como se fue presentando, fundamentalmente ante el brasilero de la final y luego otra vez en la final del por equipos. Pude sacar ambos enfrentamientos. En el por equipos todos querían la victoria y aunque no se pudo siempre contento porque sé que lo dejamos todo. Por delante nos queda el Grand Prix de China del 24 al 26 de mayo, y creo que también otro con similares características en Montreal Canadá. Todo torneo punteable es crucial para la ubicación en el ranking olímpico”.

Maylin: “No fue la mejor actuación porque quería el oro. Pero estoy contenta. La canadiense es una judoca muy fuerte, de la élite. En el
por equipo todos nos esforzamos para alcanzar la victoria, pero para mí fue una buena actuación, aunque no estuvimos en lo más alto del podio”, expresaron dos de los referentes antillanos.

Lo cierto es que ambas escuadras arrecian sus esfuerzos, ponen al límite sus capacidades, en aras de cumplir el sueño olímpico el próximo año en la capital nipona, pero antes, deberán terrenalizar ipponesw y proyecciones en los tatamis peruanos, bien urgidos, si se toma en cuenta que el judo es uno e los deportes aportadores que debe mejorar su rendimiento precedente en Toronto, cuando culminaron con 3-3-8 en la segunda plaza por países, aupados por los oros de Dayaris Mestre (48 kg), Idalys, y Magdiel Estrada.

Visto 549 veces

Medios

Iván Silva (90 kg) e Idalys Ortiz (+78), referentes innegables de nuestro judo. www.judoinside.com

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar