jueves, 27 febrero 2020, 22:38
Jueves, 22 Septiembre 2011 09:01

Cuba envejece: un problema que no puede esperar

Escrito por  Vladia Rubio
Valora este artículo
(8 votos)

No se trata de algo que pueda vislumbrarse solo como perspectiva, es ya un hecho tangible, cuyos tintes serán aún más drásticos a medida que los almanaques avancen. Lo cual debe verse unido al también acentuado decrecimiento poblacional -sinónimo de menos nacimientos-, a la emigración, y, por tanto, de menos personas para cuidar a los ancianos.

 

Fotos: Armando Santana

Eloísa Miravalles probablemente no sepa que este 1ro. de octubre el mundo celebrará un acontecimiento que le toca bien de cerca: el Día Internacional del Adulto Mayor.

Enfrascada en las cotidianas gestiones para el abastecimiento familiar, en el cuidado del nieto mientras la hija permanece en la empresa, y pasando trabajos mil con las piernas, que cada vez le duelen más, esta vecina de Marianao, recién estrenándose como jubilada, no tiene apenas oportunidad, y tampoco muchos deseos, para reparar en celebraciones.

envejecimiento3

 

Sería bien interesante indagar cuántos cubanos están en situación similar a la de Eloisa. Al menos, son cerca de dos millones los que, como ella, rebasan las seis décadas, y cuando se llegue el 2025, uno de cada cuatro pobladores tendrá más de 60 años. ¿De qué modo se ha preparado la sociedad para afrontar el acelerado envejeciendo de sus habitantes?

No se trata de algo que pueda vislumbrarse solo como perspectiva, es ya un hecho tangible, cuyos tintes serán aún más drásticos a medida que los almanaques avancen. Lo cual debe verse unido al también acentuado decrecimiento poblacional -sinónimo de menos nacimientos-, a la emigración, y, por tanto, de menos personas para cuidar a los ancianos.

Aun cuando entre las naciones del  llamado Tercer Mundo Cuba se ubica a la vanguardia en la atención a la tercera edad, sobre todo sustentada en el Programa Nacional de Atención al Adulto Mayor, la situación actual evidencia que resulta insuficiente lo conseguido. Sobre todo, se enmarca en un círculo rojo la manera en que se alista el país para afrontar su envejecimiento poblacional, que aun siendo alarmante no resulta inesperado.

Dentro de las fortalezas con que cuenta la Isla para la atención a la ancianidad, data de 1984 la inclusión de la especialidad de Gerontología y Geriatría dentro de la capacitación del personal de salud. Doce años más tarde, el renovado Programa de Atención al Adulto Mayor ocupa una de las cuatro prioridades dentro del Sistema Nacional de Salud. También significó un puntal para los cuidados al anciano la inauguración en 1992 del Centro Iberoamericano de la Tercera Edad, con el fin de emprender investigaciones sobre ese sector poblacional y formar gerontogeriatras, hoy centro de referencia nacional para la especialidad.

Esos fueron puntos de partida para el posterior despliegue de variadas estrategias encaminadas a beneficiar a ese grupo etáreo: Círculos de Abuelos, Casas del Abuelo, Hogares de ancianos, atención comunitaria a los ancianos que la requirieran en cuanto a alimentación y otras necesidades asistenciales, apertura de la Universidad del Adulto Mayor…

Innegablemente, muchos pasos se han dado, pero la realidad de este presente indica, por ejemplo, que es insuficiente la cantidad de geriatras, a la vez que resultan todavía deficitarios los conocimientos sobre gerontología del personal que labora en las áreas asistenciales.

Queda mucho por hacer. El propio Jefe del Grupo Nacional de Geriatría y Gerontología, profesor doctor Miguel Valdés Mier, subrayaba el pasado año la necesidad de preparar más recursos humanos considerando el envejecimiento acelerado de los cubanos y aun cuando la Isla posee en el tema del personal calificado uno de los mejores indicadores en América Latina.

envejecimiento1

 

El también Presidente de la Sociedad Cubana de Psiquiatría apuntaba que entre los retos del país para atender a sus abuelos figura el proveer a la sociedad de recursos no solo institucionales, sino de opciones o alternativas comunitarias que posibiliten al anciano una mejor utilización de su tiempo libre y capacidades potenciales. Valdés Mier insistió en la necesidad de preparar cuidadores en la comunidad, "porque no siempre es posible que los familiares puedan atender a sus ancianos."

Canas atribuladas

La investigadora María Elena Benítez, del Centro de Estudios Demográficos (Cedem) de la Universidad de La Habana, y una de las estudiosas de este tema, asegura que "a escala social, se viene produciendo en el país una redefinición de la vejez en la conciencia de las personas. Ello no quiere decir que todo esté resuelto, sino que hay una mayor sensibilidad del problema y se trabaja para enfrentar una situación que el país ya tiene y se agudizará en los próximos años".

A tal punto hay que continuar formando conciencia sobre esta realidad en la población toda y en su personal calificado, que apenas es posible profundizar en datos estadísticos sobre ese sector poblacional. Abundan indicadores asociados con la mortalidad materna e infantil  y sus causas, a los índices de bajo peso al nacer, los ingresos en hogares maternos…; pero no así los referidos a la tercera edad.

Las particulares angustias de Eloísa Miravalles hablan, en términos concretos, de cuánto queda por hacer. Le cuesta un mundo alzar el carrito de los mandados cada vez que cruza la calle, porque apenas existen rampas que se lo faciliten, y sí innumerables barreras arquitectónicas. Cuando se rompe el elevador en su edificio de microbrigada, entonces sí que las inflamadas venas de sus piernas de 67 años parecen a punto de reventar subiendo los siete pisos que la conducen a su apartamento.

Y si el asunto es de comprarse ropa alguna que otra vez, hay que ver a la señora contemplando con frustración las perchas de las tiendas donde casi ningún modelo ni talla se ajustan a sus necesidades y gustos. Tampoco la abuela Eloísa, si quisiera, cuenta con muchos lugares donde recrearse en su escaso tiempo libre. La gran mayoría de estas opciones son pensadas para una juventud que cada vez va siendo numéricamente menos.

Sin duda, enfrentar el fenómeno demográfico que hoy vive Cuba es asunto complejo porque implica significativos aumentos de carga para la seguridad social, para el sistema de salud y para muchas otras entidades. Ello sin olvidar que los últimos años estuvieron signados por un crecimiento permanente en los gastos de educación, salud, cultura, deporte, ciencia y técnica, y la seguridad social.

Durante el pasado 2010, fue destinado un 11.6 por ciento del  presupuesto del estado a la seguridad social, y un 1,8 por ciento a la asistencia social, por solo mencionar dos rubros, que no los únicos, relacionados con la ancianidad. Por su parte, la ley de presupuesto para el actual año también dedica la mayor partida a los programas sociales como la educación, la salud pública y la seguridad social, entre otros.

Para entender tales esfuerzos, y los que se avecinan, hay además que contextualizarlos en la compleja situación económica que hoy vive el país, lacerado por la persistencia de la crisis financiera mundial, la escalada de los precios de los alimentos y los combustibles, y las restricciones a Cuba para nuevos financiamientos. Sin tampoco olvidar las complejidades derivadas del bloqueo económico, comercial y financiero que nos imponen los Estados Unidos.

A pesar de tamaños retos, el tema del envejecimiento poblacional no puede quedar para mañana. De ahí que junto a las alternativas institucionales, como apunta el doctor Mier y también la investigadora Benítez, se hace necesario apelar al potencial  comunitario, que, sin grandes inversiones, tiene la posibilidad de tributar de manera importante a la calidad de vida de los ancianos.

Aunque también es válido abogar por acciones multidisciplinarias, intersectoriales, por una coherencia en todo el actuar del país que tenga en cuenta para cada una de sus decisiones que esta es una población envejecida.

A tal punto ello es imprescindible, que fue necesario extender la edad de jubilación. De no haberse legislado así, para dentro de cuatro años ya habría más personas fuera de la vida laboral que las que se encuentran trabajando. No obstante,  para el 2035, cerca del 34 por ciento de los cubanos tendrá 60 años o más, y seremos el país más envejecido de Latinoamérica y el Caribe.

Puertas adentro

La familia cubana es una de las más afectadas por la situación demográfica y lo será aún más en lo venidero. Cada vez son más los padres y abuelos que requieren atenciones especiales en el hogar por ir perdiendo autovalidismo y por las lógicas afecciones degenerativas.

Tampoco la familia está preparada ni cuenta con los necesarios servicios o infraestructuras que le faciliten estas tareas. Lamentablemente, tales carencias en ocasiones se traducen en disfunciones familiares y hasta en maltratos y violencia doméstica, una de cuyas más tristes expresiones es el abandono, el ninguneo del anciano a quien se deja olvidado, como un mueble más de la sala.

envejecimiento5

Por desconocimiento, predominan prejuicios y enfoques negativos sobre la vejez, asumiéndola no como una etapa más de la vida, sino como el fin de la misma, sin considerar cuántas potencialidades encierra. No por gusto algunas culturas milenarias rinden veneración y hasta culto a sus ancianos.

Habría que entrenarse, puertas adentro del hogar, en una mejor convivencia intergeneracional, en aprender sobre las peculiaridades de la tercera edad y sus necesidades. A la vez, también urge fomentar la figura de los cuidadores a domicilio en provecho del rendimiento laboral y de la calidad de vida de los adultos de casa que  se mantienen trabajando.

En este sentido, valdría preguntarse cuál ha sido el destino de los más de 25 mil trabajadores sociales formados durante  el último decenio, y también llamar la atención sobre la modalidad de "Cuidador de enfermos, personas con discapacidad y ancianos", comprendida entre las actividades autorizadas desde septiembre del pasado año para ejercer como trabajo por cuenta propia, y lo urgente de su capacitación y asesoramiento.
 
Y si estos cuidadores son necesarios para familias extendidas, qué decir de aquellos hogares en que vive un viejito solo, o una pareja de ellos. Porque también otro de los efectos del envejecimiento poblacional –además de aumentar las enfermedades degenerativas, crónicas, las hospitalizaciones por largos períodos y con costosos tratamientos- es el incremento de las tasas de viudez.

"Los retos de los años venideros conducen, inexorablemente, a un  cambio en las necesidades y las obligaciones de los miembros de la familia en cuanto a los cuidados de la tercera edad", asegura Benítez. Eso presupone, añade la experta, cambios importantes en la dinámica familiar y  la aparición de nuevas demandas sociales, entre estas la necesidad de establecer roles nuevos y satisfactorios para las personas que envejecen dentro de los nuevos modelos de integración social.

envejecimiento4

El doctor Eugenio Selman, presidente de la Asociación Médica del Caribe (Ameca), del "Club de los 120 años" y también del Congreso sobre Longevidad Satisfactoria cuya novena edición tuviera lugar en La Habana en mayo pasado, declaró en ese contexto que hay seis aspectos fundamentales para avanzar en la "longevidad activa": la motivación, una alimentación sana, la salud, la actividad física, la cultural y un entorno ambiental correcto. Y la aspiración es que, como media,  la expectativa de vida alcance los 80 años.

Eloísa Miravalles, la abuela tantas veces citada en estas líneas; a pesar de sus achaques y de la sobrecarga doméstica que lleva sobre los hombros, no se siente derrotada y muchísimo menos alentando en su noveno inning. No aspira a anotarse en el Club de los 120, pero por estos días se apresta a festejar un nuevo cumpleaños y espera celebrar muchos más, guiada por la alta esperanza de vida que distingue a esta población -78 años- y la ubica en el rango de naciones desarrolladas.

Eloisa no ha perdido la sonrisa,  confía en que a medida que el crecimiento de la expectativa de vida marche aparejada con un aumento en la calidad de la misma, sus años venideros podrán ser aún más plenos porque el asunto no es sumar años a la vida, sino vida a los años.

Visto 6992 veces Modificado por última vez en Domingo, 16 Octubre 2011 11:22

Comentarios  

 
#12 Gloria 04-08-2018 02:46
¡Genial! A pesar de contener muchas palabras lo he leído de un tirón y he bajado a la zona
de comentarios directamente para agradecerte esta
entrada, impresionante ! Felicidades

Also visit my page: www.mundosalud.org: mundosalud.org/.../...
 
 
#11 Dr. Yusbel.G 14-12-2015 17:10
Pude participar en uno de los eventos de la AMECA hoy con un colega que estuvo allí supe que el profesor Eugenio Selma habia fallecido es verdad creo que de ser es hora de hacerlo saber y redir homenaje a ese profesor mis respetos.
 
 
#10 María Elena Benítez Pérez 19-10-2012 10:25
Hola Vladia, coincido con que es difícil dejar de leer un artículo tuyo una vez iniciada la lectura. En realidad, el envejecimiento poblacional es un logro de la sociedad, porque la opción es: o se muere joven o se envejece. No obstante, tiene múltiples implicaciones y me detengo en la familia. Ni la familia ni la sociedad, estaban preparadas para que un porcentaje tan alto de la población, y además, con una tendencia creciente, tuviera edades tan avanzadas, porque mientras la esperanza de vida aumenta, el número de cuidadores potenciales se verá reducido por el sostenido descenso de la fecundidad, deberán cuidar de sus miembros mayores por más tiempo, y serán las mujeres -las principales cuidadoras-, las que irán envejeciendo mientras cuidan a sus descendientes y ascendientes.

Las tensiones aparecen en las familias a pesar del amor a los padres o a los suegros. Son las mujeres las que se ven colocadas en una situación de doble filo ¿Comparten las tareas de cuidadoras con el trabajo productivo extradoméstico o renuncian a sus nuevas obligaciones socio laborales? Ello, porque tampoco se ha articulado una política más flexible que tenga en cuenta una media jornada para personas que tienen hoy a su cuidado personas dependientes.
 
 
#9 Jorge 01-10-2011 01:33
Susana se veran horrores! pase por eso 10 annos luchando,mi sugerencia aprende a inyectar, a calcular las proteinas en la dieta, manda a buscar uno o dos hules antiescaras, compra antisicoticos de cuarta generacion para evitar los efectos de los que tenemos disponibles en la farmacia, y cremas de antibioticos poco usuales cuando te enfrentes a la resistencia bacteriana, no sufras porque el medico no pase por la casa yo me olvide del asunto, estudia como loca las terapias paliativas, practica ejercicios y fortalece tu cuerpo y tu mente, solo de esa manera podras soportarlo y aumentar la expectativa de vida de tu familiar y la tuya porque el cuidador sufre fisicamente y mentalmente tambien, sino logras el autosoporte economico suficiente te sera muy dificil soportarlo, y lo principal amalos todo lo que puedas!
 
 
#8 SUSANA SANCHEZ 28-09-2011 08:07
QUÉ BUENO ESTE ARTÍCULO , PUES ES UNA SITUACIÓ N QUE YA MUCHAS FAMILIAS ESTAMOS SUFRIENDO Y ES NECESARIO QUE URGENTEMENTE SE TOMEN MEDIDAS Y SE EMITAN RESOLUCIONES POR PARTE DE LOS ORGANISMOS IMPLICADOS, LAS CUALES HOY NO EXISTEN Y LOS QUE TENEMOS ESTE PROBLEMA NOS SENTIMOS DESAMPARADOS Y LES EXPONGO MI CASO: MI ESPOSO CON 40 AÑOS DE TRABAJO, HA TENIDO QUE PEDIR LA BAJA DEL CENTRO DE TRABAJO PARA CUIDAR A SU PADRE DE 86 AÑOS, CON DEMENCIA SENIL Y TODOS LOS TRASTORNOS QUE ESTO TRAE APAREJADO, QUE SOLO UN FAMILIAR ALLEGADO PUEDE ASUMIR, Y ÉL, COMO ÚNICO HIJO, HA TENIDO QUE HACER, DESPUÉS DEL FALLECIMIENTO RECIENTE DE SU MAMÁ, QUIEN ERA QUIEN CUIDABA A SU PADRE. EN EL TRABAJO LE DIERON UN MES DE LICENCIA SIN SUELDO A CONSIDERACI&Oac ute;N DEL DIRECTOR, PUES NO HAY NINGUNA RESOLUCIÓ ;N DEL M. SEGURIDAD SOCIAL QUE AMPARE UNA LICENCIA SIN SUELDO POR ESTA CAUSA, O SEA, NI HAY NADA LEGISLADO, ES NECESARIO QUE ESE MINISTERIO SE PRONUNCIE EN RELACIÓN AL ASUNTO AMPARANDO A LOS TRABAJADORES QUE TIENEN Y TENDREMOS ESTA SITUACIÓ N. MI ESPOSO SE PERSONÓ EN SEGURIDAD SOCIAL DEL MUNICIPIO Y NO LE PUDIERON DAR AYUDA, NI LO PUDIERON CONTRATAR COMO CUIDADOR DE ANCIANO, PUES SÍ TIENEN INDICADO QUE NO PUEDEN CONTRATAR A HOMBRES, NI A HIJOS, PUES ES UN DEBER EL CUIDADO DE SUS PADRES, DE LO CUAL SE ESTÁ CONSCIENTE Y EN ESTE CASO ES LO QUE DETERMINÓ ; HACER, HOY SOBREVIVEN AMBOS CON LOS 270.00 PESOS DE PENSIÓN DEL PADRE Y LA POCA AYUDA QUE YO LE DOY DEL FRUTO DE MI TRABAJO, PUES YO TENGO UN PADRE DE 80 AÑOS QUE POR SUERTE TODAVÍA ME PERMITE TRABAJAR, PERO DENTRO DE POCO ESTARÉ EN EL MISMO CASO DE MI ESPOSO, PUES SOY ÚNICA HIJA. EN CUANTO A LA ATENCIÓN MÉ-)ICA, TAMBIÉN EXISTE DIFICULTAD, PUES UNO ES QUIEN TIENE QUE IR A VER LA DOCTORA DE LA FAMILIA PARA PEDIRLE ALGUNA SUGERENCIA MÉ-)ICA Y LAS RECETAS, PUES NUNCA VISITAN A LOS ANCIANOS PARA VER SU SITUACIÓ N, GEDIATRA HAY UNA QUE ATIENDE MÁS DE 15 CONSULTORIOS, QUE ES LO QUE TIENEN ESTABLECIDO, POR LO QUE NO PUEDEN ATENDER BIEN A NINGUNO, PARA UNA CONSULTA CON LA GEDIATRA ES UNA ODISEA QUE NO VOY A CONTAR AQUÍ, SIN CONTAR QUE NO HAY UN LUGAR DONDE MEDIANTE UNA INDICACIÓ ;N FACULTATIVA SE PUEDA ADQUIRIR CULEROS, SÁBANAS DESECHABLES, JABONES, EN CUANTO A LA ALIMENTACI&Oacu te;N, SE DEBE REFORZAR COMO A LOS NIÑOS, ASIGNÁND OLES YOGURT, PICADILLO DE CARNE, MÁS CANTIDAD DE POLLO, DE HUEVOS, EN FIN, QUE COMO DIJE AL PRINCIPIO, ES UN TEMA QUE SE NECESITA URGENCIA EN LA TOMA DE CONCIENCIA DE TODOS PARA AFRONTAR EL PROBLEMA QUE YA TENEMOS.
 
 
#7 regina 23-09-2011 09:01
Repito,el envejecimiento es todo un proceso y no va a ser ahora que de repente aprendamos o alcancemos una cultura como la de comer vegetales,reali zar ejercicios fisicos o abandonar los habitos toxicos ,pero tengo fe en que, ya que hoy no hay tiempo para aprender,al menos los que estamos en la sexta decada de vida lleguemos a los sesenta o setenta con mas calidad,porque habremos aprendido de la experiencia de tener padres,abuelos o tios ancianos.
Me gustaria poder pasar y que todos mis familiares pasaran su vejez en casa y tuvieran una muerte digna en su cama y junto a sus familiares,aunq ue esto llegue a constituir un verdadero problema ,pero que mas podemos hacer por una persona que lo dio todo por nosotros cuando no sabiamos ni andar con pies propios y que nos ayudo a terminar nuestros estudios ,a participar en la vida laboral y extralaboral cuidando de nuestros hijos,que estuvo junto a nosotros en las fiebres,en las tareas escolares y en las alegrias y tristezas de nuestros hijos?,lo que quiero señalar es que no todo se lo dejemos al estado,que si creo que tiene todos los recursos para ayudar a vencer las barreras arquitectonicas de nuestras ciudades pues las de nuestras casas ,supongo,las debe ir resolviendo cada cual segun la arquitectura de su vivienda y la posibilidad economica de cada familia,no debemos dejar todo para el final,cuando ya nuestros ancianos hayan caido y se hayan fracturado una cadera,el ejemplo esta en los propios policlinicos,do nde la entrada tiene varios escalones,sin una baranda ni un pasamanos,la rampa esta llena de baches,por donde deben subir las sillas de ruedas,los cochecitos con los niños o quienes no pueden subir los escalones,un ejemplo vivo es el Policlinico "ISidro de Armas",en Playa,por poner un ejemplo,pero casi todos estan asi,el "Jorge Ruiz Ramirez",tambie n en Playa,pero esto es general,no solo en los centros de salud aunque se supone que alli debe ser el ejemplo de los ejemplos; la razon es que al parecer no hay cemento para arreglar esa rampa ni un tubo para colocar adonde los ancianos deben agarrarse para subir a recibir servicio de salud,asi mismo casi todas las especialidades estan en el piso superior,es decir,los arquitectos que diseñaro n los centros de salud en los noventas no fueron enterados de que la poblacion envejeceria en menos de una decada practicamente,a hora,¿co mo vamos a solucionar esto?,pero ademas,en el propio reparto de LA Ceiba existe una escalera por donde muchos habitantes "cortan camino para llegar a la Calzada ,como ellos dicen a la Avenida 51,tambien le han arrancado el tubo que servia de baranda,los escalones ya estan por la mitad,¿t iene que venir el Consejo de Estado a solucionar el asunto?donde estan los lideres formales e informales de la comunidad?ah!.. .tiene que caerse un anciano,un familiar o ellos mismos para que se tomen las medidas resolutivas.
Compañero Jorge,es muy simple,de forma personal y colectiva podemos ir haciendo nuestra vida mas llevadera antes de que esos centros se terminen de construir y habilitar,forma r un personal con la sensibilidad,la paciencia,etc etc suficiente para echar a andar esos centros con calidad,en fin yo creo que entre todos podriamos contribuir,cada cual en su pedacito, a que nos sintamos mas seguros,que los peligros potenciales esten identificados,y solucionarlos en tiempo y forma para esperar la ancianidad con mayor calidad de vida.
Lo que no estoy muy segura es si habra suficiente AMor para enfrentar una etapa de la vida tan dificil o mas que el primer año ,cuando con cargar a un bebe se resuleve casi todo,ese para mi,es el mas dificil de todos los problemas del tema ancianidad.
 
 
#6 Jorge 23-09-2011 02:49
ya se tienen que haber percatado que lo que viene es un Tsunami! Regina concuerdo en casi todo lo que dices piensa en lugares especializados para que los puedan atender y cuanto costarian, o piensa en una vivienda para discapacitado cuanto cuesta, cuanto cuestan los medicamentos paliativos, cuanto cuesta la dieta especial, cuanto les cuestan los vegetales, donde estan los tetes para adultos y los culeros en la cantidad y con un precio acorde a su salario! te puedo dar un calculo mas o menos 1500 pesos al mes solo en dieta especial y me quedo corto! ahi no te incluyo el precio medicamentos paliativos que no tenemos! de cuarta o quinta generacion para evitar los efectos adversos de los que tenemos en la farmacia, pero no obviar la mejor medicina mucho amor constancia y esfuerzo que te absorve todo el tiempo! hay que pensar entre muchas cosas que esos jovenes que ya no estan viviendo en el pais puedan reintegrarse a la sociedad cubana si lo desean sin las trabas que existen hoy. Este es un Tsunami avisado, estamos construyendo ya los centros especializados para el cuidado de estos adultos mayores y es que a duras penas estamos manteniendo los hospitales que tenemos porque el costo es Brutal!
 
 
#5 regina 22-09-2011 21:18
Un tema algido que ya nos esta dando quehacer pero que pocos hacen algo por los "muchos" que ya van siendo ancianos o discapacitados sin ser ancianos, pero que merecen los mismos cuidados.Mas alla de que el estado adopte algunas medidas para suavizar la situacion general,pienso que cada individuo,cada familia debe esperar la vejez,al igual que esperamos el nacimiento,el ingreso en la escuela,la adolescencia,lo s quince y hasta la boda de algun hijo,sobrino,o vecino.A la vejez se llega y no en poco tiempo,es todo un proceso y por el cual supuestamente vamos a pasar todos,entonces, como escribi en un comentario en cubadebate sobre este tema,debemos colocar barras en las paredes,ba&ntil de;os, duchas,luces indirectas en las habitaciones,en fin,muchas medidas de de forma particular aunque tambien el estado debe garantizarnos otras.Pues no siempre contamos con un calzado apropiado ni con rampas,barandas ,aceras pavimentadas,et c para que nuestros ancianos y discapacitados esten mas seguros al andar.
Tambien pienso que los mas jovenes debemos informarnos sobre la alimentacion y cuidados generales a las personas mayores,aunque como estamos viendo se hace un poco dificil poder atender directamente a un familiar cuando se necesita buscar el sustento diario en el puesto de trabajo,a quienes supuestamente estamos en edad de atender a nuestros familiares viejos,ya que ha habido una emigracion de jovenes hacia otros paises,creo que en cada familia se sufre por este motivo y no digo que es un problema de Cuba,este porblema es general en el mundo.Los jovenes buscan otros horizontes,asi como lo buscaron nuestros abuelos españole s cuando emigraron hacia aca,pero,en este caso,¿qu e vamos a hacer los que ya peinamos canas y estamos cerca ,solo cerca, de la edad de jubilacion la cual han alejado con la nueva ley,de nuestro deseo de cuidar a nuestros padres,ahora que tenemos "juventud extendida"?&iqu est;Como pagar un cuidador,si nuestros padres nos cuidaron ellos mismos?(Al menos en mi generacion no existian los circulos infantiles),&iq uest; como entregar lo que ellos nos entregaron cuando eramos tan fragiles sino ahora que los fragiles son ellos?,¿ como enseñar a dar amor a las nuevas generaciones si no demostramos en carne propia el respeto,el cuidado,la veneracion que merece un anciano?
Bueno,yo tengo muchas inquietudes,per o con respecto a la sociedad en general,pues por suerte tengo una mama de 86 años muy lucida,muy limpia,muy cooperativa,per o a la cual le hemos puesto todas las comodidades posibles a su disposicion,com odidades que despues heredaremos nosotros los que le seguimos en generacion,y asi sucesivamente porque para que se invierta la piramide poblacional van a tener que pasar muchos años,asi que el gasto realizado ,en nuestra familia habra sido rentable
 
 
#4 Jorge 22-09-2011 16:56
Mi abuela acaba de morir con casi 95, Demencia Senil y otras complicaciones, opino que el país no está preparado sicológi camente, ni farmacoló ;gicamente, ni en infraestructura para atender esta situació n, lo viví en carne propia!
 
 
#3 ann 22-09-2011 11:01
ESTIMO Q NUESTRO PAIS NO ESTA PREPARADO EN LO ABSOLUTO PARA ESTA SITUACION,
YO CREO Q EN EL 2003 SI LA MEMORIA NO ME FALLA NUESTRO GENIAL REALIZADOR FERNANDO
PEREZ EN SU FILME SUITE HABANA NOS DIO
UN ALERTA CONTUNDENTE DE UNA FUERTE REALIDAD Q VIVEN NUESTRO ANCIANOS Y SI
ES CIERTO Q EN CUANTO A OTROS PAISES ESTAMOS BIEN, LO CIERTO ES Q LA SITUACION ES SIMPLEMENTE ALARMANTEEEEE
NO CREO NECESARIO ESCRIBIR MAS, PUES ESTOY SEGURA Q LOS ORGANISMOS Q TIENEN Q VER CON ESTE TEMA ESTAN TOTALMENTE IMPUESTOS DE LO DRASTICA DE LA SITUACION, SOLO ESPERO Q NO DEMORE MUCHO EN TOMARSE LAS MEDIDAS Q MEJOREN LA MISMA.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar