miércoles, 22 mayo 2019, 06:52
Miércoles, 01 Mayo 2019 05:08

Cuba marcha este Primero de Mayo, también por Venezuela y la Revolución Bolivariana

Escrito por  Daynet Rodríguez Sotomayor / CubaSí
Valora este artículo
(4 votos)

Los desfiles en toda Cuba celebran el triunfo de la paz por sobre la violencia en el país sudamericano, así como esta nueva derrota que el pueblo chavista acaban de propinar a la derecha internacional.



Tras la fallida intentona golpista que tuvo este lugar martes en Venezuela, los cubanos marchamos este Primero de Mayo en todas las plazas de la isla también para reiterar el respaldo a la hermana Revolución Bolivariana y al legítimo gobierno que lidera el presidente Nicolás Maduro Moros.
 

Los desfiles en toda Cuba celebran el triunfo de la paz por sobre la violencia en el país sudamericano, así como esta nueva derrota que el pueblo chavista y la unión cívico militar presidida por Maduro acaban de propinar a la derecha internacional.

Las movilizaciones en toda la isla son un homenaje a la resistencia y el valor del pueblo bolivariano, ese que ha sido duramente castigado por apostar por el proyecto revolucionario y que se niega a ser, nuevamente, una colonia de Estados Unidos.

Venezuela está en paz, aseguró Maduro este martes en la noche y en transmisión de cadena nacional de radio y televisión desde el Palacio de Miraflores (sede del Gobierno), al tiempo que destacó la 'actitud firme, leal y valiente' de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), que condujo a la derrota de la intentona golpista que pretendió llenar de violencia al territorio venezolano.

Como en abril del 2002 y como ha sido ante cada intentona golpista de la oposición venezolana de turno, siempre guiada por Estados Unidos, el movimiento chavista salió a las calles a defender su Revolución, en respuesta a la convocatoria de Maduro, quien había hecho un llamado "a la máxima movilización popular para asegurar la victoria de la paz".

Las fuerzas revolucionarias se concentraron en las cercanías de la sede del Gobierno, en el Palacio Miraflores, no solo para repudiar al golpismo, sino también en contra del derramamiento de sangre, ante este nuevo intento que formó parte de la escalada de violencia y agresividad liderada por el gobierno de Estados Unidos, y que contó con el entreguismo una vez más de los cipayos locales, supuestos líderes opositores Juan Guaidó y Leopoldo López, así como la complicidad de otros gobiernos del continente como Colombia, Chile, Perú y Argentina.

Un criminal apoyo que el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, y el embajador suramericano ante Naciones Unidas, Samuel Moncada, denunciaron ante la comunidad internacional. Mediante la red social Twitter, el ministro de Relaciones Exteriores aseguró que desde 'Washington y Bogotá se han planificado todas las fracasadas acciones inconstitucionales de los últimos meses en territorio venezolano'.

Si bien el golpe fracasó, las fuerzas militares permanecieron leales al presidente Nicolás Maduro, y no se logró crear un caos y tomar puntos estratégicos del Estado venezolano como las telecomunicaciones, el objetivo es derrocar la Revolución y en eso el imperialismo y sus acólitos no van a escatimar esfuerzos y tentativas.

Particularmente en el 2019 la guerra de la derecha internacional contra Venezuela ha vivido una intensificación en todos los órdenes: medidas para hacer colapsar la economía y en especial la producción petrolera, intentos de aislamiento diplomático, persecución financiera, amenaza de intervención militar, hasta declaración de un presidente por encargo, el guiado Juan Guaidó, como marioneta para el derrocamiento del gobierno elegido por más de 6 millones de venezolanos. El asedio, ha sido brutal.

Ya lo denunciaba anoche el presidente Maduro: 'Este año 2019 le hemos salido al paso a las amenazas, agresiones, a las sanciones, con nuestra moral, con nuestra verdad, con nuestro amor profundo por la historia de este pueblo'. Un pueblo que una vez más no defraudó el legado de Bolívar y Chávez, y salió a defender su soberanía, su constitución y su institucionalidad.

Un heroísmo que destacó el presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez: "El pueblo chavista enfrentó el intento de golpe de estado en Venezuela, y es otro golpe para el imperio, para la derecha y para gobiernos lacayos que en la región apoyan la política imperial".

“Vamos a seguir venciendo, y eso lo vamos a demostrar en todas las plazas del país, defendiendo estas convicciones, a Venezuela, a Nicaragua, a la liberación de Lula”, concluyó el líder cubano.

Visto 322 veces Modificado por última vez en Jueves, 02 Mayo 2019 08:59

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar