domingo, 16 junio 2019, 18:45
Martes, 30 Abril 2019 11:47

Otro acto de desesperación de Washington

Escrito por  Aday del Sol / CubaSí
Valora este artículo
(4 votos)
El pueblo en Miraflores apoyando a Maduro y la Revolución bolivariana. El pueblo en Miraflores apoyando a Maduro y la Revolución bolivariana.

Este martes conocimos por el  ministro de Comunicación e Información de Venezuela, que un grupo de militares se ubicaron en el distribuidor Altamira para promover un golpe de Estado junto a la ultraderecha.

Venezuela, situado al norte del hemisferio Sur de América, tiene la suerte de poseer una gran riqueza natural, basada principalmente en sus grandes reservas de petróleo, gas natural, hierro, oro, bauxita, energía hidroeléctrica, carbón, hierro, plata, estaño, manganeso, níquel, mercurio, titanio, mercurio, diamantes, tungsteno, cromo, magnesita, fosfato, mica, amianto, sal, caolin, uranio y coltan.

La economía venezolana se basa principalmente en el petróleo, en su territorio están las reservas probadas de hidrocarburos más grandes del mundo. El país lleva la delantera con el 18% (300.900 millones de barriles) de crudo sin explotar, seguido por Arabia Saudita (16%) y Canadá (10%). En cuanto al gas natural existen unos 5.701.000 millones de metros cúbicos, ubicando al país como el octavo con mayores reservas.

Con esta explicación no es difícil entender el por qué el territorio venezolano es tan apetecible para Washington y sus administraciones, el porqué conviene a toda costa derrumbar el sistema humanista y socialista iniciado por Chávez y que hoy continúa impresionantemente Nicolás Maduro.

La última jugada fue la de este martes cuando conocimos por el  ministro de Comunicación e Información de Venezuela, Jorge Rodríguez, que un grupo de militares se ubicaron en el distribuidor Altamira, en el este de Caracas, para promover un golpe de Estado junto a la ultraderecha y sacaron en la madrugada (incitados por Juan Guaidó) de su arresto domiciliario a Leopoldo López, quien había sido condenado a 13 años de cárcel por asociación para delinquir, instigación a delinquir, intimidación pública, incendio a edificio público, daños a la propiedad pública, lesiones graves, homicidio y terrorismo.

Se trata de otro golpe fallido, otro acto de desesperación planificado desde Washington y Bogotá, como todas las fracasadas acciones inconstitucionales de los últimos meses en territorio venezolano, fueron las palabras de Jorge Arreaza, el canciller venezolano.

Por su parte, Delcy Rodríguez, Vicepresidenta Ejecutiva de la República Bolivariana de Venezuela, expresó en su cuenta de twitter: “Les cuesta entender que el país con su pueblo resistió otros intentos de desestabilización y vencerá este nuevo golpe de un grupo minúsculo de traidores.

“De forma descarada e inmoral el gobierno EEUU reconoce su autoría en este criminal intento de golpe de Estado en Venezuela! Muestran ante el mundo sus ansias por destruir nuestra Patria. El Pueblo venezolano seguirá derrotando las agresiones imperiales en paz. Que viva Venezuela”, señaló.

Y  los cubanos que sabemos de amenazas, presiones y de resistencia nos preguntamos  ¿Cuándo el imperio se convencerá que ni con todo su poder de coerción, ni con todo su control mediático,  ni con todo su bloqueo y guerra económica (que han provocado la pérdida 132 mil millones de dólares) han logrado derrotar al pueblo venezolano? ¿Qué más necesitan probar?

Deberían estudiar la historia de Venezuela, si lo hicieran comprenderían que los traidores y fascistas nunca torcerán el destino de libertad que tiene marcado el país suramericano. Como apuntó la presidenta ejecutiva, "la democracia bolivariana está fundada en el protagonismo del pueblo, que descansa a en la gloria de sus Libertadores, de Chávez".

Así lo confirman las declaraciones de la gente de pueblo, que ha recogido TeleSur desde la movilización popular en Miraflores, respaldando a su presidente legítimo y su "derecho a la soberanía e independencia, a pesar de la injerencia repetida del pájaro loco de Trump" y de todas las formas de Terrorismo de Estado que ha usado para derrocar la Revolución bolivariana.

El pueblo venezolano que hoy ha salido a defender su constitucionalidad también exige ser representado por las instituciones que tienen la obligación de llevar a un proceso judicial a los traidores como Leopoldo López y Juan Guaidó. No basta con que el Tribunal supremo del país rechace el intento de golpe de Estado perpetrado por un pequeño grupo de militares y dirigentes de la extrema derecha opositora, hay que defender la democracia juzgando a los culpables que violan las leyes, ahí están todas las pruebas y las investigaciones realizadas desde enero de 2019.

Visto 384 veces Modificado por última vez en Domingo, 05 Mayo 2019 09:26

Comentarios  

 
#1 rebelde 30-04-2019 14:24
Claro que hay que juzgarlos de forma sumarísima, sin dilación y condenarlos con toda la severidad que el caso amerita. Basta de mano blanda, basta de jugar a la democracia burguesa, basta de pedir paz, cuando tu enemigo no quiere diálogo ni nada que no sea arrancar del poder a sangre y fuego al pueblo. Ahora o nunca se radicaliza el proceso revolucionario en Venezuela. Basta de contemplaciones .
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar