miércoles, 22 mayo 2019, 07:59
Viernes, 26 Abril 2019 05:29

Imagine Venezuela, según Elliott Abrams

Escrito por  Daynet Rodríguez Sotomayor / CubaSí
Valora este artículo
(4 votos)

En un discurso pronunciado ante el Consejo Atlántico en Washington y al estilo de la vieja política de la zanahoria, Abrams prometió niveles de prosperidad y beneficios en caso de que se concrete un cambio de Gobierno en Venezuela.



El enviado especial del gobierno de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, reiteró este jueves la visión de futuro que el imperio propone para el país suramericano e hizo un nuevo y abierto llamado al derrocamiento del presidente legítimo Nicolás Maduro.

En un discurso pronunciado ante el Consejo Atlántico en Washington y al estilo de la vieja política de la zanahoria, Abrams prometió "altos niveles de prosperidad y grandes beneficios en caso de que se concrete un cambio de Gobierno en Venezuela".

"En el futuro, se invertirán miles de millones de dólares en Venezuela para reconstruir los sectores agrícola e industrial", vaticinó Abrams. "¿Qué detiene el comienzo de la reconstrucción y la reconciliación? [...] La respuesta corta es: Nicolás Maduro", reseña una nota publicada hoy por Rusia Today.
 
De acuerdo con el despacho, el enviado especial afirmó compartir la visión del autoproclamado "presidente encargado" de esa nación, el Guiado Juan Guaidó, acerca de una Venezuela "donde la libertad reine", y procedió a describirla en detalle.

Con cinismo, Abrams dijo: "Imaginen una Venezuela donde no hay apagones, y agua limpia sale del grifo". Son algunas de las "mejoras" que Abrams pidió soñar para una Venezuela sin Revolución Bolivariana al tiempo que reconoció que "no será un proyecto fácil o rápido, pero sí, es posible".

Pero Abrams "olvidó" repasar el contexto y decir, por ejemplo, que las afectaciones a los servicios eléctricos y de agua, el desabastecimiento y en resumen el calvario que según el gobierno estadounidense y sus títeres de la región vive el pueblo venezolano, son el resultado de una guerra económica y política continuada y cada vez más agresiva, liderada desde Washington contra la Revolución Bolivariana.  

Se trata de la aplicación de un Terrorismo de Estado que ha usado todas las vías y mecanismos para borrar del mapa terrestre el ejemplo de independencia y autodeterminación de los venezolanos: sanciones económicas, sabotajes a los principales renglones de la economía, persecución de activos financieros, golpes selectivos que provocan escasez en los sectores que más duelen en la población, como la alimentación o la salud, intentos de aislamiento político, sanciones diplomáticas, fomento y dinero para la subversión, guerra mediática y así una larga lista de agresiones de todo tipo...

Solo en el sector financiero, Venezuela ha denunciado sucesivamente el cierre de cuentas y el boicot de las instancias financieras para sus operaciones comerciales. Y también, las prácticas mafiosas de retención de activos en bancos de terceros o la apropiación de empresas que pertenecen al Estado y al pueblo venezolano, con Citgo como el caso más sonado.

"El 28 de enero de 2019, el secretario del Tesoro estadounidense y su oficina que regula los activos extranjeros en ese país (OFAC, por sus siglas en inglés) añadió nuevas acciones contra PDVSA que efectuaron mediante el congelamiento de unos 7 mil millones de dólares en activos de la petrolera estatal venezolana, incluyendo CITGO, con adición de una pérdida estimada por el propio departamento de 11 mil millones de dólares de exportaciones petroleras venezolanas a EEUU durante los próximos años".

Actividades y prácticas que por supuesto Abrams conoce y dirige. Como recuerda el sitio de análisis misionverdad.com en un artículo reciente, el enviado para Venezuela confirmó hace poco a la prensa de su país que el Departamento de Estado y demás instancias del gobierno estadounidenses mantenían un monitoreo de las actividades comerciales y financieras de Venezuela, incluyendo empresas navieras y bancos que tuvieran relación con el país, para indicarles que "no deben hacer eso".

Las cínicas declaraciones de Abrams fueron desnudadas rápidamente por el canciller venezolano Jorge Arreaza en una rueda de prensa desde Naciones Unidas: "Es como dice el señor Elliott Abrams. Me lo dijo a mí y lo ha dicho públicamente: 'Ya que el golpe de Estado fracasó, vamos ahora por el colapso de tu economía'".

Pero no hay que hacer mucho esfuerzo para imaginar la Venezuela que sueñan Abrams y su gobierno. Como escribí recientemente, tras fabricar durante años la satanización y la asfixia del proceso bolivariano, el futuro luminoso que añoran para Venezuela no es otra cosa que el restablecimiento del “orden natural": su reincorporación al redil de la sumisión y la dependencia del "patio trasero" latinoamericano, y su regreso a la larga noche neoliberal que vivió la región y que la convirtió en la más desigual del planeta en cuanto a distribución de la riqueza. Así que ya sabemos, la historia así lo ha demostrado, que "los millones de dólares y los altos niveles de prosperidad" que Abrams promete para Venezuela, no llegarán en ríos de dinero hasta los cerros de Caracas ni a las zonas más pobres y desfavorecidas, esas que han sido el centro de resurrección de la Revolución Bolivariana.

Visto 431 veces Modificado por última vez en Sábado, 27 Abril 2019 09:43

Resulta cotidiano encontrar en los grandes medios transnacionales, con premeditada insistencia, la necesidad de la reconstrucción de Venezuela.

La Asamblea General no debe permitir que la ONU sea utilizada como herramienta para intervenir en los asuntos internos de otro Estado y pretender así designar, de manera ilegal, sus autoridades nacionales.

Comentarios  

 
#1 Palax 26-04-2019 09:56
Como se parece este halcon a Gargamel.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar