domingo, 26 mayo 2019, 07:33
Jueves, 25 Abril 2019 05:47

¿Por qué los demócratas «cancanean» entre votantes latinos?

Escrito por  Nicanor León Cotayo / Especial para CubaSí
Valora este artículo
(2 votos)
Un evento de campaña en Phoenix, Arizona, en 2016 Un evento de campaña en Phoenix, Arizona, en 2016 Daniel Acker / Bloomberg / The New York Times

Una sostenida interrogante en las elecciones de Estados Unidos gira en torno a los tropiezos sufridos por el Partido Demócrata.


Este último, que apenas se diferencia del primero, aparece hoy como una agrupación casi «congelada».

Lo indica, entre otros, el hecho de que no han podido ganar claramente el voto latino, casi siempre proclive a ellos.

Un periodista de The New York Times, Thomas B. Edsall, escribió esta semana: «el éxito a futuro del Partido Demócrata depende de la preferencia del electorado hispano, que es crucial, pero inestable».

Un especialista de ese partido, Fernand Amandi, con sede en Miami, afirmó a la Associated Press (AP):

«La pregunta no es por qué los demócratas no se ganan a los electores hispanos», sino por qué no tienen una ventaja de 80 a 20 o de 90 a 10, como sucede entre la comunidad negra.

A principios de abril, Amandi señaló a reporteros: «los demócratas quieren esa transformación por arte de magia, pero por desgracia, la política no funciona así».

En comparación con 2014, los demócratas lograron atraer a más votantes latinos en la mayoría de los estados durante las elecciones intermedias de 2018.

Sin embargo, aún están preocupados por la lenta tasa de crecimiento de estos márgenes ventajosos para ellos.

Además, les inquieta la posible votación, pues «muchos creían que la política de Trump y su retórica impulsarían a muchos latinos a votar contra él».

Amandi también comentó que los hispanos son uno de los grupos étnicos de más rápido crecimiento en Estados Unidos, pero su participación política no alcanza el mismo nivel que sus cifras con respecto a la población total.

Una gráfica del Centro de Investigaciones Pew muestra que el número de votantes latinos para las elecciones intermedias ha crecido de manera constante. Un ejemplo: de 2,9 millones en 1986 a 6,8 millones en 2014.

Al margen de lo dicho, hay un grave problema de fondo, no solo la decadencia del sistema electoral, sino la crisis que abarca al conjunto de ese tipo de sociedad.

Visto 999 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar