domingo, 20 octubre 2019, 10:47
Miércoles, 24 Abril 2019 18:51

Un Congreso obrero por la unidad y la eficiencia económica

Escrito por  ACN
Valora este artículo
(1 Voto)

Debates intensos y a “camisa quitada” marcaron las cinco jornadas del XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC).

Debates intensos y a “camisa quitada” marcaron las cinco jornadas del XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), cita en la cual los trabajadores insistieron en la necesidad de ser proactivos y más eficientes, a tono con los requerimientos actuales de la nación.

En el Palacio de Convenciones de La Habana, cerca de mil 200 delegados dialogaron y trazaron estrategias para pensar más como país, en consecuencia con el llamado de
Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en una de las comisiones de trabajo del cónclave.

Coincidieron en el rol de la unidad para los destinos del país, elemento sobre cual intercambiaron ampliamente los representantes del modelo de gestión no estatal, quienes aprovecharon la cita para ratificar su compromiso con el futuro de la Revolución y el socialismo.

Trabajadores todos, corresponde ahora compartir experiencias en cada colectivo laboral, como exhortó José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, durante la clausura del Congreso.

Porque el país demanda hoy acciones conjuntas y concretas, alejadas de consignas y en consonancia con el complejo contexto de tensión económica e intentos por el gobierno deEstados Unidos de asfixiar las vías de desarrollo de Cuba y su modelo socialista.

Es el movimiento sindical el responsable de asegurar las producciones a todos los niveles, buscar las reservas potenciales a lo interno, incrementar los rendimientos y fortalecer las alianzas estratégicas y los mecanismos para el encadenamiento productivo.

Y ese rol de los trabajadores también constituye prioridad para la máxima dirección del país, la cual estuvo al tanto de los debates e intercambió con los asistentes, toda vez que la sesión final estuvo presidida por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba.

Corresponde elevar el papel de la ciencia en la batalla económica a la cual está llamado cada trabajador, para aportar creativamente, transformar realidades y borrar viejos dogmas que laceren al avance de los colectivos laborales y se traduzcan en afectaciones a la generación de ingresos de la mayor de las Antillas.

Planteamientos vitales para el bienestar de los cubanos, como el salario por su no correspondencia con el poder adquisitivo en la red de comercio interior, también centraron la mira en el magno evento, además del escenario laboral y la situación demográfica, la cual impacta negativamente en el empleo en Cuba.

La preparación de los dirigentes sindicales para poder representar a los trabajadores y exigir a los empleadores, alcanzar ambientes laborales sanos y seguros, y la protección del medio ambiente igualmente estuvieron en la agenda de los delegados, en un Congreso evidencia del entusiasmo del movimiento obrero cubano, que no se deja vencer por más difíciles que resulten las circunstancias.

No es momento para lamentaciones, sino de buscar y trabajar con soluciones integradas, aseguró Díaz-Canel al referirse al rol de los trabajadores.

Es preciso entender la situación que vive la nación, caracterizada por el recrudecimiento de la persecución financiera y el bloqueo, y la aplicación de la Ley Helms-Burton en todos sus capítulos, señaló.

Y llamó a realizar un chequeo bimensual de los acuerdos emanados de la cita y resaltó la importancia de continuar promoviendo los debates económicos y “hacer de ellos una práctica sistemática”.

Este es un congreso de estos tiempos, como se necesita para afrontar la situación actual, indicó el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

Como parte del cónclave se canceló el sello conmemorativo 80 Aniversario de la CTC, y la organización cubana y el Congreso de Sindicatos Sudafricanos firmaron un memorando de entendimiento para los vínculos bilaterales.

Toca ahora hacer en cada escenario, atemperados a la realidad actual y con los pies en la tierra, apegados a limitaciones y con la proyección de cambiar todo lo posible, para un mejor funcionamiento de la Central de Trabajadores de Cuba, vanguardia en cada tarea en lel país.

En la jornada final, Ulises Guilarte de Nacimiento, miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba, fue ratificado secretario general de la organización sindical, y los delegados eligieron de forma directa y secreta el nuevo Consejo Nacional y su secretariado.

Visto 261 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar