domingo, 26 mayo 2019, 07:38
Miércoles, 03 Abril 2019 05:39

Ensayo para América Latina: Plan cruel contra el pueblo venezolano

Escrito por  Arnaldo Musa / Especial para CubaSí
Valora este artículo
(0 votos)
El gobierno bolivariano asegura el suministro de agua mediante pipas El gobierno bolivariano asegura el suministro de agua mediante pipas

Hacer sufrir a todo un pueblo, elevar su desesperación a un grado insoportable, forma parte privilegiada del plan imperialista para derrocar al gobierno de Nicolás Maduro, mientras medios nacionales e internacionales lo culpan de los entuertos creados por los comprobados sabotajes del imperialismo para privar de electricidad y agua a la población.


A esto se unen los intentos de los halcones del gabinete de Trump para socavar la unidad de la Fuerzas Armadas Bolivarianas, un sostén imprescindible de la Revolución, mediante el chantaje de que no serán perjudicadas, si contribuyen a derrocar al gobierno chavista y colaboran con las autoridades impuestas por Estados Unidos, cuyo “presidente”, a pesar de ser sancionado a no ejercer cargo político durante 15 años, sigue haciendo libremente de las suyas, en cumplimiento de las órdenes del Norte.

Día tras día se está viviendo en la constante zozobra de los apagones y sus pésimas consecuencias para la economía de una nación que está siendo atacada en todas las direcciones en ese acápite, producto de sabotajes de elementos mercenarios locales y otros procedentes del exterior, principalmente infiltrados por la frontera colombiana, duchos en esos sucios menesteres.

Se ha explicado fehacientemente como la embestida estadounidense contra el gobierno de Venezuela ha llegado al extremo de sabotear el Sistema Eléctrico Nacional de esa nación, como parte de una desesperada estrategia para crear un conflicto social que lleve a la imposición de Juan Guaidó.

Esto, sin mediar un proceso democrático ni un solo voto a su favor. Desde Washington se están agrediendo los derechos humanos y políticos de todo un país, aplicando de manera intimidatoria un abierto y descarado intervencionismo.

En su perversidad, el plan incluye además el recrudecimiento de bloqueos a Cuba y a las empresas, instituciones bancarias y países que tengan relaciones financieras y comerciales con la República Bolivariana, que desde hace 20 años enfrenta toda una serie de agresiones e intentos de golpes de Estado por el hecho de oponerse a entregar el petróleo y las riquezas naturales de los venezolanos a las multinacionales.

ORQUESTADA ESTRATEGIA

Los sabotajes contra la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar (Guri), y los ataques a más de 200 subestaciones no son obra de la casualidad ni la inexistente omisión del gobierno de Nicolás Maduro, sino parte de una orquestada estrategia para dejar sin energía eléctrica a 18 estados de ese país y tener la excusa para decretar una alerta nacional que justifique una intervención armada en Venezuela.

Quienes diseñaron tal esquema de averías sabían perfectamente que “Guri” genera más del 60% de la electricidad que se consume en ese país.

En el paquete de los recurrentes sabotajes se incluyen los ataques mediáticos tales como la supuesta muerte de 17 pacientes en los hospitales por falta de energía eléctrica; semanas atrás se había manipulado la versión del incendio de unidades que transportaban una falsa ayuda humanitaria a Venezuela, registrado en la frontera con Colombia, país usado por los Estados Unidos como trampolín y base de operaciones para atacar al gobierno de Maduro.

Muchos hemos visto como videos analizado por The New York Times concluyeron que uno de los camiones incendiados fue a consecuencia de una bomba molotov arrojada por un opositor a las fuerzas de seguridad venezolana; después de que Guaidó y sus seguidores difundieron a los medios la versión de que pacientes morían en los nosocomios venezolanos. Agencias como AP y otras más, nada amigas del gobierno de Caracas, corroboraron que el trágico escenario no era tal.

Una y otra vez queda al descubierto la manipulación que los medios internacionales y de la oligarquía venezolana vienen realizando con el objetivo de fabricar una supuesta situación de incapacidad y desgobierno. De lo que se trata es de justificar una intervención militar desde el exterior que no sería otra cosa más que un golpe de Estado, en contra de la soberanía de un país.

Para enfrentar el generalizado apagón, el presidente Nicolás Maduro implementó medidas de contingencia para enfrentarlo de la mejor manera y ordenó aumentar la vigilancia en el funcionamiento de los servicios médicos; garantizar el gas comunal en los hogares; abastecer de agua a las colonias y comunidades con camiones cisterna y asegurar el reparto de alimentos básicos por conducto del Comité de Abastecimiento y Producción.

Pero ello no ha podido ser desarrollado plenamente, por lo que existe el peligro latente de que la desesperación y la venenosa información en este sentido puedan provocar fatales consecuencias,
Por lo pronto, el gobierno de Nicolás Maduro ha dicho que resistirá a toda costa y derrotará los planes del imperialismo y de los sumisos regímenes que le siguen, principalmente en América Latina y Europa.

Visto 1041 veces

Comentarios  

 
#1 chino lee 03-04-2019 13:16
Pueblo Venezolano Resistencia Total no se dejen amedentrar que eso es lo que anda buscando el Gob de Estados Unidos.

Ustedes estan siendo puesto a prueba y de los que sean capaces de demostrar ustedes en estas peores circunstancias es de lo que les servira de ejemplo a otros paises de su resistencia a los planes de el imperialismo .

chavez vive la lucha sigue.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar