miércoles, 11 diciembre 2019, 20:59
Lunes, 11 Febrero 2019 14:50

Idalys Ortiz: París se vistió de ébano en su séptima incursión (+VIDEO)

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/CubaSí
Valora este artículo
(4 votos)
Idalys se mantiene como la judoca súper pesada más sólida Idalys se mantiene como la judoca súper pesada más sólida Emanuele Feliciantonio

Había sido un cetro esquivo, especialmente si se tiene en cuenta su sobrada calidad como luchadora. De hecho el judo femenino cubano no acariciaba una presea en el Grand Slam de París, desde la versión del 2014, cuando la propia Idalys Ortiz  (+78 kg) se agenció  bronce.


 Ahora su oro le sabe a gloria, y de paso lanza una clarinada a las oponentes de su división de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 pues con la tajada de mil puntos obtenida en los tatamis parisinos, comanda con holgura tanto el ranking mundial (6 690 ptos) como el de clasificación olímpica (3 030).

Para la ídolo de Artemisa (dos platas y cuatro bronces previos en esa exigente justa) significó imponerse en definitiva en el que muchos consideran junto al de Tokio, el torneo más exigente del circuito World Tour universal.
Sembrada por su condición de puntera del escalafón en la primera ronda, Idalys se impuso en los cuatro combates disputados.

Despachó por ippon a la argelina Sonia Asselah con 1:21 minutos para que finalizara el tiempo reglamentario y valiéndose de una técnica de hombro. Luego forzó el pleito y le propinó ippón por Hansoku-make (descalificación producto de tres shidos) a la curtida portuguesa Rochele Nunes.

Doble dosis de wazari, el segundo por técnica de inmovilización fueron sus recursos ganadores sobre la sudcoreana kim Minjeong en semifinales; mientras en el pleito por el oro un wazari con proyección de hombro la vieron emerger airosa ante la azerí Iryna Kindzerska cuando solo habían transcurrido 50 segundos de pleito.

Hablamos de rivales de consideración, establecidas en la élite de la categoría súper pesada.

Kindzerska por ejemplo, es segunda del escalafón olímpico (1 884 unidades), y quinta del orbe (5243). Sin embargo, en el mano a mano frente a Idalys exhibe tres reveses, el primero de ellos en el lejano 2012.

La argelina Asselah marcha en el 27- 1 185 rayas del listado del orbe y va en ascenso, pero Idalys ha sido igualmente un muro infranqueable para ella: ha hincado sus rodillas también en tres oportunidades frente a la mejor judoca antillana del presente siglo.

Con Nunes (24 del olímpico- 305) sucede otro tanto. Ortiz ha emergido airosa en seis de ocho batallas entre ambas.
Cierra la sudcoreana Minjeong, sobre todo por el hecho de que las judocas asiáticas siempre son en extremo difíciles de derrotar. Además Minjeong recala en el séptimo peldaño- 4 593 ptos del planeta, y en el 13-829 rumbo a Tokio.

Esos rubros la convierten en la principal figura de la división en su país. Con idalys le ha tocado bailar con la fea ya que en siete enfrentamientos el saldo es 5-2 favorable a nuestra representante.

Lo cierto es que Idalys, además de poseer un respetable global de 213 victorias y 70 deslices para un 75.3% en torneos de relieve del 2006 a la fecha, comanda los duelos particulares con casi la totalidad de sus adversarias, a excepción de unas pocas, como las peligrosas japonesas Megumi Tachimoto (2-7) y Sara Asahina (1-2);  y la francesa Emilie Andeol (1-2) ante quien cedió la final del Mundial del pasado año en Azerbaiyán.

Hurgando en la historia hallamos que antes de este cetro de idalys, el anterior vellocino se lo llevó en la Ciudad Luz, Sheila Espinosa (52 kg) en aquel 2007 que además la vio imponerse en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro.  
Por la Mayor de las Antillas pugnaron en el femenino la novel de 17 años Nahomys Acosta Batte (52kg) superada por el mayor kilometraje y aval de la turca Irem Korkmaz y con dominio del pleito pese a ceder por wazari hacia el epílogo;  Mailyn del Toro (63 kg) incapaz de plantarle cara con todas las de la ley a la francesa Clarisse Agbegnenou y cedió por estranqulación en una acción continuada del tachi-waza.

Casi inadmisible el revés de Kaliema Antomarchi (78) frente a la ecuatoriana Vanesa Chala, experimentada pero de menor calibre. En definitiva Chala consiguió el ippon en una acción iniciada por Kaliema y en la cual la nuestra cayó de espaldas al tatami.

Los hombres de casa tampoco pudieron hacerse justicia.

Hablamos de osniel Solís (66 kg), el subcampeón del orbe Iván Silva (90), José Armenteros (100) y Andy Granda (+ 100).

Ninguno pudo colarse entre los siete primeros de sus respectivas categorías, un resultado que no hubiese sido para nada festinado, al menos no en los casos de Silva, Armenteros y Granda.

Ese es el panorama dejado por París. Dusseldorf, Alemania, a la vuelta de este fin de semana, aguarda por nuestros judocas, que intentan aprovechar al máximo por estos días el campamento en tatamis parisinos, lo cual le permite ampliar considerablemente sus variantes de ataque y defensa, ganar en visión de los diferentes estilos de judo, y algo crucial: acumular randoris de calidad.

Visto 615 veces

Medios

Idalys tuvo en las técnicas de hombro su principal recusro de ataque www.ippon.org

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar