viernes, 18 octubre 2019, 17:18
Viernes, 08 Febrero 2019 02:08

CRÓNICAS BIEN CORTAS: Lo que el tornado no nos pudo quitar (+ Fotos)

Escrito por  Giusette León García / CubaSí
Valora este artículo
(4 votos)

El tornado que azotó varios municipios de La Habana nos arrancó, de un tajo, algunas escuelas, pero jamás el derecho de nuestros niños a la educación. 


Nos arrancó, de un tajo, una escuela, varias, entre ellas la Alfredo Miguel Aguayo del municipio Diez de Octubre. Daños inmensos en el techo y la estructura del sitio donde hasta hace poco crecían pañoletas rojas y azules se han cambiado por el silencio, aunque no por la inutilidad: en los patios donde ya no pueden corretear los pioneros se reparten materiales para los damnificados.

El maldito tornado dejó a estos niños sin escuela, pero los encontré sentados este martes en nuevas aulas, improvisadas con tino y gracia en la Dirección Municipal de Educación de Diez de Octubre: «Nos encanta esta nueva escuela», coinciden varios. «Desde el lunes volvimos a clases», me informan otros. «Aquí hacemos todo, hasta la Educación Física, y nos traen el almuerzo todos los días», señala otro. «Ay, si tú ves, a mi casa se le cayó el techo», recuerda un niño de completo uniforme y sonrisa.

Llegamos por una iniciativa de la red de artistas de la Campaña Súmate por Una Vida sin Violencia, con todas las intenciones de entregar optimismo, y salimos nosotros premiados de futuro y paz, de confianza y alegría.

Pregunté, preguntona, mientras zafaba un cordón de emociones en mi garganta entre aquellas criaturas de luz y esperanza, tan parecidas a mis hijos, tan iguales en sus valores y sus energías. Suspiré tranquila porque la maestra de mis enanos seguramente haría lo mismo que la de aquella niña que me contó orgullosa: «ella fue a mi casa para saber de mí y dijo que ya iban a empezar las clases».

De boca en boca, rápido como un viento sin paciencia, se corrió la voz y los niños supieron que, a pesar de todo, había indicios de normalidad; que el tornado les quitó la escuela, pero nunca, jamás, su derecho a aprender, a educarse, a ser felices.

alt

alt

alt

alt

alt

Visto 987 veces Modificado por última vez en Martes, 26 Febrero 2019 10:39

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar