lunes, 24 junio 2019, 11:38
Sábado, 26 Enero 2019 08:58

El Herald-Venezuela: Periodismo sin vergüenza

Escrito por  Nicanor León Cotayo
Valora este artículo
(4 votos)

Una empleada del Departamento de Estado, Nora Gámez Torres, que se encubre bajo el rótulo de periodista de El Nuevo Herald, ha escrito su versión respecto a los acontecimientos que tienen lugar en Venezuela.


Su artículo se caracteriza por no citar fuentes concretas que avalen su historieta.

Abusa de los términos abstractos, por ejemplo: “fuente con conocimiento de las deliberaciones, funcionario de alto rango de la administración Trump, el funcionario dijo”, y otros por el estilo.

O sea, que la señora Gámez para justificar su salario no se respeta ni como supuesta profesional.

En ese contexto, sin inmutarse cita que el gobierno de Estados Unidos y con tono de chantaje, valora la posibilidad de incluir otra vez a Cuba en la lista de países mezclados con el terrorismo.

Ahora, por continuar respaldando al presidente constitucional de Venezuela, Nicolás Maduro Moros.

Gámez agregó que un importante funcionario de la administración Trump, este jueves dijo:

“Lo que están haciendo los cubanos en Venezuela es insólito e inaceptable, y Estados Unidos está evaluando opciones para responder a ese comportamiento”.

La columnista del Herald plantea también que el gobierno estadounidense sigue con atención los nexos entre ambos países y que recientemente amenazó a La Habana con más sanciones.

Además refiere que un grupo de países de la región no reconocen a Nicolás Maduro como presidente.

Claro, sin especificar que se trata de gobiernos alquilados por Washington.
Como es sabido, Estados Unidos avaló, este miércoles, a Juan Guaidó como “presidente interino”, aún cuando ese cargo no forma parte de la Constitución venezolana.

La periodista del Departamento de Estado se hizo eco de palabras de un funcionario, tampoco identificado cuando afirma:

“Estamos viendo que los cubanos están activamente ejecutando una estrategia para evitar que los generales le den su apoyo a Guaidó”.

“Lo único que está impidiendo que los mandos militares apoyen al presidente Guaidó es la vigilancia que están haciendo los cubanos”.

Como era de esperar esta señora altamente comprometida con la administración Trump, ignoró el rotundo apoyo brindado esta semana por una amplia representación de las Fuerzas Armadas Bolivarianas al presidente Maduro.

Ella con mucho entusiasmo reflejó la primera comparecencia de Juan Guaidò cuando al referirse a Cuba expresó que era el momento para que los cubanos se retiraran de Venezuela.

Pero no mencionó las contundentes muestras de apoyo al presidente Maduro en las calles venezolanas ni la masiva concentración frente al Palacio de Miraflores.

A su vez, muy complacida mostró algunas expresiones del senador ultraderechista de origen cubano, Marco Rubio quien afirmó: “Maduro ha comprado la lealtad de los militares, porque los cubanos los están espiando”.

De ahí que la señora Nora Gámez Torres sea solo una pequeña pieza de la conjura mediática que capitanea Washington.

Es imposible dejar de tener en cuenta que solo estamos en presencia de un nuevo capítulo sobre la maquinación urdida en la Casa Blanca, tras un collar de reveses, para ahogar en mentiras a la Revolución Bolivariana.

Así como que sus defensores sin renunciar ni una pulgada a los principios independentistas y de justicia social, están dispuestos como lo hacen ya, a custodiar la monumental obra de Simón Bolívar y Hugo Chávez.

Visto 876 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar