miércoles, 23 enero 2019, 04:47
Lunes, 14 Enero 2019 13:54

Yaimé y su entrenadora siguen entre discos mirando el futuro

Escrito por  Eyleen Ríos López
Valora este artículo
(1 Voto)

Enfrentarán una campaña larga, con Lima y Doha como puntos culminantes.

La discóbola Yaimé Pérez y su entrenadora Hilda Elisa Ramos todavía saborean la sensación de la elección como mejor atleta del 2018, un premio que comparten con similar orgullo porque ambas saben cuánto empeño pusieron para ello, pero ya es el 2019 su objetivo principal.


«Ese premio le ha dado más energías… está mucho más animada porque sabe que puede lograr mejores cosas», comentó Hilda Elisa a JIT tras una sesión de entrenamiento dedicada a saltar vallas como complemento a la preparación especial que ya comenzaron en el Estadio Panamericano.


«Los lanzadores tenemos que hacer de todo… y las vallas con ayudan con la coordinación», comenta la todavía recordista nacional (70,88 metros) y responsable de que en la temporada despedida su alumna consiguiera los primeros lugares en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, la Copa Continental de Ostrava y la final de la Liga del Diamante en Bruselas.


Yaimé, o “La Rusa”, como le conocen en el atletismo, participó en 12 competencias internacionales en el año que recién despedimos, y en todas consiguió premios: cinco primeros puestos y siete segundos.


Lograr una cantidad similar de asistencias vuelve a ser la meta este año, según adelantó la preparadora, pues en su opinión «mientras más compita mejor», sobre todo en un período que será largo con Juegos Panamericanos en agosto y Campeonato Mundial a finales de septiembre.


Pese a que su 2018 fue también extenso ya cumplió con la etapa de preparación general y muy pronto se mostrará en los controles evaluativos, además de que a mediados de febrero concursará en la Copa Aurelio Janet y en marzo la Copa Cuba.


En estos momentos sus días los dedica a la etapa de especial, aumenta el volumen del trabajo con técnica, sin dejar de “tocar” otros temas como la fuerza, resistencia y la mencionada coordinación, por solo nombrar algunos.


«Ahora el trabajo es con los discos más ligero, estamos haciendo más de 100 lanzamientos con el de un kilo y el de 0,75», dijo Hilda Elisa sobre una etapa que llegará hasta principios de febrero con estas características.


Yaimé tiene como récord personal 69,19 metros, y aunque no lo dice uno de sus sueños es superar la barrera de los 70, aunque en realidad en ocasiones es incluso más importante un primer lugar que el mismo registro.


Con ella y Denia Caballero, entrenada por Raúl Calderón, el disco es una de las especialidades en que Cuba se mantiene insertada en la élite mundial. Para la estrenada temporada nada debe cambiar, incluso se pudiera avivar la rivalidad entre ambas luego del muy discreto año que tuvo la segunda.


Hace cuatro años Denia brilló en todo su esplendor, fue campeona mundial y panamericana. Ahora se repiten ambos eventos, pero en manos de quién quedarán esos premios… Habrá que esperar todavía unos meses para conocer las respuestas.

 

Visto 183 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar