lunes, 18 junio 2018, 06:01
Miércoles, 25 Julio 2012 07:50

Sala museo Los Asaltantes: sitio para revisitar la historia

Escrito por  Yamicelys Cancio Sánchez, especial de la AIN para Cubasí
Valora este artículo
(0 votos)

Testigo de las acciones revolucionarias del 26 de Julio de 1953, cuando 25 jóvenes atacaron el cuartel Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo, la sala museo Los Asaltantes es un espacio de referencia para la historia de Cuba.

Testigo de las acciones revolucionarias del 26 de Julio de 1953, cuando 25 jóvenes atacaron el cuartel Carlos Manuel de Céspedes, de la ciudad de Bayamo, la sala museo Los Asaltantes es un espacio de referencia para la historia de Cuba.

Ubicado en el reparto San Juan, el recinto acogió a quienes intentaron tomar el fortín donde radicaba uno de los escuadrones de la guardia rural de la tiranía de Fulgencio Batista, para apoyar el ataque al Moncada, en Santiago de Cuba.

Otrora hospedaje Gran Casino, el local data del año 1950 y fue construido por una compañía de capitalización y ahorro de La Habana, con el financiamiento de Juan Manuel Martínez, quien luego, por dificultades económicas, decidió deshacerse del edificio.

Fue entonces cuando Juan Olazábal, hijo de crianza de Martínez, pintó en la fachada del inmueble el letrero «Se vende», el cual se mantiene exactamente como fue colocado.

 

 

La noche del 25 de julio de 1953 llegó al lugar Fidel Castro, quien se dirigía a Santiago de Cuba, y ultimó los detalles de los asaltos, los cuales debían ocurrir de forma simultánea.

Yelena López, especialista de Los Asaltantes, dijo a la AIN que cada año más de 31 mil personas, en su mayoría niños y jóvenes, visitan el sitio, donde hay cuatro salas expositivas y un memorial con los nombres de los participantes en el asalto a la fortaleza bayamesa.

Entre los artículos que atesora la pinacoteca, mencionó una maleta que sirvió para transportar las armas, un uniforme del Movimiento 26 de Julio, y un librero confeccionado por Renato Guitart, quien coordinó el alquiler del local para alojar a los revolucionarios.

 

 

Además -dijo- se exhibe la partitura original del Himno del 26 de Julio, creado por Agustín Díaz a petición de Fidel.

Pese al fracaso militar, los sucesos del Moncada y el Céspedes constituyeron victorias políticas y estratégicas que marcaron el inicio de una nueva etapa de lucha por la liberación definitiva de la Isla, y forjaron líderes con sólidas convicciones patrióticas, añadió López.

 

 

Actualmente, el inmueble es sometido a una restauración, como parte de las acciones de reanimación constructiva que se realizan en la segunda villa fundada en Cuba, la cual arribará a sus primeros 500 años en noviembre de 2013.

Con esa rica herencia, la sala Los Asaltantes, inaugurada como museo en 1982 y declarada Monumento Nacional en 2004, es un lugar donde pervive la historia de la Isla, y legitima la importancia de preservar las conquistas del proyecto social cubano.

Visto 1047 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar