sábado, 20 octubre 2018, 02:11
Domingo, 22 Julio 2012 05:49

¿Quién asesinó en Denver? Un modo de vida

Escrito por  Nicanor León Cotayo
Valora este artículo
(4 votos)

El principal culpable de este doloroso episodio no es el joven James Holmes, reside en su poderoso mundo económico, financiero, cinematográfico y propagandístico en general.

 

En horas de la madrugada del sábado último fueron asesinadas a tiros 12 personas y heridas 58 en una sala de cine de la ciudad estadounidense de Denver, estado de Colorado.

La masacre se produjo cuando las víctimas asistían a la exhibición  de la película The Dark Knight Rises (Caballero oscuro), parte de una serie de Batman a la que concurrieron muchas personas.

Un sobreviviente del tiroteo, James Wilburn, declaró al periódico Denver Post que un hombre vestido de negro y con una máscara, entró por una puerta de emergencia.

“Estaba vestido de negro, tenía una escopeta en la mano y un rifle en bandolera (…) además tenía un chaleco antibalas y una máscara antigas”, reveló.

También dijo que el homicida arrojó un tubo con ingredientes lacrimógenos, levantó la escopeta y empezó a disparar hacia el auditorio.

La policía detuvo al autor del hecho, nombrado James Holmes, un joven de 24 años de edad, de raza blanca y procedente del estado de Tennessee.

Lo capturaron al fondo del cine con tres armas, pues una cuarta estaba en el interior de la sala, momento en que confesó que su casa estaba “llena de explosivos”.

Allí los encontraron, al tiempo de señalar que el joven Holmes utilizó dos revólveres Glock calibre 40, y un fusil Smith and Wesson tipo AR-15, considerado de asalto, armas que compró sin dificultades en tiendas públicas.    

Un vocero del FBI, Jim Yocane, subrayó en rueda de prensa que no existen evidencias sobre una posible conexión terrorista.

El presidente Barack Obama estaba en la Florida realizando una gira electoral, desde allí calificó lo sucedido como “una tragedia nacional” y declaró cinco días de duelo.

La agencia EFE valoró lo acontecido en Denver como “la peor matanza desde que en 2007 fueron asesinados 33 estudiantes en la universidad Virginia Tech.

También recordó que el hecho de ahora tuvo lugar a 20 kilómetros de otra masacre, en el Instituto de Columbine, donde en 1999 mataron a 13 personas y después los autores se suicidaron.

En un documental vinculado a esa tragedia, el cineasta Michael Moore dijo que, al vivir consumidos por el miedo y la ignorancia originados por medios de difusión masiva, la única salida que encuentran muchos es poseer armas de todo tipo que cualquiera adquiere de manera natural en un supermercado.

Quien posiblemente con mayor claridad desnudó una de las principales causas de ese comercio de armas en Estados Unidos fue el presidente demócrata William Clinton.

El 18 de junio de 1996, durante su estancia en la ciudad alemana de Colonia denunció a la Asociación Nacional del Rifle por manejar a su antojo la actuación del Congreso, debido a las enormes cifras de dinero que destina a campañas electorales de muchos de sus legisladores.

Clinton hizo aquella declaración horas después de un acuerdo adoptado por la Cámara de Representantes de su país que disminuía en gran medida el control sobre las compras que podía hacer cualquier persona en una feria donde se vendiesen armas.

Esa votación, puntualizó el mandatario, se llevó a cabo por la madrugada “para que nadie se diera cuenta de que la Asociación Nacional del Rifle todavía sigue controlando el Congreso para su propio beneficio”.

Han transcurrido pocos días desde la más reciente matanza pública en Estados Unidos, hasta el momento el hecho ha sido tratado allí, como de costumbre, de manera aislada y anecdótica.

El principal culpable de este doloroso episodio no es el joven James Holmes, reside en su poderoso mundo económico, financiero, cinematográfico y propagandístico en general.

Visto 2580 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar