martes, 21 mayo 2019, 14:32
Jueves, 03 Enero 2019 06:50

Cuba: Fin de año, entre La Habana y Santiago

Escrito por  Yuris Nórido/ CubaSí
Cimafunk, uno de los artistas invitados al programa especial de Fin de año de la Banda Gigante Cimafunk, uno de los artistas invitados al programa especial de Fin de año de la Banda Gigante


Buena idea la de aprovechar el espectacular escenario de La Banda Gigante (el gran concurso de talentos del momento), el formato mismo del programa, para realizar la propuesta especial de fin de año de la Televisión Cubana.

Los que decidieron esperar el año frente al televisor (o con el televisor de fondo) tuvieron a su disposición una excelente selección de música (buena parte de los géneros del pentagrama nacional, a lo que se sumó algunas pinceladas de pop y música urbana), brillantes despliegues coreográficos (aunque en este aspecto hubo disímiles calidades), entrevistas sobre varios temas de la actualidad nacional (muy acertada la selección de los invitados)…

Pero lo más significativo en opinión de este cronista fue la decisión de “enlazar”, en el contexto de las celebraciones, a las dos mayores ciudades del país: La Habana y Santiago de Cuba.

El hermosísimo paisaje de la ciudad oriental acogió presentaciones de importantes artistas y agrupaciones, pero el televidente pudo acercarse también a elementos distintivos de su cultura.

Santiago merece reafirmar mucho más su pujanza y la fuerza de sus tradiciones en los medios de comunicación. Es el ámbito por excelencia de algunas de las más singulares expresiones de nuestro acervo.

Y junto a Santiago, La Habana, capital de todos los cubanos, que este año celebrará su aniversario 500. La Banda Gigante de Fiesta, el programa especial de esta oportunidad, ha sabido sacarles buen partido, sin necesidad de repetir la fórmula de casi siempre: esa sucesión de orquestas y humoristas (habría que decir, en muchos casos, “humoristas”) con la que se ha “resuelto” tantas veces estas programaciones especiales.

Algunos han notado (y tienen razón) ciertos problemas de continuidad, que pusieron en crisis la ilusión de que era un programa en vivo (por ejemplo, el mismo artista no puede estar casi al mismo tiempo en dos lugares, y eso pasó con el cantante Ramón); pero primó el buen gusto y eso siempre hay que agradecerlo.

Modificado por última vez en Viernes, 04 Enero 2019 11:11

Comentarios  

 
#3 Pipio 11-01-2019 16:05
No creo que haya sido el programa de fin de año esperado por los cubanos. El 31 de diciembre es un día de fiesta, de celebración, de música y a mi entender, las entrevistas que hicieron estarían mejor para otro programa en otra fecha, no para el 31/12 en la noche. Y el humor si debería estar presente en esos programas, los cubanos que deciden esperar el fin de año frente al televisor, necesitan divertirse, oir buena música, sentir la alegría propia de esa fecha. Muchos recuerdan los programas Sabadazo de fines de año en la década de los 90 y los catalogan como los mejores que se han hecho, por la actuación de los humoristas y la presentación de las mejores orquestas y músicos cubanos en un programa de varias horas de duración.
 
 
#2 carlos 03-01-2019 20:05
la verdad fue un buen programa, para mi enturbiado por el publico de plastico que pusieron en cada locacion, las mismas caras de niños y niñas lindos bien vestidos, sin ritmo ni sabor, con copas y cocteles a la usanza del mejor publico de buen poder adquisitivo que llena nuestros espacios nocturnos, no habia en algun lugar una señal del cubano de a pie divirtiendose o era un reflejo de lo que realmente ocurre en esos sitios de alto precio, si ese fue el objetivo entonces ..logrado.. no se como al periodista se le escapó este detalle
 
 
#1 Ciro 03-01-2019 11:32
Mi felicitación para los productores del programa. Estamos acostumbrados a criticar lo mal hecho, muchas veces con razón. Pero en este caso, cabe reverenciar tan excelente esfuerzo, en un programa que a pesar de su extensión, no cansó nunca y puso a bailar a más de uno con lo mejor y más novedoso de la buena música cubana. Muchas gracias a RTV Comercial y a la TV cubana en general. Un detalle: deberían repetir el programa "Santiago en luces" (o algo así) que se trasmitió el 31 a las 7:30 pm por el CE2. Digno de volverse a ver ese espectáculo pirotécnico y de fuegos artificiales nunca visto en Cuba.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar